DALLAS MAVERICKS

Curry, a los Mavs de Doncic: "Hicieron un mal negocio en verano"

Tras la victoria de Philadelphia frente a Dallas, Seth Curry se pronunció sobre su salida de Texas y se mostró crítico con su antiguo equipo.

Seth Curry se encuentra en un estado de forma excepcional. Promedia el mayor número de puntos de su carrera (13) e iguala el mejor registro de asistencias (2,7). Todo ello, con unos porcentajes de tiro al alcance de muy pocos. En lanzamientos de dos se encuentra en un 49,6% de acierto, desde el triple en un 46,8% y, desde la línea de tiros libres, en un 93,8%. Su puntería es de tal magnitud que, hasta mediados de febrero, se encontraba en un 50%-50%-100%, algo que, al término de una temporada, jamás se ha logrado en la historia. Su gran capacidad desde el perímetro ha encajado como anillo al dedo (el mismo que persiguen) en Philadelphia, una franquicia que, con Ben Simmons y Joel Embiid como principales espadas, dominaba el juego interior pero andaba coja desde la larga distancia. Su llegada, junto a la de otros especialistas como Danny Green, ha propulsado al equipo dirigido por Doc Rivers hasta la primera posición del Este, donde empata en victorias (22) con los Nets del big-three.

En Philadeplhia, la campaña está siendo tan satisfactoria que su general manager, Daryl Morey, ha llegado a asegurar que, al finalizar la temporada, todo lo que no sea lograr el campeonato será un fracaso. "Nosotros, definitivamente, tenemos la ocasión de ganar y vamos a seguir trabajando duro para ello. Tenemos una muy buena oportunidad ", declaró a principios de mes. Morey, que llegó a la franquicia este mismo curso, fue el encargado de reformar un equipo que, en muchos momentos, se encontró al borde de una reconstrucción total. Seth Curry fue una de las piezas que decidió incorporar. En la operación, envió a los Mavericks a Josh Richardson y una futura ronda del Draft. Una transacción que, de momento, no parece estar dando mal rendimiento. 

Tras la victoria de Philadelphia frente a Dallas (111-97), el pequeño de los Curry se pronunció sobre todo lo ocurrido en el pasado mercado. Después de firmar 15 puntos, 3 asistencias y 3 rebotes, sacó pecho y mandó un mensaje claro a su exequipo: "No tengo nada personal contra Rick (Carlise) ni nadie de Dallas, les respeto mucho a todos y pasé buenos momentos allí, pero me parece evidente que se equivocaron al decidir traspasarme. Fue una mala jugada a nivel comercial y deportivo. Es algo que pasa constantemente", declaró ante los medios. Con su llegada a Pensilvania, con un contrato al que aún le quedan tres años de vigencia y 24,4 millones de dólares por percibir, Seth cerró su segunda etapa en los Mavs. En la primera, también de un año, logró números muy similares a los de la temporada pasada (y actuales); pero, de igual forma, terminó haciendo las maletas para recalar en Portland.

Lo cierto es que, a estas alturas, en Dallas le echan de menos. A pesar de que Richardson, todo sea dicho, se encuentra en registros similares a los suyos: 12,9 puntos, 3,3 rebotes y 2,5 asistencias, aunque con peores porcentajes. Desde la línea de tres, la diferencia más notable, se sitúa en un 30,1% (el peor de su carrera). Aún es pronto para sacar conclusiones. Sin ir más lejos, antes de dicha derrota, el conjunto de Luka Doncic sólo había sumado otra más en los últimos siete partidos. Después de un arranque de temporada espantoso, la franquicia de Donnie Nelson parece recuperarse, estando ya en posiciones de play-in, pero la fluidez ofensiva, de momento, no es la misma. El curso anterior, la franquicia consiguió no solamente ser el mejor ataque de la liga, sino que también el más peligroso de la historia. Este año, en cambio, se sitúa en la duodécima posición en rating ofensivo. Y, ahí, Curry tiene mucho que ver.