NEW ORLEANS PELICANS

La foto que asusta a la NBA: Zion vuelve en modo bestia

Los Pelicans han colgado varias fotos en redes sociales sobre entrenamientos de los suyos, y en una de ellas se puede ver que Zion está en buena forma.

Zion Williamson, antes de un partido de la NBA con los New Orleans Pelicans
KATELYN MULCAHY AFP

3,5 victorias. Es lo que separa a los Pelicans de ese ansiado octavo puesto del Oeste que da acceso a los playoffs. De momento y salvo milagro mayúsculo, deberán intentar quedar novenos y a menos de cuatro victorias de los Grizzlies, algo que puede entrar dentro de la lógica pero para lo que tendrán que sufrir la gota gorda, con unos rivales para el mismo puesto de la talla de Spurs, Blazers, Kigns y, si nos descuidamos, Suns. Pero ni superando a estos rivales y consiguiendo tal objetivo tendrían asegurada una plaza que se deberán jugar en un torneo pay-in con Memphis, en el que tendrán que ganar dos encuentros seguidos y no perder ninguno para llegar a los playoffs. Misión complicada, pero no imposible para un equipo que espera mucho de Zion Williamson.

La estrella, elegido en el primero puesto del pasado draft, ha promediado 23,6 puntos y 6,8 rebotes en los 19 partidos que ha disputado. Números buenísimos a pesar de tardar en debutar, algo que no hizo hasta el 22 de enero tras sufrir diversas lesiones. Antes de su retorno, se le acusó en varias ocasiones de estar gordo, algo que ha querido disipar ejercitándose durante el confinamiento y mostrando un aspecto que confirma que en estos momentos se encuentra en buena forma. Los Pelicans subieron una foto en sus redes sociales donde se puede ver a Zion con máscara y luciendo unos descomunales músculos que indican que se encuentra al 100% para asaltar su gran objetivo: los playoffs.

Zion Williamson, durante un entrenamiento con los New Orleans Pelicans, de la NBA

"Me siento en buena forma en este momento", decía Zion en declaraciones recogidas por CBS. El mismo medio revelaba además que Josh Hart dio un grito de aprobación la primera vez que vio a su compañero llegar a las instalaciones de entrenamiento, al comprobar el gran estado de forma en el que se encontraba. Desde luego, Zion luce unos descomunales músculos que contrastan con la forma menos definida que mostraba hace solo unos meses, pero solo veremos su estado real cuando esté disputando partidos en Orlando. De momento, hay una cosa que podemos asegurar al comprobar su físico actual: que asusta. Y mucho.