CORONAVIRUS

La WNBA fuerza a Delle Donne a que juegue pese a su enfermedad

La MVP de la WNBA, Elena Delle Donne, pidió a la Liga no jugar esta temporada y ésta lo ha rechazado. La jugadora padece la enfermedad de Lyme.

Elena Delle Donne
Ethan Miller AFP

La situación no sólo está revuelta en la NBA, también en la WNBA. La liga femenina también va a reanudar su actividad este mes de julio con una burbuja, en su caso para disputar la temporada 2020 al completo. Se han criticado las condiciones de la IMG Academy, lugar -también en Florida- donde se van a disputar los partidos a puerta cerrada, pero no sólo es éste el problema. Hay una situación individual que ha trascendido y que ha puesto a la WNBA en el ojo del huracán porque no es para menos: Elena Delle Donne, la mejor jugadora de la actualidad merced a que fue la MVP de la temporada pasada con registros descomunales e hizo campeonas a las Mystics, su equipo, quería desligarse de este regreso a las pistas por salud y la competición no la deja

El caso de Delle Donne es especial porque padece desde hace una década la enfermedad de Lyme, que tiene que tener un seguimiento y que puede suponer un riesgo para la persona afectada si a ella se le junta la amenaza de otras como el coronavirus. Ante el consejo de sus médicos habituales, Delle Donne acudió a la WNBA para dejarles a ellos la responsabilidad de no permitir que jugara. El panel de expertos al que se ha acudido ha tomado otra determinación: dar luz verde a la jugadora para que dispute los partidos, lo cual ha provocado un pequeño terremoto en el baloncesto estadounidense

La jugadora ha hecho público un comunicado donde se muestra reacia a aceptarlo. "El panel independiente de doctores a los que la Liga consulta los casos de alto riesgo ha dicho que yo no estoy en un grupo de riesgo y que se debe permitir que juegue en la burbuja. Amo a mi equipo, tuvimos una temporada tremenda el año pasado y quiero jugar, pero la pregunta es si esto es seguro para mí. Los que han tratado mi enfermedad me han dicho que sí hay riesgo si entro en contacto con el COVID-19. Tengo que hablarlo con mis doctores, mi mujer y ver qué es lo que hago finalmente, pero lo anunciaré pronto", destacó la jugadora. Su agente, Erin Kane, ha asegurado que la primera reacción de Delle Donne cuando supo la decisión fue de "descrédito" y que "es posible que acabe no jugando"

Las Mystics ya tienen dos bajas, LaToya Sanders y Natasha Cloud, y podrían tener otra para defender el campeonato que ganaron en 2019 ante Connecticut Sun. 

Otras jugadoras importantes de la Liga que se han bajado de esta reanudación, ya sea por razones políticas o sanitarias, son Liz Cambage, Kristi Toliver, Chiney Ogwumike o Tiffany Hayes. La base española Maite Cazorla tampoco estará en Bradenton. 

La enfermedad de Lyme, también conocida como borreliosis, es una enfermedad infecciosa producida por una garrapata que puede afectar al sistema nervioso, el corazón, las articulaciones y los músculos. Es endémica en algunas partes de Estados Unidos y Delle Donne la contrajo en la temporada 2010/11, cuando estudiaba en la Universidad de Delaware. Todos estos años ha podido jugar con ella, pero la excepcional situación a nivel mundial y la de nuevo creciente oleada de contagios en la zona es razón de preocupación para la alero internacional.