COPA DEL REY

Una Copa inédita

La gran fiesta del baloncesto español no tendrá, por primera vez, aficionados. Tenerife y Burgos abren el torneo a las 18:30 horas. A las 21:30, Madrid-Valencia.

Una Copa inédita
JUAN PELEGRIN

El WiZink Center de Madrid acoge desde hoy y hasta el domingo la Copa que nadie soñó. Un torneo inédito, sin público en las gradas que aleja a la competición de lo que ha sido en las últimas cuatro décadas, la gran fiesta del baloncesto español. O mejor, la gran fiesta del baloncesto europeo. Sin seguidores, sin sus cánticos y su pasión, sin su colorido, nos queda el juego, los equipos y la competitividad. Y nos queda ­Movistar+ para no perderse detalle (todos los partidos en #Vamos). No es lo mismo, pero merecerá la pena seguirlo.

La Copa de la nueva normalidad será posiblemente también, pese a las ataduras actuales, la mejor del Viejo Continente. Y llega con cambios en lo deportivo respecto a ediciones anteriores. Quizá por primera vez desde que la era Laso se inaugurase con trofeo en el Sant Jordi, el Real Madrid, vigente campeón y líder de la Liga, no es el principal candidato al título. Eso sí, de ahí a asegurar que va de tapado hay un trecho. "En los momentos difíciles siempre damos el máximo", recuerda Causeur. Lo sabemos, sí; pero ahora todos los dedos señalan al Barça, y a Mirotic como posible MVP. Y si no a Calathes o a ­Higgins. Aunque ojo al TD Systems Baskonia, que en un curso de vaivenes viene en pico ascendente con una plantilla física y lista para los días grandes pese a que ninguno de sus jugadores haya ganado jamás la Copa. Bailan al son de Henry y Vildoza mientras que Polonara añade ardor guerrero al grupo, lo hace más fuerte. Y atentos a un Valencia en racha de 12 triunfos en la ACB, que ha aprendido a pelear de tú a tú contra todos fuera de España.

Los cuatro de la Euroliga son los favoritos, un potencial refrendado con datos, ya que en la Liga solo han caído en duelos directos entre ellos desde que el equipo taronja tropezara en casa con el Tenerife el 22 de noviembre. En esos dos meses y medio, los de Ponsarnau no han vuelto a perder, los blancos solo han cedido frente al Barça, los azulgrana contra el Valencia, y el Baskonia ante el Madrid y el equipo taronja. Los potentados de esta ACB, no hay debate; sin embargo, no son los únicos aspirantes a la gloria en el torneo del KO. De hecho, la cita se abre esta tarde (18:30 horas) con un emotivo cara a cara entre los dos últimos campeones intercontinentales de la FIBA: Lenovo Tenerife-Hereda San Pablo Burgos.

En segundo turno, a las 21:30, plato fuerte, un Madrid-Valencia con caché de final, la de 2017, por ejemplo. El Unicaja, por su parte, llega celebrando una victoria, la primera con Katsikaris en el banquillo, tras encadenar 13 derrotas en 14 partidos. Nunca se sabe, como con el Joventut, que tras tocar fondo a principios de 2018 mantiene una línea ascendente, que pica hacia arriba en la pista y en los despachos.

Muchos muros que derribar, el principal, el que han levantado los dos gigantes. Desde 2009 solo ellos han lucido el trofeo, seis veces el Real y cinco el Barça. La Copa se ha vuelto clásica, nunca lo fue, aunque la edición de este año se presenta sin catalogar. Que el coronavirus la respete, porque recuerden, si hay cualquier brote una vez alzado el telón, el equipo afectado ­quedará fuera de la carrera por el título.