CBC VALLADOLID

El CBC Valladolid y la ACB mantienen su pulso

El día 30 los vallisoletanos deberían haber presentado los requisitos, pero se niegan hasta que la liga no reconozca el derecho deportivo a participar en la misma.

El CBC Valladolid y la ACB mantienen su pulso
CB VALLADOLID

Coincidiendo con el final de la Liga ACB acababa el día 30 de junio el plazo para que CBC Valladolid y Guipuzcoa Basket, primero y segundo cuando se detuvo la competición como consecuencia del coronavirus, presentarán la documentación y cumplieran los requisitos para jugar en ACB. Los primeros no los han cumplido, los segundos, sí. El pulso entre la liga y el club vallisoletano sigue por el reconocimiento del derecho deportivo. Y es que afirman los castellanos en una nota de prensa que siguen "sin tener respuesta por parte de la Asociación de Clubes de Baloncesto al reconocimiento del derecho deportivo a formar parte de la ACB, siendo el día 30 de junio la fecha tope para la acreditación del cumplimiento de los requisitos establecidos” y argumenta que recibió la petición de requisitos el 13 de junio entre los que se encontraba la obligación de “pasar una auditoria por medio de una entidad designada por la ACB y cuya misión es “expresar” su opinión sobre la situación económica y patrimonial de la entidad, haciéndose el Club cargo de los costes que ascienden a 10.000 euros”, aunque apostilla que "cumplir estos requisitos no constituye reconocimiento de derecho alguno a favor del Club”.

Quien sí hizo los deberes es el club guipuzcoano que ha demostrado que no tiene deudas pendientes con otros clubes, ni con la Federación, tampoco con entrenadores ni jugadores. Está al día con la Seguridad Social y tiene los estados financieros intermedios cerrados, amen de garantizar que puede aprobar un presupuesto mínimo de 2,5 millones y dispone de un pabellón con capacidad para cinco mil espectadores. En el caso del club vasco, el camino parece más despejado y de no jugar en ACB la próxima temporada acudirán al juzgado como ya han avisado algunos dirigentes de esta entidad.

En el caso del CB Valladolid sigue peleando por el reconocimiento deportivo de poder pertenecer a la ACB y se niegan a presentar los requisitos si antes no han sido reconocidos por lo que quieren "transmitir nuestro malestar, así como denunciar los daños institucionales y deportivos que esta situación de incertidumbre nos genera. Y todo esto llega cuando el club de baloncesto y el Real Valladolid se encuentran a punto de llegar a algún tipo de asociación. Hay que recordar que Jorge Garbajosa, presidente de la Federación, ya afirmó que estaba dispuesto a pedir la mediación del CSD para que se cumplieran los dos ascensos programados.