BOSTON CELTICS

Hayward dejará la burbuja para asistir al nacimiento de su hijo

La familia Hayward espera para septiembre el nacimiento de su cuarto hijo, lo que obligaría al alero estadounidense a abandonar Orlando, en caso de que los Celtics siguiesen vivos.

Hayward dejará la burbuja para asistir al nacimiento de su hijo
David Butler II USA TODAY Sports

Gordon Hayward, uno de los grandes líderes ofensivos de los Boston Celtics junto con Brown, Tatum o Kemba Walker, ha asegurado este viernes que en caso de que su equipo continúe inmerso en competición se verá obligado a abandonar Orlando a causa del nacimiento de su cuarto hijo: "Habrá un momento en el que cuando estemos en ya concentrados, que mi mujer dará a luz, estoy seguro que estaré allí con ella. Ha sido una decisión muy sencilla de tomar para mí. He estado en el nacimiento de mis tres hijas anteriores y allí estaré. Hay cosas mucho más importantes en la vida que el baloncesto", aseguró.

Una decisión que entra dentro de los parámetros establecidos en el protocolo de la NBA, que permite a los jugadores abandonar la burbuja por un tiempo máximo de una semana, en caso de extrema necesidad familiar. Si bien es cierto, deberán pasar cuatro días de cuarentena a su regreso a Disney World.

La NBA obligará a abandonar a los jugadores su domicilio habitual y en consecuencia a estar lejos de su familia durante un tiempo, un período que será extremadamente difícil para Hayward: "Para mucha gente que rodea al mundo de la NBA va a ser una decisión muy difícil el hecho de tener que estar lejos de las familias durante un tiempo, y más si tienes niños pequeños, como es mi caso", comentó.

Pese a la enorme dificultad de estar lejos de casa, Hayward considera que la experiencia que vivirán en Orlando será única: "Será muy difícil estar lejos de las chicas durante un tiempo, pero han entendido lo que ha pasado y mis obligaciones. Va a ser una experiencia única pero también muy difícil. Habitualmente, estamos viajando de una punta a otra del país pero son 10 días como máximo lejos de casa, ahora va a ser mucho más tiempo. La oportunidad de volver a competir y pelear por el anillo es lo que todos los jugadores estábamos deseando. Nuestro objetivo es el de ir allí y tratar de luchar por lo máximo y completar el trabajo que hemos llevado a cabo durante todo el año", analizó.

Otro de los puntos analizados por el alero norteamericano fue el estado de su lesión en el pie izquierdo en 2017, de la que todavía arrastra molestias: "Me gustaría poder saber por qué tengo todavía un poco de dolor. Estoy mucho mejor pero todavía tengo alguna molestia. He estado entrenando durante el confinamiento, obviamente no estoy al 100% porque no he podido entrenar en una cancha todos los días como antes pero he intentado mantener la forma al máximo. He intentado combinar el descanso y el entrenamiento", reconoció.

Los Celtics regresarán a la competición el próximo 31 de julio ante los Bucks de Milkwaukee y lo harán en la tercera posición de la Conferencia Este con 43 triunfos y 21 derrotas, a 10 de los propios Bucks y a 3 del segundo puesto que ocupan los Raptors. Por su parte, Hayward regresará a las pistas con el objetivo de mantener los más de 17 puntos y 6 rebotes que promediaba antes de la suspensión de la competición.