NBA | LAKERS 105 - NUGGETS 103 (2-0)

LeBron James reta a sus críticos: "Se cagarían en los pantalones"

El jugador de los Lakers sigue a vueltas con la discusión sobre el MVP. A ello se le suman las críticas por su actuación en el último partido.

Pese a lo conseguido en la serie contra los Nuggets, dos victorias en dos encuentros y con un momentazo protagonizado por Anthony Davis que dejó tocado a su rival y les acerca a las Finales, no hay descanso para LeBron James. Tampoco para sus críticos. Y el asunto del MVP de la Temporada entregado a Giannis Antetokounmpo, ganador del premio por segundo año consecutivo, vuelve a empujar a LeBron a participar en el debate público pese a sus obligaciones en los Playoffs 2020

Si cuando se supo de la decisión del premio, en el que peleaba con el griego y con James Harden, ofreció su opinión, señalando lo "cabreado" que estaba por ello y viajando a 2013 para (mencionando lo que ocurrió con Marc Gasol), con el paso de las horas ese debate sigue rondando su cabeza.

De hablar del MVP a hacerlo sobre su actuación y lo que supone estar en su posición como referente de la NBA, pero con los que dudan de él en el pensamiento y ofreciendo palabras duras contra ellos de manera pública... 

En la rueda de prensa posterior a ese segundo Lakers-Nuggets, tras algunos juicios negativos a su juego en la parte crucial del encuentro, James fue preguntado por los periodistas sobre el paso adelante de Anthony Davis y lo siguiente para un jugador que desea convertirse en la megaestrella que él es ahora mismo: "Para mí esto siempre ha sido así: sangre, sudor y lágrimas, creer en lo que haces tras pasar de todo... No va de los que dudan y de los que te dan todos los días para que te caigas. Te pones la presión sobre ti mismo cuando te importa lo que piensen los demás. Lo que piensen los demás no importa porque ellos no lo entienden". Sin embargo, tras decir eso, terminó de la siguiente forma: "Todo el mundo sabe hablar desde fuera, pero si meten en el cuadrilátero, probablemente diez de las diez veces que lo hagan, se cagarían en los pantalones".

James habló de forma nítida sobre el papel de A.D. en este partido: "Para ser sinceros, no he jugado una mierda en el segundo tiempo y soy yo el que me he apoyado en él: es él el que nos ha llevado a buen puerto". Se aventura, además, en una reflexión sobre lo que significa jugar en momentos así de importantes, algo que Davis prueba por primera vez: "Cuando avanzas en la postemporada, las emociones se pueden volver una montaña rusa. No importa si es estás arriba o abajo, mantener la compostura y seguir hacia el objetivo es lo que importa. Estoy encantado de estar aquí con él y poder darle consejos".