NBA | DRAFT 2021

¿Y ahora qué? Los jugadores que vendrán en el Draft NBA 2021

Después de la elección de Anthony Edwards como número 1 del 2020, nuevos talentos se unirán a la pelea por ser el rey de un Draft de la NBA ya en 2021.

Una vez ha pasado el Draft 2020, momento de centrarse en la nueva temporada de la NBA. Pero, de reojo, siempre con el Draft 2021 en mente. El mercado de fichajes del próximo verano va a ser explosivo ante la posibilidad de que gente tan importante como LeBron James, Kawhi Leonard o Giannis Antetokounmpo sea agente libre; la camada de jóvenes que puede completar las plantillas en ese momento, en esa línea.

La próxima generación de talentos que se integre en la NBA debería, según los primeros análisis, ser superior a la recién elegida. Sobre ella se centran ya ojeadores y directivos tanto de dentro como de fuera de la liga norteamericana. 

En unos tiempos tan convulsos como éstos, pandemia entre medias, no podían faltar unas dosis de incertidumbre en la búsqueda de nuevos jugadores que maravillen. ¿Por qué? La razón se llama Ignite. Es el nuevo equipo propuesto por la propia NBA para la G-League, su competición de desarrollo. Con este proyecto se busca luchar contra la NCAA, el programa de baloncesto universitario del que salen la mayoría de jugadores de la NBA. La liga profesional ofrece a chicos con muchas posibilidades de llegar a competir en ella la posibilidad de cobrar por su trabajo durante el periodo que estén en la liga de desarrollo, donde se enfrentarán ya a competencia profesional y en la que están rodeados de otros de su calibre. El experimento se pone en marcha este año pro primera vez y lo capitanea Brian Shaw, todo un campeón de la NBA. Es perentorio estar atentos a lo que en él ocurra, ya que los fichajes con los que han llenado la plantilla son, en gran medida, los favoritos al número uno de la próxima edición. Jalen Green, Jonathan Kuminga, Isaiah Todd, Daishen Nix, Princepal Singh y Kai Sotto son los jóvenes, que además están respaldados por veteranos -que les acompañarán- como Amir Johnson, Bobby Brown, Reggie Hearn. Los dos focos principales están en Green y Kuminga: Green es un escolta de 1,98 metros con buen manejo del balón al que los expertos colocan fácilmente en la segunda posición de cara a la elección; Kuminga es un alero de la República Democrática del Congo que mide 2,07 metros y ha estado entrenando este verano con Michael Beasley en el intento de éste de jugar en la burbuja de Florida. Todd y Nix están más abajo en las predicciones. Los que menos garantías ofrecen son los no estadounidenses: Singh será el primer indio salido de la academia global de la NBA que pise la G-League; Sotto llega tras rifárselo las universidades de más prestigio y algunas canteras europeas como las del Madrid, Barcelona, Baskonia o Estudiantes. 

Fuera de ese universo hay más candidatos que, en su caso, sí procederían de la NCAA. El indiscutible candidato a ser el número 1 es, por el momento, Cade Cunningham. "Las comparaciones con Luka Doncic se acercan", dice Jonathan Wasserman en Bleacher Report sobre su futuro inmediato. Es un jugador alto pero muy potente para jugar de base o de escolta, según convenga, por lo que con su físico marca diferencias. Es uno de los que rechazó ir a la G-League con los demás favoritos. Le veremos en el torneo universitario con los Cowboys de Oklahoma State. 

Otros nombres de la NCAA que apuntan al top-10 son Evan Mobley (USC), Jalen Johnson (Duke), Jalen Suggs (Gonzaga), Ziaire Williams (Stanford) y dos de la Kentucky de John Calipari, Terrence Clarke y B.J. Boston.

En el concierto internacional destaca Usman Garuba, pívot del Real Madrid, como cabeza de la nueva generación. Se le sitúa también entre los diez o quince primeros en las estimaciones, pero él cuenta con una ventaja importante: la exposición que va a tener en el club blanco, con el que juega la Liga Endesa y la Turkish Airlines EuroLeague todas las semanas. Laso le está dando confianza en un juego interior que se quería reforzar el pasado verano y eso le puede ayudar a mejorar, sobre todo el lanzamiento exterior sabiendo que por estatura (2,03 metros) no es por lo que va a destacar. Al ser nacido en 2002 el del próximo año será la primera oportunidad para presentarse, por lo que el camino es largo para él. Del Draft 2020 se retiró otro madridista, Carlos Alocén, con la esperanza de tener más posibilidades en el futuro, y su caso está todavía más en lo que haga a lo largo de la campaña porque no está entre los favoritos de los ojeadores (en el Zaragoza se fijaban más en Vit Krejci, escogido ya por los Thunder, que en él). Y otro que pasó por esa casa y está en Ostende, el senegalés Amar Sylla, también aspira a entrar en puestos importantes. 

Tres conocidos fuera de EE.UU. a los que veremos en la NCAA aderezan el plantel. N'Faly Dante, pívot de Bamako (Malí) que está en el programa de Oregón; Derrick Alston II, hijo del jugador de Madrid, Barcelona, Valencia o Lleida y que ahora entrena al afiliado de los Knicks en la G-League; Franz Wagner, berlinés en Míchigan y hermano de Moritz, jugador de los Wizards.

En las ligas europeas destacan el serbio Filip Petrusev, que abandonó Gonzaga para intentar destacar en el Mega, Rokas Jokubaitis, lituano mecido en los brazos del Zalgiris, Ariel Hukporti, un alemán de ascendencia togolesa que juega en el Nevezis... Ellos deberían entrar en la selección final según NBA Draft. Pero hay más nombres no-USA a apuntar, no sólo en Europa sino en todo el globo: Roko Prkacin, croata e hijo del conocido Nikola; Makur Maker, multiétnico primo de Thon; Mojave King, neozelandés que apunta muy alto; Oscar Tshiebwe, de Congo pero jugando para West Virginia; Yves Pons, un fuerte ala-pívot francés; Biram Faye, que se forma en el Girona de Marc Gasol; Khalifa Diop, destacado en el tenebroso inicio de temporada del Gran Canaria; Ibou Badji, canterano del Barça que llego a poner ocho tapones en un partido con el filial...