EUROLIGA | BASKONIA-BARCELONA

El Baskonia no desconvoca que mañana vayan 400 aficionados

El club vitoriano dice que no ha recibido ninguna notificación oficial y ha realizado el sorteo entre sus seguidores para que este viernes vayan al duelo de Euroliga ante el Barça.

Giedraitis, del Baskonia, con aficionados de fondo en el Buesa Arena, en el duelo que enfrentó al equipo vitoriano con el Khimki ruso.
Euroleague

A estas horas del jueves habrá público mañana viernes en el Buesa Arena para presenciar el partido de Euroliga entre TD Systems Baskonia y Barcelona (20:30, Dazn). Al club le consta que la vocación de las autoridades es frenar la presencia de gente en las gradas, pero, oficialmente, aún no ha recibido ninguna notificación. Por eso, ha mantenido el protocolo de realizar un sorteo para que puedan acudir 400 personas al partido.

Jugar sin público en las gradas es algo que ya se ha experimentado en Vitoria, pero, como el Gobierno Vasco tenía competencias en las citas internacionales, estableció la posición de aceptar un tope de 600 personas en un recinto de baloncesto y 1.000 en estadios de fútbol. Bilbao Basket con la Champions FIBA, Baskonia con la Euroliga y Real Sociedad con la Europa League estaban a la espera. En baloncesto femenino, por ejemplo, también, Kutxabank Araski estaba metiendo gente en Liga Endesa en las gradas del polideportivo de Mendizorroza. También lo hizo la Federación Vasca con la Euskal Kopa. No están considerados deportes profesionales gestionados por los protocolos del Consejo Superior de Deportes.

El Consejo Interterritorial, a instancias del Ministerio de Sanidad, estableció que no haya público en las gradas en ninguna competición internacional. La gestión sobre las ligas nacionales ya las controlaba el CSD. Pero Baskonia no ha recibido ninguna notificación oficial de institución alguna y sigue con su plan: primero fue jugar sin público, luego con 400 personas en el graderío y peticiones de llegar a 1.200. El siguiente paso fue dejar entrar a 600 pero, desde la semana pasada, se ha vuelto a reducir la cifra a 400. Ahora, quizás, no vaya nadie.

Cuando se habla de esas cifras hay que considerar que 200 plazas ya se cubren con jugadores, técnicos, asistentes, directivos, medios de comunicación, staff de los partidos, operarios de televisiones, seguridad, personal de puertas o sanitarios. Al final se reparten cien más entre abonados de empresas y otro centenar entre socios en general. A estas horas, están todos convocados para entrar en el Buesa mañana viernes a partir de las 19:30 horas. El partido se ha adelantado 30 minutos para poder sortear mejor el toque de queda que comienza a las 23:00 horas. Da la sensación de que, hasta que tome cuerpo desde el Gobierno Central, ahora mismo la última palabra la tiene el Gobierno Vasco. Mañana mismo, día del partido, podría haber novedades.