NBA | GRIZZLIES 119 - 106 BUCKS

Los Grizzlies cumplen sobre la bocina y estarán en el play-in

Los de Jenkins dejaron escapar la renta de tres partidos y medio que tenían sobre el noveno antes de la burbuja. Pese a ello, con 2 victorias en 8 partidos, les basta para seguir en la lucha.

Los Grizzlies cumplen sobre la bocina y estarán en el play-in
ERIK S. LESSER EFE

Thunder y Bucks. Con esos 2 triunfos, los Memphis Grizzlies han conseguido el billete para jugar el play-in en la Conferencia Oeste. Los de Taylor Jenkins, conscientes de la suma importancia que tenía el encuentro y de la envergadura del rival, pese a la sanción de Antetokounmpo o la ausencia de jugadores importantes como Hill o Ilyasova, salieron muy enchufados desde el arranque del encuentro y no titubearon en el objetivo de sellar el triunfo. En apenas 2 minutos y medio, los Grizzlies ya ganaban 7-0, todos los puntos anotados por un Dillon Brooks, que estuvo a un gran nivel durante los más de 32 minutos que estuvo en pista.

Con un juego dinámico, combinando el juego exterior y el apoyo inconmensurable de un pívot polivalente del nivel de Valanciunas, aguantaron el inicio eléctrico durante 5 minutos. A partir del 13-2 que reflejaba el marcador, los Grizzlies estuvieron menos certeros en su siempre exigente defensa al hombre y acabaron sufriendo los primeros 12 minutos. Uno arriba y gracias. DiVincenzo, suplente de inicio, o Brook Lopez lideraron un buen juego coral de los de Budenholzer en la recta final del cuarto.

Pese a ello, los porcentajes de los de Wisconsin eran muy pobres, no alcanzaban ni el 30% en tiros de campo, pero la pérdida de fuelle ofensivo de los de Jenkins les abrieron las puertas del marcador. Sin embargo, el acierto de cara al aro en los últimos compases del primer cuarto, con un 9-2 parcial en los 2 últimos minutos, quedó en un mero intento del equipo que acabará primero en la Conferencia Este de dejar una buena impronta competitva.

En el segundo cuarto, los Grizzlies mantuvieron una regularidad anotadora que no habían conseguido en el primero y eso marcó las diferencias en el marcador, que al final de la primera parte ya reflejaba una renta de 10 puntos. Los porcentajes de acierto subieron como la espuma, prácticamente un 11% en tiros de campo y más de un 15% desde fuera, obedeciendo a un cambio de dinámica ofensiva en la que primaba el tratar de encontrar muchos más tiros más fáciles apurando los tiempos de posesión. La buena dirección de juego de Ja Morant vino secundada por Brooks y Valanciunas, ambos se marcharon con dobles dígitos al descanso.

El tercer cuarto fue el de la reafirmación y la sentencia. Dillon Brooks engrandeció sobremanera su figura y se erigió como el gran líder ofensivo de los de Tennessee. Anotó 14 puntos, anotando todos los tiros que intentó, 5 de 5 en tiros de campo y 3 de 3 en triples, para llegar al último cuarto con 27 puntos en su cuenta. El huracán Brooks no tuvo respuesta ni defensiva ni ofensiva por parte de los de Budenholzer, apenas Brook Lopez, volviendo a rozar los aceptables números anotadores del primer cuarto, trataba de mantener en vano a los Bucks en el partido. 19 puntos arriba y todo visto para sentencia.

El último parcial fue para los Bucks, que aprovecharon para pasar revista al estado físico y confianza de su banquillo, incluido un Thanasis Antetounmpo que demostró el por qué apenas promedia 5 minutos por partido. Apenas anotó 1 de los 4 tiros de campo que intentó y falló los 2 triples que lanzó. Por su parte, Jenkins no quiso relajaciones ante el temor de que los Bucks pudiesen bajar de la barrera psicológica de los 10 puntos. Apenas dio minutos a Melton en la recta final, el resto estuvieron por encima de los 15 minutos. El contexto ayudó para que puntales de los Grizzlies aprovechasen los últimos 12 minutos para redondear sus números y firmar una noche de ensueño.

Brooks consiguió alcanzar la treintena en su cuenta, mientras que Morant y Valanciunas firmaron un triple-doble, en el caso del lituano el primero en su carrera deportiva. El base acabó con 12 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias aunque también volvió a pecar en su punto débil, su falta de concentración en ciertas jugadas volvió a propiciar que el de Dalzell perdiese hasta 6 balones. Por su parte, Valanciunas volvió a demostrar su poderío físico en la pintura pero también su polivalencia con sus asistencias y tiro exterior, anotó 2 de los 3 triples que intentó pero ninguno de ellos en los últimos 12 minutos. El lituano acabó el partido finalizó el duelo con 26 puntos, 19 rebotes y 12 asistencias, faceta en la que hasta el duelo ante los Bucks no promediaba ni 2 por encuentro.

Con el triunfo, los Grizzlies certifican su presencia en el play-in del fin de semana, en el que se enfrentarán a los Blazers, que vencieron de forma agónica los Nets (133-134) en su último partido de la fase regular. Los de Terry Stotts partirán con la ventaja de ser octavos y en caso de imponerse en el partido del sábado evitarían el jugar un segundo el domingo. Será el segundo enfrentamiento entre ambos en la burbuja de Orlando, en el primero se impusieron por 140-135 los de Portland, con prórroga incluida.