BARCELONA

Jock Landale podría estar de nuevo en la órbita del Barça

El pívot australiano, tras no tener casi opciones de ir a la NBA, ha recibido una oferta de un club de su país. Tiene hasta el domingo para responder.

El pívot internacional australiano Jock Landale (25 años y 2,11 metros), que en su momento pareció ser objetivo del Barça y que se desestimó cuando el jugador dejó el Zalgiris porque su primer objetivo era la NBA, podría estar otra vez en la órbita azulgrana.

Landale renunció en ese momento al año de contrato que le restaba en Kaunas y el posible interés de equipos como Houston Rockets o San Antonio Spurs hizo que intentara, por tercera vez en el mercado de agentes libres, jugar en la NBA.

Con Sarunas Jasikievicius en el banquillo del Zalgiris y en 21 minutos de media, Landale anotó 11 puntos (64,6% en dos y 30,2% en tres), 4,4 rebotes y 1 asistencia para 10,4 de valoración en la temporada de su debut en la Euroliga.

En su momento, oficialmente, no hubo negociaciones, pero el jugador no ocultó su deseo de jugar para Jasikevicius. "Creo que es un entrenador increíble y me habría tomado muy en serio una oferta del Barcelona. Después de todo, sería difícil decir que no a esa oportunidad", dijo.

"Saras me ayudó mucho, especialmente en la que era mi primera temporada en la Euroliga. Pero lamento que no haya podido demostrar todo mi potencial", remarcó entonces

Tras la marcha de Ante Tomic, el Barça se quedó sin un cinco nato. Saras no quiso realizar ningún fichaje y Nikola Mirotic, máximo anotador azulgrana, es también su máximo reboteador (6,7 capturas de media), pero su desgaste está siendo muy alto y puede pasarle factura.

Pago al Zalgiris y salario

Es cierto que la stuación económica del club azulgrana no es la más boyante. Aún así y si bien debería pagar 300.000 euros a Zalgiris, el salario del jugador es de nivel medio.

Landale se encuentra en estos momentos en Melbourne, su ciudad natal donde hoy se ha desvelado una oferta del Melbourne United, a la que debe responder a final de esta semana.

Landale llegó a Melbourne y se vinculó con United, entrenando con la plantilla mientras esperaba decidir su futuro. Con pocas opciones de ir a la NBA y tras trabajar en el equipo provocó que se le presentara la oferta. El club australiano indica que allí es el mejor lugar para que se prepare para los Juegos Olímpicos de Tokio, los primeros de su carrera.