BARCELONA

La lesión del pie, rendimiento y salario: las dudas sobre Pau Gasol

La posible vuelta del internacional español al Barça trae consigo una serie de incertidumbres, sobre todo, después de más de un año de baja por lesión.

La posible vuelta de Pau Gasol al Barça es la gran canción del verano. No es la primera vez que se tontea con esta idea, pero sí parece que es la más seria de todas: la Ser informaba hace unos días que las negociaciones entre ambas partes estaban muy adelantadas. El internacional español firmaría por dos temporadas con la mente puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. “Es algo que me estimula porque siempre me he guiado por los retos y soy muy ambicioso. Todavía deseo ser capaz de disputar mis quintos Juegos, el que posiblemente sea mi último torneo", dijo en Olympic Channel en abril.

Eso sí, para entrar en los planes de Scariolo, el mayor de los Gasol deberá jugar. Tener minutos más de un año después de su último partido oficial por culpa de la lesión en el pie izquierdo de mayo de 2019. “Voy a tener que jugar de forma competitiva para llevar al verano de 2021 a buen nivel a fin de ser capaz de competir y ayudar a mi país”, continúo. Y ahí entra la Opción Barcelona, que desde el club niegan con rotundidad (“No hay negociación ni la habrá”) y que tiene una serie de preguntas.

Lesión en el pie izquierdo

¿Puede Gasol volver a jugar? El de Sant Boi disputó su último partido el pasado 10 de marzo con Milwaukee Bucks ante San Antonio Spurs. Fueron sus últimos 14 minutos en activo. Después llegaron las dos operaciones por la fractura navicular por estrés en el pie izquierdo de la que aún no se ha recuperado. La lesión le impidió jugar los playoffs con los Bucks y debutar con Portland Trail Blazers esta temporada. Se perdió, además, el Mundial de Japón del pasado verano con la Selección.

Su recuperación va lenta. La COVID-19 tampoco ha ayudado: “Con esta pandemia y el confinamiento no he podido hacer cosas que tenía planeadas. Tendría que haber tenido visitas médicas para el seguimiento del hueso, unas plantillas especiales para aumentar la carga, y todo ha sido alterado", comentó en mayo en Teledeporte. Problemas “logísticos”, como asegura su hermano Marc, que provocan dudas en un jugador que acaba de cumplir los 40 años: “Sería ingenuo no pensar en la retirada, pero sigo con deseo de recuperarme, veremos si me da la oportunidad de seguir jugando. Es confuso saber si el tiempo está a mi favor o en mi contra. Trato de controlar lo que puedo controlar".

Dinero

Pau Gasol firmó por 2,5 millones de dólares brutos su último contrato en la NBA con Portland Trail Blazers. Era la retribución más baja de su carrera. Incluso en su año de rookie en Memphis Grizzlies cobraba más (2,9). La duda está en cuánto valdría ahora mismo, cuánto desearía cobrar y cuánto querría desembolsar el Barça por un jugador que es un imán publicitario y de márketing a nivel mundial.

La sección azulgrana se encuentra en pleno proceso de reajuste económico por lo que no está para muchas fiestas… en principio. La salida de Tomic, Pangos y Ribas (y la prematura de Delaney) han aliviado un presupuesto que se disparó el pasado curso hasta los 40 millones de euros, récord en la historia del baloncesto culé. Los salarios de los jugadores formaron una bolsa de 32 millones de euros por contratos como los de Mirotic (4 millones de euros netos al año), Higgins (10,5 brutos en tres temporadas), Brandon Davies (3,5 por dos)... El duro golpe del coronavirus sobre las finanzas del club trajo un mensaje claro: reducir en un 15% el presupuesto de la sección. ¿Qué opciones deja estos al Barça y a Pau?

Rendimiento

Este punto se relaciona con el primero. La evolución del pie y los 40 años nos adentran en un territorio desconocido: ¿podrá el internacional español seguir el ritmo de tres partidos en ocho días entre Liga Endesa y Euroliga o incluso de cuatro en ocho? Él mismo se muestra cauteloso con esa idea: “No sé todavía si mi pie será capaz de recuperarse y aguantar el esfuerzo, la carga y el estrés que el baloncesto profesional exige a los 40 años”. Y el Barça no está en condiciones de hacer experimentos deportivos a estas alturas del camino: desde 2014 no ganan la Liga y la Euroliga lleva fuera de su alcance una década.