LOS ANGELES LAKERS

Marc Gasol: "Me siguen poniendo, alguna cosa haré bien"

El pívot español hace balance de sus primeros meses en los Lakers, donde lidera la NBA de manera inapelable junto a LeBron James y Anthony Davis.

Marc Gasol: "Me siguen poniendo, alguna cosa haré bien"
ETIENNE LAURENT EFE

Marc Gasol ha caído de pie en los Lakers. Nada más llegar a Los Ángeles, recibió el beneplácito más importante, el del rey: "Ve las jugadas antes de que sucedan", declaró por aquel entonces LeBron. Posteriormente, y en más de una ocasión, el segundo espada del equipo, Anthony Davis, también se ha deshecho en halagos hacia el jugador catalán: "Estoy aprendiendo mucho de Marc Gasol", llegó a decir. Lo habíamos escuchado de muchas bocas, pero aún no de la suya. Ahora ya sí: "Han sido unos dos primeros meses muy buenos. Somos un gran grupo con una mentalidad apropiada, liderazgo, buenos entrenadores...", declaró Marc tras la victoria de la franquicia angelina frente a los Chicago Bulls (90-101). La decimotercera de la temporada. La novena, de nueve, lejos del Staples Center. 

El equipo dirigido por Frank Vogel no tiene freno. Como mínimo, nadie se lo sabe encontrar. Es, con diferencia, el conjunto que aporta más fiabilidad en sus victorias: no sufren y, si lo hacen, da la sensación de que igualmente lo tienen todo controlado. Si se cayera en el falso mito de que hay equipos, o jugadores, que ganan cuando quieren, este sería uno de ellos. Para Marc, el trabajo en pista propia es la lanzadera hacia los triunfos: "Podemos jugar, solamente, con lo que la defensa nos aporta y tratar de sacar ventaja a partir de ahí, generar espacios para que LeBron y Anthony Davis puedan crear. No sabemos cómo vamos a terminar los ataques. A veces es con triples, pero el gran objetivo es atacar la pintura. Una vez llegas ahí tomas decisiones y ves si alguien está abierto, o alguien está atacando el aro, posteando o de dónde viene la ayuda", explica. 

A estas alturas de la temporada, los Lakers son el equipo con mejor rating defensivo (103,7) de la liga, el que permite menos intentos de tiro, el que concede menos rebotes y el que tiene un mayor margen en sus victorias. No son sólo sensaciones. En todo ello, Marc aporta, y mucho. Y no solamente en el análisis cualitativo, que es evidente y se ha repetido hasta la saciedad. Porque sí, es uno de los jugadores más inteligentes de la competición, de los que necesita menos para generar más y de los que abrazan a todo el equipo con su núcleo de acción; pero todo ello también se refleja en las estadísticas, si se escarba un poco más de lo habitual.

Está siendo su peor temporada en cuanto a puntos (4,1), asistencias (1,9) y rebotes (4,6). Un clavo ardiendo para la crítica, algo superficial para el propio jugador, que se lo toma con humor: "Me siguen poniendo en el campo, así que algunas cosas haré bien", comenta con gracia. Sólo es necesario desempañar un poco los cristales para ver cuáles son esas cosas. Con 6,9 está siendo su segunda mejor temporada en cuanto a más-menos, siendo rara avis los partidos que termina con lo segundo. Así mismo, es el segundo jugador de la franquicia, con más de 100 minutos disputados, en cuanto a rating defensivo (100), solamente por detrás de Davis, con quien encaja como puzle para niños. "Espero que mi modo de juego le ayude un poco", comentó tras el mismo partido frente a los Bulls, el de la redención de Anthony (37+6+3) después de varios encuentros, a su propio parecer, insuficientes. "Tenemos que continuar dándole el balón donde lo necesita. Todo lo especial que es en ataque lo es en defensa, eso es lo que le hace ser uno entre muchos", explica Marc. El respeto es recíproco. 

Continuando con los números, para los más reticentes de lo visual, Marc es el quinto jugador de los Lakers con más responsabilidad defensiva en las victorias (0,7 defensive win shares) y el séptimo cuando hablamos de la ofensiva (0,2); con él en pista, el rating ofensivo del equipo aumenta once puntos. Números y más números individuales que, cuando se ponen en común, sólo mejoran: la pareja Marc - LeBron destaca desde el inicio de la temporada, cuando ya se estableció como la más eficiente de la liga. "El equipo es muy profundo, tiene mucho banquillo, tamaño. Es muy fácil jugar al baloncesto aquí", asegura Marc. "Es muy fácil jugar al baloncesto contigo", asegurarían, seguramente, los LeBron, Davis o Harrel. Como anillo al dedo.