BILBAO BASKET

El Bilbao Basket mantiene el 60% de sus abonados en la pandemia

El ingreso por socios y taquillas es un pilar fundamental para el club, que tiene una de las aficiones más fieles. Se queda en 2.500.

El Bilbao Basket mantiene el 60% de sus abonados en la pandemia

La pandemia expulsó de las canchas de la ACB a los aficionados desde marzo. Se creó una burbuja en Valencia y unos pocos privilegiados han podido volver en las competiciones europeas. Las competiciones de la FEB también van abriéndose a la gente. Así que los clubes de élite asistían con preocupación a la posible caída en picado de los ingresos en concepto de socios y venta de entradas. El Bilbao Basket luce con orgullo una de las aficiones más fieles de España y ha logrado retener a cerca del 60 por ciento de sus socios. Eso supone quedarse con 2.500 carnés vendidos en un aforo de 10.000. 

El club bilbaíno lanzó una interesante y trabajada campaña de abonados, bajo el lema 'Defensa Miribilla'. El sueño era rozar el cien por cien de las renovaciones, pero ya se sabía que era algo inalcanzable, ante el destructivo impacto del coronavirus. Se mantenían los precios de la campaña pasada (490, 360, 220 y 150 euros en el caso de los accionistas, y 522, 404, 237,50 y 185 en el de los que no lo sean) y cada abonado no accionista recibía un descuento del 5 por ciento. La campaña se amplió sobre el plazo inicial y había unas cuanta bajas entre los socios con las localidades más caras.  

Los que no han renovado su carné han perdido el derecho sobre su localidad. Del importe de cada abono, un 30 por ciento va destinado a los gastos mínimos operativos de la estructura básica que hace viable el funcionamiento de la entidad, así que eso es como un fondo perdido. El porcentaje de abono no disfrutado se aplicará en forma de descuento en un plazo máximo de cuatro temporadas según un cuadro elaborado con los posibles partidos a los que se asista.

Ese 30 por ciento básico al que hay que hacer frente corresponde a un mínimo para mantener la plantilla, la segunda más barata de la ACB. Hay un cinco por ciento más para abarcar los costes operativos. El curso pasado se logró bajar la deuda en 700.00 euros. Los ingresos por asistencia a los partidos suponen el 31 por ciento de los totales de la entidad (25 por ciento de los abonados y un 6 por venta de entradas). Ahora hay que restar el 40% de entrada de dinero en caja por este concepto. El club trata de compensar los partidos que no se disputaron la campaña pasada por la suspensión en marzo de la liga regular. Se van regalando los partidos de Champions. El martes llega una tanda para 400, ante el Pinar Karsiyaka. De todos modos, en la segunda vuelta lanza habitualmente una segunda campaña para captar a más socios. Cuando descendió logró mantener a un 96% de sus socios y abonados, un total de 4.979 sobre los 5.225. Con la campaña en curso en la segunda categoría se llegó a los seis mil y en el retorno a la ACB se intentaba rozar el techo de los siete mil. No se llegó pero sí hubo un incremento. 

Y gracias a Seguros Bilbao, 800 socios y abonados que hayan renovado su abono de esta temporada iban a tener la posibilidad de “estar presentes” en las gradas de Miribilla con su foto desde el partido frente al Real Madrid, pero este quedó suspendido por el positivo de Causeur y todo quedó aplazado.