NBA | MARC GASOL

"El equipo que gane la NBA será el mejor: ni asteriscos ni nada"

Marc Gasol, pívot de Toronto Raptors, atiende a varios medios españoles, entre ellos AS, desde la concentración de su equipo en Orlando (Florida).

Marc Gasol realiza un pase durante un partido contra Houston Rockets.
Takashi Aoyama Getty Images

Marc Gasol (35 años y 2,11 metros) atendió este miércoles a varios medios españoles, entre ellos AS, desde Orlando (Florida), donde los Toronto Raptors preparan el regreso de la temporada el próximo 30 de julio.

¿Cómo se produce ese increíble cambio físico?

Fue por el tiempo que tuve. Después de unos momentos de frustración durante la temporada, en los que no conseguía el ritmo adecuado para afrontar los retos que tenía, el parón de la competición me vino muy bien. Fue el momento ideal. El verano pasado no tuve el tiempo físico para hacerlo. También tuve problemas en los isquiotibiales durante el curso… Desde que nos informaron de la situación y que podía ir para largo, nos pusimos a currar. La suerte fue el tiempo.

Acaba contrato este verano con Toronto Raptors…

No sé cómo irá el futuro. Ahora estoy centrado en esta fase final atípica para pensar en cualquier otra cosa que no sea esa. Sería injusto. Ni me lo he planteado. Solo tengo ganas de jugar.

¿Qué opina de la salida de Pesic del banquillo del Barça?

Es el deporte profesional. Era una posibilidad. Entrenadores y jugadores estamos destinados a cambiar constantemente de trabajo. En un club como en el Barcelona, cuando no se llegan a los objetivos, es una de las cosas que pasan constantemente.

¿Pensó en algún momento no acudir a Orlando por miedo?

Miedo… No, pero sí que estás dispuesto a acatar lo que diga el grupo mayor de jugadores. Más que miedo, era un gran respeto. Como sabe, nosotros estamos ahora en Florida, y hay casi 10.000 casos nuevos en este estado a diario. Nosotros estamos ya en el proceso de cuarentena y nos hacen test PCR cada dos días. Gracias a dios, damos negativo constantemente.

¿Cuál es la parte más difícil de esta cuarentena en Orlando?

Estar alejado de la familia. Somos jugadores de baloncesto, pero ante todo eres marido, padre de dos criaturas que echas de menos. Forman parte de tu estado de ánimo. Lo son normalmente, pero ahora mucho más porque el piel con piel de estos meses, ha sido muy grande. Separarse de ellos y estar a tanta distancia es lo más complicado.

¿Cómo ve el movimiento Black Lives Matter?

El equipo tiene una unión y un objetivo muy claro de qué podemos hacer, de nuestra responsabilidad para dar pasos adelante y construir una sociedad y una comunidad más tolerante y no racista. Ves a tú alrededor racismo muy a menudo. En muchas situaciones. Estoy seguro que haremos muchas acciones positivas.

¿Hay una posibilidad real de que la temporada sea cancelada sino se controlar los casos, sobre todo fuera de la NBA?

Hace unas seis semanas, cuando dimos el paso de jugar, parecía la mejor opción. Pero tienes que adaptarte a los cambios y creo que estamos todos por jugar en cuanto al tema sanitario se refiere. Y en el asunto de la justicia racial, creemos que nuestra mejor plataforma es jugar. Mucha gente estará pendiente de nosotros porque es un deporte y una Liga muy seguida. Podemos utilizar este altavoz de una forma muy positiva para lograr el cambio.

¿Qué tal la recuperación de su hermano Pau? ¿Le gustaría verle en los Lakers o en el Barça?

Me gustaría ver a Pau. El Pau jugador es un poco más secundario para mí. Hace muchos meses que no veo a mi hermano. Hablamos muy a menudo. Es una lesión por la que he pasado y sufrido, y sé de la dificultad que tiene. Si a eso le suma toda la complicación logística de esta pandemia... Pero lo veo animado, con ganas, con ilusión, planeándolo todo con su equipo de trabajo para poner el pie y el cuerpo a punto para jugar. Para mí hay cosas mucho más importantes de si juega en los Lakers, en el Barça o el Básquet Girona.

¿Volver es ganar?

Volver es una victoria, pero una vez te pones a competir ese gen es lo que te mueve. Tener cerca la opción de ganar un anillo, iremos todos a muerte. La alegría vista en el Baskonia iba más allá del deporte. Nuestra fuerza mental es muy grande, no tenemos excusas, tenemos confianza y pensamos que podemos ganar.

¿El formato de competición abre la posibilidad a las sorpresas como ocurrió en la Liga Endesa?

Es diferente al formato de la ACB. Aquí tienes que ganar a un mismo equipo cuatro veces en siete partidos. Y eso hace que él sea mejor, al final gane. No hay tantas sorpresas. Lo que evidentemente desaparece es el factor pista, el desgaste de los viajes… El que venza será el mejor, no cabe ninguna duda. Ni asteriscos ni nada. El que gane la NBA será el que mejor ha estado esta temporada.