NBA

Kevin Durant: "Es muy duro tener que volver a aprender a caminar"

"No puedes hacer nada, te tienen que ayudar para todo, tienes que usar una scooter...". Kevin Durant se emociona recordando los meses de recuperación de su gravísima lesión.

El 10 de junio de 2019, hace casi un año y medio, Kevin Durant jugó su último partido NBA. Fue en el quinto de unas Finales malditas para los Warriors. Los de la Bahía apenas pudieron contar con Durant, que forzó en ese quinto partido y convirtió una lesión no tan grave en una fractura del tendón de Aquiles. Y se quedaron en el sexto, cuando intentaban una remontada heroica (y parecían capaces de lograrla) sin Klay Thompson, que tampoco ha vuelto a jugar desde entonces: a la lesión de rodilla que le dejó sin jugar la pasada temporada acaba de sumar la misma que Durant, la temible fractura del tendón de Aquiles.

Será la segunda temporada consecutiva en blanco para Klay. Durant, por su parte, dejó los Warriors y firmó con Brooklyn Nets (4 años y 164 millones) a la vez que Kyrie Irving. La pasada temporada no contó para el súper proyecto de los Nets: Durant se la pasó en blanco rehabilitándose y Kyrie solo jugó 20 partidos. Ninguna de las dos megaestrellas estuvo en la bubuja de Florida, donde unos Nets de supervivencia cayeron en primera ronda de playoffs ante los Raptors (4-0).

Ahora Durant ultima su regreso, una de las grandes noticias de la inminente nueva temporada en la NBA. El alero, uno de los mejores jugadores de la historia, podría debutar con su nuevo equipo el 13 de diciembre, en el primer amistoso de pretemporada de los Nets, que se medirán a los Wizars. Precisamente la franquicia de Washington DC, la ciudad natal de KD. El 22 de diciembre arranca la Regular Season y en Navidad, en la señalada jornada del 25-D, los Nets se medirán a los Celtics. Durant asume que no estará al 100 por 100 en los primeros partidos que dispute: “Tengo que ver cómo me siento en la situación de un partido real de la NBA. He trabajado todo lo duro que he podido. Llevo catorce años en la NBA ya, así que incluso sin esta lesión, no arrancaría al 100 por 100. Pero me siento bien”. También se refirió de forma positiva a su primer entrenamiento, ayer, una jornada de apertura de los training camps marcada por la limitaciones impuestas por la pandemia: “Me sentí bien en la pista. Simplemente voy día a día, me lo estoy tomando así”.

Durant se mostró muy emocionado cuando habló de los terribles meses que ha pasado recuperándose de una de los peores percances que puede sufrir un jugador: “Había tenido lesiones y pasos por el quirófano antes. Pero nunca había pasado por un período de recuperación de más de tres meses. Con esta lesión en el tendón de Aquiles, esos tres meses eran solo la primera fase de la recuperación. Ha sido algo nuevo para mí, sin duda. Nunca había experimentado nada ni remotamente parecido. Tener que aprender a caminar otra vez, no poder andar y necesitar ayuda para cualquier cosa que quieras hacer durante tres o cuatro meses… fue muy duro. Con esta lesión, los primeros días de recuperación duran tres meses. No puedes caminar ni correr, tenía que usar una scooter. La gente no valora realmente lo que significa eso, y tener que aprender otra vez a caminar, saltar, correr… La gente no se da cuenta de que el tendón de Aquiles es uno de los ligamentos más fuertes del cuerpo pero una vez que se rompe… lo tienes que rehacer”.

Eso sí, dejó claro que cuando juegue lo hará sin pensar en la lesión: “No puedo centrarme en eso, solo en jugar sin preocupación. Algunas veces tiendes a centrarte en no lesionarte, y generalmente sales a jugar y te lesionas. Así que saldré a jugar con todo y asumiré las consecuencias”. Steve Nash, su nuevo entrenador, sabe que tendrá que ir con cuidado con él y con un Kyrie Irving que pasó en marzo por el quirófano por un problema en un hombro: “Ha sido un parón muy largo para los dos, pero en particular para Kevin, que viene de una de las lesiones más duras que puede sufrir un jugador de baloncesto. Tenemos que tener cautela con él y la adaptación que va a necesitar en su regreso. Él ha hecho todo lo que se puede hacer para estar en condiciones. Tal vez hasta tengamos que protegerlo nosotros de él mismo porque la pasión y la felicidad que le pone a este deporte”.

Durant, por último, habló de los insistentes rumores que indican que James Harden quieren sumarse al megaproyecto de los Nets: “No sé de dónde salen las historias de que James Harden y yo habíamos hablado de jugar juntos durante un entrenamiento. No lo entiendo. James es mi amigo, pero yo me centro en mi preparación y dejo esos movimientos a nuestros ejecutivos. He escuchado todo lo que se ha dicho, he notado que ha habido mucho ruido y que se ha dicho que él quiere venir a los Nets. Todo el mundo puede inventarse una historia para darse bombo. Pero nada está hecho hasta que no está rubricado”.