NBA

Récords 'imbatibles' en la NBA: Curry, Chamberlain... y Calderón

El español se cuela en un histórico ránking que ha elaborado The Athletic: por orden, los récords más difíciles de batir de la historia.

Kareem Abdul Jabbar es el máximo anotador de la historia de la NBA: 38.387 puntos. Cuando se puso al frente de esa marca legendaria, el primero era Wilt Chamberlain (31.419). Fue el 5 de abril de 1984 y fue, cómo no, con un sky hook (su gancho indefendible) y ante Mark Eaton, el gigantesco pívot de Utah Jazz. Durante años, se había pensado que nadie batiría a Chamberlain. Pero este es ahora séptimo. Entre Kareem y él están Karl Malone, LeBron James, Kobe Bryant, Michael Jordan y Dirk Nowitzki. De hecho, la pregunta ahora es si LeBron (34.087) superará a Malone (parece inevitable) y, sobre todo, si tendrá tiempo de dejar atrás una cifra de Kareem que lleva en el primer lugar histórico 36 años y que también parecía imposible de batir hace no mucho.

Quizá lo sea. Si LeBron, que lleva desde 2003 en una NBA a la que llegó con 18 años y nunca baja de 25 puntos de media (solo de rookie no llegó a esa cifra) no lo consigue, tal vez nadie lo consiga. Pero este debate ha hecho que el periodista Josh Robbins se pregunte en The Athletic qué récords son imposibles o casi imposibles de batir de los mucho que adornan la historia de la Liga. Y para ellos ha reunido a un panel de expertos que han elaborado ese curioso ránking: Jim Chones (campeón con los Lakers en 1980 y analista de radio de los Cavaliers), Curtis M. Harris (director de ProHoopsHistory), Mike Lynch (una de las mentes pensantes de Basketball Reference), Jalen Rose (exjugador y analista de ESPN), Ben Taylor (analista y locutor) y Matt Winer (analista y presentador).

La lista incluye solo marcas de Regular Season. No aparecen, por lo tanto, hitos legendarios como los once anillos de campeón de Bill Russell. Y de los montones que acumula Wilt Chamberlain se han dejado fuera dos que se consideran literalmente fuera de cualquier clasificación: sus 55 rebotes en un solo partido y los 48,5 minutos que promedió (los partidos duran 48... pero hay prórrogas) en la temporada 1961-62. Así que estos son los 15 más difíciles de batir en orden de menor a mayor, del más accesible (dentro de la dificultad histórica) al número 1, el que se considera totalmente inalcanzable:

15. MÁS TRIPLES EN UNA REGULAR SEASON: 402, STEPHEN CURRY. En la histórica temporada 2015-16, la de las 73 victorias de los Warriors, Curry ganó el MVP de forma unánime (nadie más lo había logrado) con un despliegue legendario: 30,1 puntos y 60,7 asistencias con un 50% en tiros de campo, un 90% en tiros libres y un 45% en triples a pesar de que lanzó 11,2 por noche. Metió 5,1 de media en 79 partidos. En total: 402. El segundo es James Harden, que metió 378 en la 2018-19. Y siguen otras dos marcas de Curry: 354 y 324. Solo ellos dos han pasado de 300 (tres veces Curry, una Harden).

14. MÁS PARTIDOS DE REGULAR SEASON: 1.611, ROBERT PARISH. El mítico Chief, el doble cero que ganó tres anillos con los Celtics de Larry Bird y el de 1997 con los Bulls de Jordan, jugó en la NBA desde 1976 aquel 1997. Mucho tiempo. Pero la gran clave es que casi no se lesionaba: en 16 de sus 21 temporadas jugó al menos 76 partidos. El segundo es Kareem Abdul-Jabbar con 1.560 partidos. Y Vince Carter se ha retirado tercero: 1.541.

13. MÁS ASISTENCIAS EN UN PARTIDO: 30, SCOTT SKILES. El 30 de diciembre de 1990, Skiles (con la camiseta de Orlando Magic) repartió 30 asistencias en un 155-116 de su equipo contra Denver Nuggets, un equipo sin defensa que permitió esa temporada más de 130 puntos en contra por noche con un 51% de acierto de los rivales. El anterior récord, 29, era de Kevin Porter (24 de febrero de 1978). Bob Cousy llegó a 28.

12. MÁS PUNTOS DE REGULAR SEASON: 38.387, KAREEM ABDUL-JABBAR. El citado récord de anotación. LeBron está a 4.301 puntos de Kareem. Necesitaría unos 26 puntos de media durante algo más de dos temporadas o unos 18 durante tres para batirlo... y eso si juega prácticamente todos los partidos. Desde luego, parece capaz pero con 25 el padre tiempo puede jugar una mala pasada en cualquier momento.

11. MÁS PUNTOS EN UN CUARTO: 37, KLAY THOMPSON. Fue inolvidable: el 23 de enero de 2015 Klay Thompson jugó un tercer cuarto perfecto en un Warriors-Kings que su equipo ganó 126-101. Anotó 37 puntos con un 13/13 en tiros y un 9/9 en triples (también un 2/2 en tiros libres). El récord lo tenía George Gervin desde 1978 y Carmelo desde 2008: 33 puntos. Después, en 2016, Kevin Love se puso segundo con 34 puntos en un cuarto (23 de noviembre).

10. MÁS ASISTENCIAS TOTALES EN REGULAR SEASON: 15.806, JOHN STOCKTON. Como dice Robbins, este récord parece todavía más imbatible que lo que indica un décimo puesto. Chris Paul, uno de los mejores de la historia, es séptimo en el ranking total y líder en activo... y está en 9.607. No puedo alcanzar al mítico Stockton. LeBron es octavo en la lista (9.298). Lynch lo explica bien: "Para batir este récord no solo tienes que ser un increíble pasador. También tienes que jugar para siempre y tener al lado a un tío que meta 35.000 puntos". En el histórico, Jason Kidd es segundo con 12.091 y Steve Nash tercero con 10.335. Mark Jackson y Magic Johnson también superaron las 10.000. Solo esos cinco lo han conseguido.

9. MÁS PUNTOS EN MEDIA PARTE: 107, PHOENIX SUNS. Fue el 10 de noviembre de 1990 y los Suns ganaron a los Nuggets 173-143. Poco más de un mes después llegó el récord de Skiles ante los mismos Nuggets. Los Suns anotaron 107 puntos en media parte... con un 0/2 en triples. Las siguientes mejores marcas son de los Hawks (97 en 1970) y Sixers (95 en 1967).

8. MÁS PARTIDOS SEGUIDOS CON AL MENOS 30 PUNTOS: 65, WILT CHAMBERLAIN. El gigante Chamberlain logró este hito entre el 4 de noviembre de 1961 y el 22 de febrero de 1962. Fue la temporada en la que anotó 100 puntos en un partido y promedió 50,4. Otro récord que parece que debería ir más arriba: James Harden es segundo con 32 partidos (13 de diciembre de 2018-21 de febrero de 2019). La siguiente marca, 31, también es de Chamberlain.

7. MEJOR PORCENTAJE DE TIROS LIBRES: 98,1%, JOSÉ MANUEL CALDERÓN. La efectividad del base español desde la línea de personal es considerada una de las marcas más difíciles de alcanzar. Calde tuvo un 87,3% en su carrera NBA y seis temporadas por encima del 90%. En la temporada 2008-09, con Toronto Raptors, Calderón se fue a un 98,1%: 151 de 154. Este récord solo mide a jugadores que lanzan al menos 125 tiros libres en la temporada. Chones alaba al español: "Para batir eso tienes que meter 99 de cada 100. No sé cómo pudo hacer algo así Calderón". Segundo es Calvin Murphy con un 95,8% (1980-81).

6. MÁS PARTIDOS SEGUIDOS DE REGULAR SEASON: 1,192 AC GREEN. Un récord increíble de AC Green, que fue tres veces campeón con lo Lakers, dos con el Showtime de Magic Johnson (1987 y 1988) y otra ya antes de retirarse, en 2000. La durabilidad de Green, que se mantuvo virgen durante esos años de carrera entre las bromas de sus compañeros de los Lakers, es legendaria: no se perdió ni un partido entre 1987 y 1997.

5. MÁS VICTORIAS EN UNA REGULAR SEASON: 73, GOLDEN STATE WARRIORS. La mítica temporada 2015-16 de los Warriors... cerrada con derrota en las Finales, donde fueron el primer equipo que perdió una ventaja de 3-1 a favor (ante los Cavaliers de Kyrie Irving y un LeBron James colosal). Sigue el 72-10 de los Bulls 1995-96 y las 69 victorias de los Lakers 1971-72 y los Bulls 1996-97.

4. MÁS VICTORIAS SEGUIDAS: 33, LOS ANGELES LAKERS. Esos Lakers recién citados de la temporada 1971-72, cuando rompieron la maldición y ganaron el primer anillo desde el traslado a Los Ángeles, el único que tiene Jerry West... También estaba Wilt Chamberlain y un Elgin Baylor que se retiró nada más comenzar la temporada. Sin él, curiosamente, comenzó una racha de 33 triunfos: del 5 de noviembre de 1971 al 7 de enero de 1972. El entrenador era Bill Sharman, que había sido campeón como jugador con los Celtics de Red Auerbach y que luego fue general manager de los angelinos durante los años 80. La siguiente marca son 28 de los Warriors, pero a caballo entre dos temporadas (del 9 de abril al 11 de diciembre de 2015). Los Heat de LeBron James ganaron 27 seguidos (3 de febrero-25 de marzo de 2013).

3. MÁS PUNTOS EN UN PARTIDO: 100, WILT CHAMBERLAIN. Uno de los récords más famosos de la historia de la NBA. Wilt sumó 100 puntos el 2 de marzo de 1962 en un partido de sus Philadelphia Warriors contra los Knicks. Parece imposible de batir, pero en la era de la revolución del triple hay que coger ese imposible con alfileres. La segunda marca son los 81 puntos de Kobe Bryant ante Toronto Raptors en 2006. Las tres siguientes vuelven a ser de Chamberlian: 78 y dos veces los 73 que también metió David Thompson.

2. MÁS REBOTES EN REGULAR SEASON: 23.924, WILT CHAMBERLAIN. Para entender lo difícil que es batir este récord basta este dato: Dwight Howard es el máximo reboteador en activo. Lleva en la NBA desde 2004, tiene 34 años y lleva...13.641 rebotes. Segundo es Bill Russell (21.620) y tercero Kareem Abdul-Jabbar (17.440).

1. LA MEDIA DE PUNTOS MÁS ALTA EN UNA TEMPORADA: 50,3, WILT CHAMBERLAIN. Otra vez Chamberlain y otra vez esa temporada 1961-62 que no ha parado de salir en este artículo: un partido de 100 puntos, 65 seguidos con al menos 30... el panel de expertos cree que una súper estrella podría (aunque sea improbable) meter más de 100 puntos en una noche iluminada en niveles de leyenda. Pero meter 50 de media durante una temporada completa... eso parece literalmente imposible. La cosa no acaba ahí: de las seis mejores marcas, cinco son de Chamberlain. 50,3, 44,8, 38,3, 37,6 y 36,8. Solo se cuela, en quinto lugar, Michael Jordan (37). Y en séptimo está James Harden (36,1). Lo dicen los expertos: si hay un récord imposible de batir en la NBA, es este.