KIROLBET BASKONIA

El Baskonia revive su grandeza

Cuarto título, tercero con Ivanovic, y el club sube al podio empatado con el Joventut, tras los inalcanzables Real Madrid y Barcelona. Ivanovic, el arquitecto de la escalada.

El Baskonia revive su grandeza
ACB PHOTO DIARIO AS

EI Baskonia protagonizó el martes la más bella remontada jamás vista en el baloncesto español. De no entrar en Copa (fue décimo en la primera vuelta), a ser campeón. Nunca nadie se había visto en una escalada igual. Y eso solo lo puede escribir un equipo forjado con el famoso carácter Baskonia. Diez años de sequía eran muchos para una entidad de tantísima ambición.

Josean Querejeta, su presidente y alma mater, tuvo que echar mano de su entrenador talismán para recuperar el trono de la Liga. Dusko Ivanovic reverdeció viejos laureles y ha dado forma a una tradición: tres etapas ha tenido y en todas ha caído alguna Liga. Ha dado tres de las cuatro que posee el equipo azulgrana (la otra se la apuntó Spahija, en 2008) y cuatro Copas. Siete títulos en 13 finales, palabras mayores para el preparador montenegrino, que muestra una simbiosis perfecta con Vitoria: de hecho, tras su último adiós, había pasado sin pena ni gloria por la selección de Bosnia, Panathinaikos, Buducnost, Khimki y Besiktas.

El Baskonia evocó hace dos días su vieja grandeza. Se colocó en el podio de la ACB, con sus cuatro entorchados, empatado con el Joventut, lejos, claro de Madrid (35) y Barcelona (18). Ivanovic elevó su primera Liga en 2002, ante el Unicaja.

El sargento de hierro ha puesto la firma en 7 de los 16 títulos de la entidad alavesa, a la que solo le queda la espina clavada de la Euroliga. En el primer año de Dusko en el Buesa Arena, el Baskonia alcanzó la final del máximo torneo continental, pero perdió en el quinto partido ante el Kinder de Bolonia, uno de los mejores equipos de la historia del baloncesto europeo. Esa campaña dio paso al curso del doblete, con Liga y Copa, el único que logró el Baskonia en sus 60 años de historia. Querejeta aseguró en pleno festejo por el título que el técnico seguirá un año más “y prometí como algún directivo dejarme coleta si ganábanos... a ver si me sale pelo”.

Vitoria se reconcilia con su pasado glorioso. Y para abrazarse a él, surgió otro héroe. Luca Vildoza imitó a San Emeterio en aquella famosa canasta a aro pasado en 2+1 de hace una década. La sangre argentina fluye por las venas del club azulgrana. Scola, Nocioni y Prigioni son leyendas. El Chapu, Rakocevic y Splitter fueron los otros tres capitanes que antecedieron a Shengelia levantando el trofeo de campeones.

“Son seis años con muchas cosas que me han pasado, muchos partidos importantes perdidos, muchas lesiones importantes, pero este título merece la pena”, resumió el crack georgiano, que tiene una oferta del CSKA y podría haber cerrado su etapa vitoriana. ¡Y de qué manera! A Vildoza, también pretendido en Moscú, le llega el reconocimiento en una temporada especialmente complicada porque en febrero fue operado del hombro, una intervención que le habría dejado seguramente sin jugar lo que quedaba de la temporada si esta no se hubiera parado tres meses por el coronavirus. Su decisiva actuación y su nombramiento como MVP de la final llegó meses después de que el Baskonia anunciara la ampliación de su contrato hasta 2024.

Pero la rueda no se detiene. La directiva ya empieza a poner las bases para el curso próximo. Se daba por hecho el fichaje de Giedraitis por el Panathinaikos, pero al final la convulsión que sufre el equipo heleno ha permitido a los vitorianos tomar la delantera con el alero lituano. Polonara continuará en el Kirolbet la próxima temporada después de que el club haya decidido no ejecutar la cláusula de salida, algo que sí se ha hecho con Christon. También interesa Alec Peters (Efes), que ha descartado una propuesta de Unicaja y está en la lista Deshaun Thomas.