BROOKLYN NETS

Reunión de los Suns en Brooklyn para arropar el estreno de Nash

Steve Nash tendrá como asistentes a Ime Udoka y Mike D'Antoni. Éste último era su entrenador cuando jugaba en Phoenix. Amar'e, también en el 'staff'.

Steve Nash y Mike D'Antoni
D. Clarke Evans GETTY IMAGES

Cuerpo técnico de lujo el que está componiendo Brooklyn Nets para la próxima temporada. Esto hace subir más la expectación de un proyecto que, ya sin sus lesiones, espera contar con Kevin Durant y Kyrie Irving a un alto nivel para dar pelea en la Conferencia Este. Será, después de lo acontecido la temporada pasada, el estreno de Steve Nash como entrenador-jefe de un equipo de la NBA e irá acompañado por algunos de los mejores. 

Como ha avanzado Adrian Wojnarowski (ESPN), Ime Udoka y Mike D'Antoni serán parte el banquillo de los Nets la temporada que viene. Los dos han sido de los técnicos más activos en la búsqueda de un puesto como principal para la 2020/21, pero se han tenido que conformar con esta oportunidad. Los dos optaban, por ejemplo, al trabajo en los 76ers, arrebatado por un 'Doc' Rivers sorprendentemente despedido por los Clippers. Udoka era ayudante de Brett Brown allí después de sus siete años bajo el paraguas de Gregg Popovich en San Antonio y D'Antoni se marchó de los Rockets después de acabar su trabajo en la burbuja de Florida. Los dos serán subalternos de Jacque Vaughn, que será el asistente principal de Nash (y descenderá a segundo tras ser el interino desde que Kenny Atkinson cesó como responsable) y el que más cobre de toda la NBA en ese puesto. 

Años después cambian los roles para D'Antoni y Nash. En los Suns de principios de siglo, en aquel equipo conocido por su eléctrico juego, sus ataques de menos de diez segundos y con el que el base canadiense ganó dos MVPs pese a no poder conquistar el título, Nash actuaba a las órdenes de D'Antoni, con el que hizo una pareja que todavía se recuerda. Ahora será al revés. Pero ahí no acaba la cosa. Amar'e Stoudemire, según informó Shams Charania (The Athletic), también formará parte del equipo técnico como asistente -aunque puede que en funciones relacionadas con el desarrollo de los jugadores y no en primera línea de banquillo- tras retirarse definitivamente de su actividad como jugador. 

Es el estreno de uno de los mejores de la historia en la posición de base, desde la que se debe dirigir un equipo, en un banquillo. Brooklyn apuesta fuerte por arropar a Nash, que ya recibió el OK de sus dos megaestrellas como nuevo líder del proyecto deportivo, con gente de su entera confianza.

RELACIONADO | La oportunidad de oro de Steve Nash en Brooklyn