BROOKLYN NETS

Irving: "Jugando con Durant ya no soy el único jugador decisivo"

El base de los Nets afirmó en la ESPN que con Durant es la primera vez que tiene un compañero con el que compartir la responsabilidad de asumir el tiro decisivo en los partidos.

Irving: "Jugando con Durant ya no soy el único jugador decisivo"
Jerome Miron USA TODAY Sports

La temporada 2019-2020 en la NBA afronta su recta final antes de dar paso al nuevo curso. Una temporada que según los planes iniciales de la NBA está previsto para inicios del próximo año. Uno de los equipos llamados a dar un paso adelante son los Brooklyn Nets, quienes llegaron a Orlando con el billete a los Playoffs prácticamente certificado pero con una plaga de bajas que invitaba a pensar que la andadura de los neoyorquinos no iba a ser demasiado larga en la burbuja. Los Raptors pasaron por encima en primera ronda y confirmaron los presagios.

La primera temporada de Irving y Durant, ambos fuera de la burbuja por lesión si bien es cierto habían mostrado su firme rechazo a reanudar la temporada, terminaba en fracaso. Vaughn, técnico interino, continuaría en la franquicia pero como técnico asistente del flamante nuevo entrenador. Steve Nash fue elegido como el técnico encargado de liderar la resurrección de los neoyorquinos.

Gran parte del peso ofensivo de los Nets de Nash pasará sin duda por Kyrie Irving. El base de origen australiano apenas pudo disputar 20 partidos el pasado curso. Una lesión en su hombro derecho, el cual le impidió jugar con continuidad durante los primeros meses de la temporada, le obligó a pasar por el quirófano y despedirse de la temporada. Durante los duelos disputados, Irving promedió 27,4 puntos, 5,2 rebotes y 6,4 asistencias.

Sobre su trayectoria hasta el momento en la NBA, Irving ha reconocido en "The Boardroom" de la ESPN que es la primera vez que coincide con un jugador igual de decisivo que él, con el que compartir la responsabilidad de tener los galones y la calidad para asumir el tiro decisivo en un partido: "Siempre sentí que era la mejor opción para el tiro decisivo en un partido en todos los equipos en los que he estado. Esta es la primera vez en mi carrera en la que puede decir que siento que hay un jugador que puede hacer lo mismo. Durant también puede asumir esa responsabilidad", aseguró.

Sin embargo, la realidad dice que Irving ha compartido vestuario con grandes talentos y jugadores que han conseguido despuntar más que él. El base con pasaporte australiano pasó antes de llegar a los Nets por los Cavaliers y los Celtics. En Cleveland compartió equipo con LeBron o Kevin Love, franquicia en la que conquistó en la temporada 2015-2016 el anillo. Posteriormente, en sus dos temporadas en Boston, jugadores de la talla de Tatum, Jaylen Brown, Marcus Smart o Gordon Hayward coincidieron con Kyrie.

Sobre el fichaje de Nash y la llegada de un entrenador a la franquicia, Irving aseguró que el equipo podría funcionar a la perfección sin un técnico. Él mismo, Durant y el técnico interino el pasado curso, Jacque Vaughn podrían repartirse el trabajo: "No creo que sea preciso que tengamos un entrenador principal. Kevin podría desempeñar esa función, yo lo podría hacer en alguna ocasión y Jacque Vaughn podría hacerlo también. Es una cuestión de trabajo y esfuerzo en equipo", dijo.

Pese a la opinión de Irving, la apuesta de las altas esferas de los Nets para el banquillo ha sido fuerte y arriesgada. Nash se estrenará en los banquillos de la NBA inmerso en un mar de dudas. Sobre el ex jugador de origen sudafricano está en entredicho su nivel real para desempeñar las funciones de entrenador principal en la NBA o su capacidad de saber gestionar los egos de un vestuario como el de los Nets.

El recibimiento de Irving no parece que vaya a ser del todo acogedor. Aún así, la pelota volverá a ser la única jueza que dictamine si la arriesgada apuesta de los Nets es fructífera o por el contrario otro fracaso que podría hacer replantear a Irving y Durant su futuro en la franquicia neoyorquina.