GOLDEN STATE WARRIORS

Bob Myers: "En 2013, supe que Curry llegaría al estrellato"

El General Manager de los Warriors reconoció en una entrevista en KGMZ-FM, que un triple desde el centro del campo en 2013 supuso un punto de inflexión en su percepción del de Akron.

Bob Myers: "En 2013, supe que Curry llegaría al estrellato"
Harry How AFP

El pasado 25 de junio se cumplieron 11 años desde que los Golden State Warriors eligieran a Stephen Curry en el número 7 del draft. Más de una década después, el '30' de los Warriors suma más de 800 partidos y tres anillos en su palmarés. El punto de inflexión en la carrera del talentoso base de 32 años fue el año 2011, cuando una dura lesión en el tendón de su pie derecho le apartó de las pistas en el mes de febrero. Cuatro años después, conquistaría su primer anillo, al que secundaría dos más en 2017 y 2018.

Para Bob Myers, General Manager de los Warriors, hubo que esperar hasta el año 2013 en las semifinales de la Conferencia Oeste para poder llegar a afirmar con rotundidad que Curry llegaría a ser una estrella del baloncesto: "Recuerdo una jugada que me marcó. Acababa de empezar el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste contra los San Antonio Spurs. Steph  consiguió salir de un bloqueo y lanzar un triple apoyando sólo un pie. Recuerdo mirar a Travis Schlenk y le pregunté si había lanzado sin apoyar un pie. Hizo natural lo extraño. Le dije a Schlenk que era un jugador diferente", aseguró.

Aquel partido se lo terminó llevando el equipo californiano por 100-91, para empatar la serie a uno, si bien es cierto los de San Antonio terminarían pasando a las Finales de Conferencia, en las que vencerían por un incontestable 0-4 a los Grizzlies. No correrían la misma suerte en las Finales de la NBA, en las que caerían por 4-3 ante los Heat.

En declaraciones realizadas a "95.7 The Game", Myers afirmó que es muy importante saber diferenciar entre los jugadores fantásticos y trascendentes: "Esa forma de lanzar es muy poco habitual y menos aún hacerlo con la brillantez que él lo hizo. Hay mucha diferencia entre los jugadores estrella y los trascendentales. Hay muy buenos jugadores en la NBA, pero por encima de ellos hay una categoría de la que forma parte Steph", analizó.

El propio Myers reconoció que el poder haber llegado a la franquicia con un jugador de este nivel fue una gran oportunidad que no podía desaprovechar: "Tienes una responsabilidad porque cuando tienes a alguien así, todo lo que puedes hacer es decir: 'Intentemos darle a este tipo la oportunidad de ganar un campeonato. No todos pueden decir lo mismo", concluyó.