LIGA ACB | ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL GBC

Nacho Núñez: "No podíamos dejar que nos pisotearan"

El presidente del Gipuzkoa Basket muestra su satisfacción por hacer valer un auto judicial que les permitió ascender, pero aún es cauto por si la ACB no ha dicho su última palabra.

Nacho Núñez: "No podíamos dejar que nos pisotearan"

La ACB admitió al Gipuzkoa, acatando un auto judicial, pero puntualizó que le asiste un derecho a oponerse a las medidas cautelares dictadas por el juez. Eso pone en alerta al club donostiarra, que ha de montar un equipo en tiempo récord, pues solo tiene un jugador en nómina: Oroz. Su presidente, Nacho Núñez, ha soportado semanas frenéticas... ¡y las que vienen!

Decía que el baloncesto ha padecido recientemente bastantes problemas para querer sumar uno más… ¡Pues aquí lo tiene!

Una pena. Por nuestra parte no hemos podido ser más pacientes ni esperar más tiempo a que las instituciones competentes decidieran. Hemos aguantado hasta el último momento con las conversaciones que han mantenido ACB y Federación por intermediación del Consejo Superior de Deportes. Iba a ser un día, luego el siguiente…

Y hace una semana les comunican que no hay acuerdo.

Sí, y no nos queda más remedio que acudir al auto judicial. Hemos lanzado el tiro faltando diez segundos para finalizar el partido.

Jugada maestra. Jaque…

Lo teníamos preparado y muy trabajado. Era muy arriesgado tener en 24 horas una resolución como la que tuvimos y la presión pasa para el lado de la ACB. No es nada comparado con la que teníamos nosotros, de conformar la plantilla y no estar inscritos, algo que nos sigue haciendo muchísimo daño. Es un perjuicio grave porque las plantillas están ya cerradas. Tenemos que trabajar mucho en los próximos días porque queremos un equipo de doce jugadores, aunque hay cosas que ya hemos movido.

¿Cómo acogió el comunicado de ACB aceptando su ascenso, aunque con matices?

Con satisfacción, porque era algo impensable hace unas semanas. La ACB entiende ya que un auto judicial son palabras mayores en caso de incumplimiento. El segundo párrafo nos hace ser cautos porque se guarda la opción de oponerse a las medidas cautelares, aunque estamos en agosto y va a ser difícil rebatirlas. Cada día que pasa estamos más dentro. La realidad es que somos ACB. Quiero ser cauto pero en breve hay reuniones con ACB y seguimos dando pasos.

Siempre dijo que no querían conflictos.

La pena es que somos un club tranquilo, parece que se amenaza cuando sales en los medios de comunicación por adoptar acciones legales. Se monta un espectáculo con el que a lo mejor te hacen más caso. Dijimos en todo momento que estábamos por el acuerdo, por construir. Nos han tenido enviando documentación en todo momento y burofaxes para que nos hicieran llegar las condiciones del ascenso, presentando más soporte documental a todo. Nos han obligado a ir al juzgado y es lo que hemos hecho. Tras los intentos amistosos, era la única vía que nos dejaron.

Ahora el que tiene la sartén por el mango es el GBC.

Las fuerzas han cambiado de bando. Hay una decisión judicial no recurrible que ordena que se nos inscriba. Si la ACB desobedecía entrábamos en responsabilidades de otra índole. Esperaba que el sentido común se impusiera de una vez.

¿Ha habido algún contacto con la ACB o se dan por enterados del ascenso por el comunicado oficial?

Hasta el martes, nada. Todo había sido muy informal. Por fin hubo llamada y habrá reuniones inmediatamente.

Hablaban de retraso en la presentación de la documentación y lagunas con los avales.

¿Y por qué se sientan a negociar entonces? Difícilmente se nos puede tachar de presentar tarde la documentación cuando necesitamos enviar dos burofaxes a la ACB para que nos haga llegar los requisitos que hay que presentar. A 1 de julio presentamos cosas y a 15 de ese mes, más. Se pone en duda la carta de la Diputación con la subvención que se nos va a entregar, como uno de los avales… pues se vuelve a certificar e incluso demostrando que ya se ha producido un primer pago. Son excusas de mal pagador. En las últimas conversaciones entre la FEB y la ACB en ningún momento se puso en duda que habíamos incumplido. La ACB no quería tres descensos y eso abocaba a la FEB a un solo ascenso el año próximo, pero no se hablaba de si Gipuzkoa Basket había cumplido o no. Cuestión diferente son las excusas que quieran poner, pero saben que hemos cumplido y nuestro proceso de auditoría ha sido más exigente y mejor del que hemos pasado otros años.

¿Le decepcionó el comunicado de la FEB?

Me dejó frío. Hemos ido muy de la mano de la Federación desde marzo y sé que han hecho todo lo posible para que se llegara a un acuerdo, pero el comunicado del otro día no es lo que nosotros esperábamos

¿El Valladolid se intentó subir a este carro?

No me quiero meter en casa ajena. Para subir a ACB tienes que cumplir la parte deportiva, algo que ellos y nosotros teníamos, y también la económico-financiera. No pretendemos que se cambien las reglas del acceso a la ACB, son las que son: pasar una auditoría, tener patrimonio neto positivo y carecer de deudas. Todo eso lo hemos demostrado y Valladolid no ha entrado en ese proceso, por eso se hablaba de posible indemnización a Valladolid o posible recurso. Nosotros hemos cumplido con todo, hemos descendido cuatro veces y esto lo conocemos, sabemos de lo que estamos hablando. Y hay quien no cumplía con su responsabilidad.

¿Este golpe de efecto les puede pasar factura?

La situación nuestra el año próximo va a ser muy límite. Todos los otros clubes tienen plantillas conformadas y algunos empiezan la pretemporada ya. Nosotros tenemos un jugador. Vamos a estar en unas dificultades deportivas tremendas. No quiero plantearme otros escenarios de posibles revanchas o venganzas porque no creo que proceda

¿Contemplan como último remedio competir en LEB?

Estamos inscritos en LEB y si nos dejan estar en ACB será nuestra categoría porque en el limbo no podemos estar. El 15 de julio intentamos inscribirnos en ACB y no nos dejaron, el 17 nos inscribimos en LEB, que era el día límite para hacerlo. Si la ACB desobedece el auto judicial y entramos en otros escenarios…

No se le pasaba por la cabeza que no se acatara un auto judicial…

En este país hemos visto cosas de todo tipo. No me esperaba que nos iban a llevar hasta este límite, sabiendo que la Federación nos declaró equipo ascendido el 25 de mayo. Iniciamos la acción judicial el 30 julio. Han pasado dos meses y varios días. Esperaba que se llegase a un acuerdo y no me sorprende nada de lo que suceda.

Este triunfo es casi como un segundo ascenso…

El ascenso en la pista se gana ahí. Me he llevado alegrías con las victorias, con la Copa Princesa que ganó el club por primera vez. Cuando llegó el auto judicial tuve la sensación de satisfacción y orgullo por defender los derechos de un club pequeño.  No podíamos consentir que nos pisotearan. Eso ya lo tenemos con nosotros. Luchábamos por defender los derechos del Gipuzkoa Basket pero también por el de todos los equipos modestos que pelean cada año, ya que el ascenso es el premio que buscan todos los clubes que compiten.