BILBAO BASKET

Sulejmanovic paga la cláusula en Bilbao y se va al Tenerife

Sigue la desbandada en Miribilla: se marcharon Bouteille durante la temporada por traspaso y Lammers recientemente tras pagar su blindaje. Mumbrú, tentado por el Zalgiris.

Sulejmanovic paga la cláusula en Bilbao y se va al Tenerife
Manuel Bruque EFE

El Bilbao Basket cerró su plantilla de la temporada próxima antes que nadie, pero con esa misma rapidez se la están desmantelando. Antes de llegar el parón por el confinamiento, el club de Miribilla vendió, por 150.000 euros, a su estrella, Bouteille, al Unicaja. Una operación redonda, ya que el alero francés acababa contrato y con toda la crisis sanitaria, el RETAbet apenas habría disfrutado de su juego si no hubiera accedido a un traspaso. Luego dio la espantada Haws por el miedo tras declararse el estado de alarma. Una vez que ha concluido la Liga, el Alba Berlín ha pagado la cláusula de 50.000 euros de Lammers, que firma por el equipo de Aíto por tres temporadas. Un duro golpe a los planes de Mumbrú. El pívot norteamericano tenía desde semanas atrás una propuesta para ampliar por un segundo año su vinculación, subiendo ese corto blindaje. El director deportivo, Rafa Pueyo, no ha tardado en reaccionar y ya ha cerrado a su sustituto: Aaron Jones, procedente del Crailsheim Merlins alemán. Sus referencias son inmejorables y muy directas: actuó hace tres temporadas en Finlandia con Jaylon Brown, ahora compañero en Bilbao.

Con Sergio Rodríguez no hubo acuerdo y el alero canario hizo las maletas en busca de otro proyecto. Se fichó a Álex Reyes en su lugar. Y cuando todo el mundo pensaba que las aguas estaban ya calmadas, ha saltado el sorpresón: Sulejmanovic ha ejecutado su baratísima cláusula y se va al Tenerife con un contrato de dos años y un tercero opcional. Vidorreta ha jugado bien sus cartas y deja a su exequipo sin un jugador que se ha revalorizado este año una barbaridad y su tesón cuadra muy bien con la idea del técnico de Indautxu. El Tenerife los ficha a pares: hoy mismo ha hecho pública la contratación por dos campañas de Fitipaldo, exbase del San Pablo Burgos. Sule coincidirá en la isla con dos exhombres de negro (además del técnico): Huertas y Todorovic.

Sule se mostraba a AS agradecido a una entidad que le ha puesto en el escaparate: "Nunca olvidará que me ficharon lesionado, tuvieron paciencia y me han dado todo el cariño del mundo, que he tratado de devolver. No ha sido una decisión fácil, pero creo que es lo mejor para seguir progresando en mi carrera, en un club con la máxima aspiración europea. Miribilla queda para siempre en mi corazón". Deja una huella profunda en la ciudad del Guggenheim, aunque nadie esperaba esta salida. No tanto cariño como en el Pazo Universitario de Lugo (es ídolo en el Breogán) pero casi casi. El 'cuatro' bosnio (2,04 metros) que cumplirá 25 años el próximo lunes, llegó pasado verano a Bilbao tras bajar a la LEB Oro en Lugo. En los 24 partidos que ha disputado como 'hombre de negro' promedió 6,8 puntos y 5,4 rebotes por encuentro en 16 minutos de juego.

Sule se ha despedido a través de las redes sociales. "Me gustaría daros las gracias a todos y cada uno de vosotros por el apoyo y el cariño recibido a lo largo de todos estos meses", ha comenzado. Se ha acordado de todos los empleados del club "con los que he tenido el gusto de convivir durante el año" por "confiar en mí para formar parte del equipo esta temporada" y "por lo bien que me trataron". El mensaje final fue al vestuario: "Gracias a todos mis compañeros por permitirme disfrutar con ellos de una gran temporada en la que nos hemos divertido jugando juntos".  

Además, el club permanece en vilo ante el interés del Zalgiris por Mumbrú. Figura en la lista de posibles sustitutos de Jasikevicius, junto con Erdogan, Peñarroya y Plaza. De todos modos, el técnico del Bilbao Basket está decidido a seguir evolucionando el proyecto de Miribilla y cumplir los dos años de contrato que firmó recientemente. También está por ver cómo afecta a la economía del club la nueva normativa sobre la prohibición de que las casas de apuestas figuren en la camiseta de los deportistas.