NBA

Sabonis, Harper, Odom... el mejor equipo que nunca fue All Star

Muchos grandes jugadores sumaron muchos éxitos... pero jamás disputaron un All Star Game. En este equipo ideal hay dos europeos: Arvydas Sabonis y Toni Kukoc.

Sabonis, Harper, Odom... el mejor equipo que nunca fue All Star
Sam Forencich DIARIO AS

Hay jugadores que han sido all star y no son fáciles de recordar, que se cuelan en la cita por la puerta de atrás o que firman temporadas excelentes pero aisladas, que no tienen continuidad durante el resto de sus carreras. Y hay otros que acumulan méritos para estar en el Partido de las Estrellas, un tremendo honor para el currículum de cualquier jugador NBA, pero que por unas cosas o por otras no llegan estar nunca en él. Por mala suerte, injusticia en la elección, por el nivel en su puesto y su Conferencia... por lo que sea, a algunos jugadores les queda esa marca en carreras en las que sí consiguieron muchos otros logros.

Este sería un equipo, tal vez el mejor posible, formado por jugadores que nunca han disputado un All Star Game de la NBA:

QUINTETO TITULAR

ROD STRICKLAND (base): El demonio del Bronx que jugó en Knicks (número 19 del draft de 1988), Spurs, Blazers, Bullets/Wizards, Heat, Wolves, Magic, Raptors y Rockets. Promedió en su carrera más de 13 puntos y 7 asistencias por partido y su mejor oportunidad para haber sido all star fue la temporada 1997-98, cuando acabó en el Segundo Mejor Quinteto y fue líder de asistencias de la NBA: 17,8 puntos, 5,3 rebotes y 10,5 asistencias por partido. Entre 1992 y 1998 sus medias superaron los 17 puntos y 9 asistencias por noche. En aquella temporada 1997-98, Anfernee Hardaway fue all star con poco más de 16 puntos y 3 asistencias de media y con solo 19 partidos jugados.

RON HARPER (escolta): Cinco veces campeón y un jugador fetiche de Phil Jackson; un base muy fuerte y con una tremenda capacidad defensiva en tres anillos de los Bulls de Michael Jordan (1996-98) y dos de los Lakers de Shaquille y Kobe (2000, 2001). Una terrible lesión de rodilla le obligó a reconvertirse y tener un rol importante en equipos legendarios. Pero antes, en la segunda mitad de los 80, fue un tremendo escolta anotador en los Cavaliers (una etapa en la que promedió casi 20 puntos por partido. Entró en el Mejor Quinteto Rookie (1987) y en la temporada 1989-90, en la que fue traspasado de los Cavs a los Clippers, promedió 22,8 puntos, 5,9 rebotes y 5,2 asistencias.

CEDRIC MAXWELL (alero): Dos anillos (1981 y 1984), un MVP de Finales (1981) y su número 31 retirado por los Celtics... pero ni un all star en su currículum. Maxwell promedió en su carrera 12,5 puntos, 6,3 rebotes y un 54,6% en tiros. En la temporada 1978-79 sus medias fueron de 19 puntos, 9,9 rebotes y un 58,4% en tiros. Tiene el true shooting percentage más alto de la historia y en 1981 surgió en la Final contra los Rockets, a media que avanzaron los partidos, para convertirse en decisivo en el anillo de los verdes (casi 18 puntos y 10 rebotes de media en la serie).

LAMAR ODOM (ala-pívot): Un jugador adelantado a su tiempo y un talento extraordinario, Lamar Odom fue campeón con los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol en 2009 y 2010 y promedió en su carrera 13,3 puntos, 8,4 rebotes y 3,7 asistencias. En la temporada 2003-04, la que jugó en Miami Heat, sus medias fueron de 17,1 puntos, 9,7 rebotes y 4,1 asistencias. En 2011 fue elegio Mejor Sexto Hombre de la NBA. Un ala-pívot que botaba, pasaba, tiraba, penetraba, reboteaba, defendía... con aroma a verso suelto y jugador total... pero que jamás estuvo en un All Star Game.

ARVYDAS SABONIS (pívot): 12 puntos, 7,3 rebotes y 2,1 asistencias en su carrera NBA. En la temporada 1997-98, 16 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias. Drafteado en 1985, Sabonis no fue a la NBA hasta 1995, ya con 31 años y castigado por las lesiones. Incluso así, jugó a un nivel tremendo en unos Blazers en los que pudo ser campeón en 2000, antes de estrellarse en el séptimo partido de la Conferencia Oeste con los Lakers. Sabonis dejó una huella imborrable en Oregón y en toda la NBA por su fuerza defensiva, su conocimiento del juego, su talento como pasador, su excelente muñeca...

BANQUILLO

Mike Conley (base, en su carrera 14,8 puntos, 3 rebotes y 5,7 asistencias); Mike Bibby (base, 14,7 puntos, 3,1 rebotes y 5,5 asistencias); Jason Terry (escolta, 13,4 puntos, 2,3 rebotes y 3,8 asistencias); Brent Barry (escolta, 9,3 puntos, 3 rebotes y 3,2 asistencias); Toni Kukoc (alero, 11,6 puntos, 4,2 rebotes, 3,7 asistencias); Richard Jefferson (alero, 12,6 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias); Jalen Rose (alero, 14,3 puntos, 3,5 rebotes y 3,8 asistencias); Sam Perkins (ala-pívot, 11,9 puntos, 6 rebotes y 1,5 asistencias); Happy Hairston (ala-pivot, 14,8 puntos, 10,3 rebotes y 1,6 asistencias); Marcus Camby (pívot, 9,5 puntos, 9,8 rebotes y 2,4 tapones).