NBA | NUGGETS 119 - THUNDER 101

Los Nuggets se dan un respiro

Los de Michael Malone se imponen sin problemas después de otro mal primer cuarto. Jokic jugó a sus anchas para un equipo que vuelve a ponerse en el 50% de victorias.

Los Nuggets se dan un respiro
MATTHEW STOCKMAN AFP

La temporada no está siendo fácil para Denver Nuggets, con poco descanso después de su heroico despliegue en los playoffs de la burbuja, donde jugaron la tercera final de Conferencia de su historia (tres derrotas contra los Lakers) después de remontar dos veces un 3-1 (nadie lo había hecho en el mismo año) en las dos rondas anteriores (Jazz y Clippers). El equipo se está reajustando sin jugadores que tenían un papel bien conocido (Plumlee, Craig) o directamente muy importante (Jerami Grant). Por ahora ha retrocedido en defensa (su gran caballo de batalla) y hay una discrepancia absoluta entre los números de las estrellas (algo irregular Jamal Murray, deslumbrante Nikola Jokic) y los de los secundarios. Peor de lo esperado Gary Harris y Will Barton, con muchos kilómetros en las piernas Paul Millsap, con tramos negativos el banquillo y frenado por un positivo Michael Porter Jr, la posible estrella en cuyo estirón han puesto mucha fe en Denver.

Total, que después de ventilar a los Thunder (119-101) los Nuggets han regresado al 50% (7-7 ahora): mucho peor de lo previsto y fuera de la zona de playoffs (aunque en la nueva zona de play in). El Oeste es duro y las irregularidades de una temporada extraña (el COVID, la pretemporada corta, la ausencia de público…) hacen que prácticamente todos los equipos ganen y pierdan casi sin parar y muchas veces sin (aparente) lógica. Con todo, 7-7 en catorce partidos es un ritmo muy pobre para lo que esperaban estos Nuggets, que abatieron entre el segundo y el tercer cuarto (66-43 total) a unos Thunder que quedan en un sorprendente 6-7. Sorprendente porque ya ni siquiera está Chris Paul y el equipo es un absoluto compromiso con el futuro. Pero también porque muchas victorias están llegando en finales apretados (4-3 para ellos en esas circunstancias), una competitividad altísima para un equipo con el penúltimo peor ataque de la NBA y el antepenúltimo peor net rating.

Los Nuggets, antes de embarcarse en una complicada gira de cinco partidos, flirtearon con el desastre en el primer cuarto (31-31), donde otra vez defendieron muy poco y volvieron a airear uno de sus males habituales, la falta de concentración del quinteto titular. Después hicieron lo suficiente, en parte por la buena producción desde el banquillo de la rotación exterior: 15 puntos y 5 asistencias de Monte Morris, 11 de PJ Dozier y un par de pases de fantasía de Facundo Campazzo, que acabó con 3 puntos (1/6 en tiros) y una asistencia en 19 minutos.

Nikola Jokic jugó a sus anchas ante un equipo muy pobre por dentro (y sin Al Horford): 27 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias en apenas 21 minutos. Un día de baño y masaje para el pívot, poco acompañado esta vez por Murray (5 puntos, 4 asistencias, 2/10 en tiros) con buenos números de Harris, Millsap y sobre todo Barton (37 puntos y 8 triples entre los tres). No hubo demasiada resistencia enfrente por parte de unos Thunder liderados por su pareja de ataque/defensa, Shai Gilgeous-Alexander (14 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias) y el cada vez más completo Lu Dort (20 puntos, 5 rebotes).