BARCELONA

Jasikevicius: "Pau Gasol es amigo y no nos vendría mal aquí..."

El entrenador lituano Sarunas Jasikevicius ha señalado que volver al Barcelona es como volver a su casa, a su club y a su ciudad.

Sarunas Jasikevicius
Rodolfo Molina DIARIO AS

Pocas veces la presentación de un entrenador del Barça ha despertado una expectación como la vivida hoy con Sarunas Jasikevicius que no ha dudado en hacer toda una declaración de principios al indicar que "estar en el Barça no es una presión; para mí es una oportunidad y un gran reto entrenar a un club tan grande".

El presidente del Barça, Josep María Bartomeu, el directivo responsable de la sección, Joan Bladé, el director de deportes profesionales, Albert Soler, y el director deportivo, Nacho Rodríguez, han estado presentes en el acto.

Bartomeu ha destacado que "agradecer a los jugadores que han dejado el equipo, Pangos, Ribas y Tomic y en especial al anterior entrenador Svetislav Pesic por el trabajo que han realizado en el club y en especial en sus dos etapas, marcando un punto de inflexión en la última". Ha añadido que "Saras es socio de la entidad desde 2006 con el número 86.993 y representa uno de los entrenadores jóvenes con mas futuro de Europa. Hoy vuelve a su club, que es su casa y su ciudad; se que hará felices a todos los 'culés' del mundo".

A sus 44 años (Kaunas, 5 de marzo de 1976), tras retirarse en 2014, con 38 años pasó a ser ayudante de entrenador en el Zalgiris para pasar a primer entrenador el 13 de enero de 2016 relevando a Gintaras Krapikas, ganando cinco ligas de Lituania (2016-2020) consecutivas y tres Copas (2017, 2018 y 2020).

Saras ha dado gracias al Barça club por confiar en él y "muchísimas gracias a mi antiguo club,el Zalgiris, donde he pasado siete años maravillosos con momentos inolvidables. Es el tiempo para nuevos retos. Estoy contento de formar parte de nuevo de este gran club, vamos a jugar un baloncesto ganador y todos juntos lo conseguiremos tengo ganas de empezar a trabajar aquí".

Su intención es "mezclar el juego bonito con un proyecto ganador, con defensa e ir pensando en ataque y otras cosas y esto lo lograremos porque tenemos una plantilla de muy buen nivel y estoy seguro que lo haremos".

A nivel personal ha indicado que "soy muy exigente conmigo mismo y la presión tiene que venir desde dentro para hacerlo bien cada día y esto lo intento transmitir a mis jugadores": "Hemos pasado muchísimo tiempo planeando la próxima temporada, estamos en la primera fase de todo esto. El equipo ya es muy bueno e intentaremos mejorarlo algo".

En cuanto a la pregunta de si pudiese contar con Pau Gasol, ha dicho que " Pau es un gran amigo, le tengo micho cariño y no nos iría mal, la verdad".

Respecto a los título ha dicho que "la Euroliga es un título importante, pero en el Barça cada partido es una final y cada titulo es importante, teniendo en cuenta que Euroliga y ACB juntas son dos competiciones muy complicadas".

La razón de fichar por el Barça es clara porque "uno tiene que mirarse a su mismo, necesita aprender, coger experiencia en un trabajo nuevo y este verano se pusieron las cosas que he hacen decidir era el momento adecuado para dar este paso".

"La afición del Barça ya sabe yo voy a dar el máximo y también el máximo que lo que un entrenador puede pedir a sus jugadores y la afición a su equipo.Tenemos que pensar muy claramente lo que puede aportar cada jugador con un sistema que ellos estén a gusto y el entrenador también", ha indicado.

Para él no cambia nada de entrenar a un equipo como Zalgiris a otro como el Barça porque "siempre tengo un trato directo con mis jugadores exigiéndoles lo máximo posible y hablarles muy directo. Esta es mi manera de trabajar y estoy seguro que ellos lo van a aceptar". "Ya sabéis la exigencia que hay en Kaunas cuando juega el Zalgiris y creo que todos los jugadores del Barça lo saben también", ha concluido.