RETABET BILBAO BASKET

El Bilbao se siente perjudicado por las suspensiones por el virus

Ha tenido que aplazar los partidos ante el Madrid (positivo de Causeur) y Andorra (Navarro) "Me gustaría pensar que no hay que replantearse la Liga", señala Mumbrú.

El Bilbao se siente perjudicado por las suspensiones por el virus
ACB MEDIA

El Bilbao Basket es el equipo con menos partidos en ACB. Cinco lleva, cuando algunos suman ocho. Entre el célebre 'descansa' y las suspensiones de las citas contra Madrid y Andorra por positivos a última hora de jugadores ajenos, no acaba de coger ritmo. En el Madrid fue por Causeur y en el Andorra, por el técnico, Navarro.Así que el club vizcaíno es un damnificado por este baile. "El equipo se siente perjudicado porque llevamos tres partidos menos que algunos, no acabamos de coger la regularidad que quisiéramos. No sería bueno quejarnos, hay que intentar estar lo mejor posible", expone Mumbrú. La cita contra los del Principado, de la jornada octava, ha quedado emplazada en el 12 de noviembre a las 20:30 horas. Y la visita del UCAM Murcia, prevista para el sábado 14, pasa al domingo 15 a las 17:00 horas.

Los 'hombres de negro' llevan más de dos semanas sin competir. Bueno, lo han hecho en la Champions, el martes. Este goteo de suspensiones ponen a la ACB poco a poco en jaque. "Me gustaría pensar que no hay que replantearse la Liga, pero está claro que nos está perjudicando, llevamos menos partidos que los demás y mucho tiempo parados. No nos están dejando coger ritmo de juego. Es algo que hay que asumir, pero vamos a estar tres semanas parados sin jugar ACB y en dos tendremos partidos cada dos día. No es fácil, estas circunstancias no te dejan preparar los partidos ni entrenar", agrega el entrenador del Bilbao Basket.

Al preparador barcelonés le inquieta estas suspensiones "justo cuando estábamos preparados" y mentalmente llegar a esto "cambia el planteamiento". "Nos habría encantado preparar el partido de Manresa estos días, pero estábamos centrados en el Andorra, ya dijimos en pretemporada que era importante ser mentalmente duros, tenemos que ser más duros de lo normal", remarca. Y va más allá: "Tenemos que intentar abstraernos, sabemos que vamos a jugar a de golpe ver que no lo haces, por medio hay un viaje, estábamos pensando que estaríamos cansados y tienes un descanso que no esperabas, luego el partido ese se lleva más adelante...". Una locura.

El martes hubo gente en Miribilla, pero eso ahora parece un sueño irrepetible. "Cuando la situación mejore sería importante tener 400, 600 o un 30 por ciento del aforo, estamos ante una segunda ola y tenemos que intentar controlarla y la mejor forma es evitando la aglomeración de publico", admite Mumbrú, quien negó desajustes en la Champions hace dos días ante el Pinar Karsiyaka, simplemente perdieron "por la verticalidad de sus jugadores y calidad". Eso sí, admite que habría variado la rotación con los turcos. De la cita ante el Manresa apunta que es un partido de un equipo que está compitiendo muy bien y tiene dos victorias más. Para él, el Nou Congost vacío no supone mucha ventaja, porque "es igual cuando vienen a Miribilla, echamos de menos a la gente". No se trata de un rival directo por la permanencia porque "todos son de nuestra liga, no seleccionamos partidos, como Barcelona, GBC...".

Su última reflexión es para poner especial énfasis en el batiburrillo que hay ahora mismo en la clasificación: "Podemos ver que tenemos una victoria solo o mirar que hay equipos que tienen cuatro o tres triunfos y las mismas derrotas que nosotros, mirar la clasificación ahora es complicado, es una liga impar y hay muchos aplazamientos... Hay equipos con cuatro derrotas que están décimos y por ahí. Ante la adversidad hay que enfrentrarse a ella e ir partido a partido con tantas suspensiones".