LIGA ENDESA

El Unicaja realizó su primer entrenamiento de grupo en el Carpena

Unicaja realizó su primer entrenamiento en grupo en una extraña pretemporada marcada por los test de la COVID-19. Hablaron Waczynski y Darío Brizuela

El Unicaja realizó su primer entrenamiento de grupo en el Carpena
Mariano Pozo DIARIO AS

El Unicaja realizó su primer entrenamiento grupal de la temporada 2020-21 tras haber dado toda la plantilla negativo en las pruebas del coronavirus. Con la única ausencia de Volodymyr Gerun, que tras llegar un día más tarde a Málaga está a la espera de que salgan los resultados de su segundo PCR, Luis Casimiro ha podido entrenar en la cancha principal del Martín Carpena tras cinco meses sin hacerlo.

En palabras facilitadas por los medios oficiales del club Adam Waczynski comentó. “No hemos estado en el Carpena en cinco meses. Es mucho. La verdad es que echaba mucho de menos este sitio, estoy muy contento de volver a entrenar aquí. Estoy contento de que estar aquí en Málaga, es lo más importante para mí, que he firmado un nuevo contrato. Estoy muy feliz, muy contento”.

Los test. “Los primeros días han sido un poco más raros por el test de coronavirus. No podíamos entrenar desde el primer día pero ahora ya estamos aquí juntos entrenando y preparando para la pretemporada. Hay que estar preparado mentalmente. Todos los jugadores del mundo prefieren jugar partidos a entrenar. Estas dos semanas son muy importantes para estar a tope en el futuro. Hay que entrenar muy duro”.

Llegada de Abromaitis. “Es muy positivo, nos va a ayudar a todos. Será mucho más fácil, además tenemos a Tim, que es un buen chico y creo que va a ayudar en el vestuario y en la pista”.

Darío Brizuela

También habló el escolta donostiarra, Darío Brizuela. “Está muy bien volver aquí sobre todo a un equipo en el que prácticamente seguimos más de la mitad de los jugadores. Es la primera vez que tengo eso. Es muy agradable volver y ver a la gente con la que has hablado durante el verano y tienes buena relación. Encantado de la vida”.

Sus vacaciones. “He estado en San Sebastián con la familia y amigos. No de las maneras tradicionales sino teniendo cuidado. Echaba de menos Málaga, sobre todo el Carpena, así que estoy muy contento”.

Sensaciones. “Esto es raro, porque estás acostumbrado a llegar el día de antes y ponerte a entrenar y esta vez ha sido diferente. Llegas, al día siguiente tienes que hacerte un test, al siguiente el reconocimiento médico, luego las tardes tienes que intentar estar en casa y no tener contacto con la gente porque el test pierde valor. Ha sido raro, pero ya ha llegado el primer día, estamos todos muy contentos de estar aquí y ahora a ver si encadenamos muchas semanas sin que haya percances. La pretemporada es lo que menos nos gusta pero es muy importante, hay que ir poco a poco, sin intención de hacerlo todo bien ya. Queremos llegar a los partidos de pretemporada en buen estado y para hacer eso hay que trabajar bien desde ya”.