BILBAO BASKET

Pueyo: "Estamos satisfechos de mantener un bloque que nos ha dado tantas alegrías"

El director deportivo del Bilbao hizo balance positivo de la temporada que concluye hoy y despidió con honores a Schreiner, Rafa Martínez, Sergio Rodríguez y Cruz.

Pueyo: "Estamos satisfechos de mantener un bloque que nos ha dado tantas alegrías"
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

El director deportivo del Bilbao Basket, Rafa Pueyo, ha realizado una valoración de la temporada, que se dio por concluida el jueves 25 en su caso con la eliminación en la fase final de Valencia, un experimento de la ACB que está saliendo a las mil maravillas pero que ha pillado muy mermado a los vizcaínos, por la espantada de Haws y las lesiones de Schreiner y Kulboka y la rehabilitación de Brown. A este último le dio Mumbrú un caramelito de un minuto ante Unicaja por sus ganas de verse frente a su amigo Bouteille. "El equipo ha rendido muy bien, los resultados han acompañado. Cuando eso sucede, lo normal es mantener el bloque. El capitán de la nave, que es Mumbru, y las fuerzas principales se lo han ganado: estamos satisfechos de mantener un bloque que nos ha dado tantas alegrías", sostiene el dirigente del RETAbet, quien ha confirmado que causan baja Schreiner, Rafa Martínez, Sergio Rodríguez y Cruz. No lo ha desvelado, pero en su lugar llegarán Hakanson, Zyskowski, Álex Reyes y Dos Anjos. 

Pueyo ha ido colmando de elogios a los que se van. Empezando por Schreiner, que deja huella en Miribilla. "Es un profesional con todas las letras y en mayúsculas, deja un recuerdo muy bueno, ha demostrado mucha profesionalidad, nos ayudó en un momento muy difícil a ascender, fue una pieza fundamental no solo por el triple, y para que este año haya sido exitoso y no hayamos tenido que sufrir en posiciones de descenso". Se dañó la rodilla en La Fonteta y el Bilbao Basket pondrá todos los medios para la rehabilitación y para que esté a punto para el inicio del próximo curso. Rafa Martínez también ha marcado un año de ensueño, pero él mismo dijo que sus rodillas están "para Cuenca" y jugar dos competiciones la misma campaña le frenan mucho. Colgará las botas o pedirá un 'ultimo baile' en Manresa

Sobre Cruz, apuntó que tiene un gran futuro en el baloncesto español. Ayudó a ascender con su gran juego ofensivo, apurando línea de fondo como nadie, y en ACB ha perdido el protagonismo, "pero estamos contentos, cuando ha tenido que ayudar lo ha hecho y seguro que va a tener alguna oferta buena". No se irá muy lejos, para estar con su pareja, Laura Quevedo, del Araski vitoriano. El caso de Sergio Rodríguez es distinto: el club ha querido renovarlo, pero no se ha llegado a un acuerdo. Y en el caso de Lammers, pretendido por el Alba de Aíto y con una cláusula de rescisión muy baja, el club sigue negociando para subirla y alargar un año más el contrato. No ha llegado de momento noticias de que vaya a abonarse ese blindaje, pero si eso ocurre, la maquinaria no se detendría obviamente.  

"La temporada ha sido atípica. Estamos muy satisfechos con el balance en general, igual no habríamos mantenido la quinta posición con un desarrollo normal, nos habría gustado poder seguir compitiendo con la plantilla al completo, pero no ha sido posible. En general es positivo el balance y en la fase final hemos competido lo mejor posible con las circunstancias que había", agrega Pueyo. "El equipo ha demostrado mucho carácter y ha competido contra la mayoría de los rivales. De haber estado al completo podríamos haber tenido más opción", abunda, poniendo especial énfasis en que Zaragoza, Tenerife y Bilbao, que eran tercero, cuarto y quinto cuando llegó el parón por la pandemia, no han alcanzado las semifinales y el propio Madrid, favorito a todo, ha fracasado. "No es un torneo para hacer balance de toda la temporada", es la conclusión.

El núcleo principal del grupo se perpetúa, como ocurrió el año pasado tras el ascenso. "Teníamos claro que queríamos mantener el bloque, tratado de renovar a los jugadores lo antes posible para que no recibieran ofertas de otros equipos y los movimientos los teníamos claros, no había por qué esperar. Con la pandemia han pensado en su estabilidad y amarrar un contrato antes de esperar una posible oferta", agrega el director deportivo, que con las incorporaciones ha intentado rejuvenecer la plantilla y tener más físico. 

Con Mumbrú, renovado por dos años, no había dudas. "Va dando pasos como entrenador -remarca Pueyo-, como tiene que ser. Nadie nace con experiencia o sabiduría en ningún ámbito, tuvo un año muy difícil, no es fácil ascender y había presión. El ascenso era un objetivo real y cumplió y ahora en ACB se ha sentido más cómodo, es una competición que conoce mejor. Va mejorando, ganando experiencia, estoy seguro de que el año que viene va a ser mejor entrenador y dos competiciones a la semana le van a dar una nueva visión para seguir su progresión".

El futuro cercano marca una participación en Champions, pero no se conocen fechas, ni tampoco en ACB, porque aún no hay constatación de si habrá 18, 19 o 20 equipos. Lo que sí está confirmado es que la plantilla del Bilbao Basket estará formada por 12 jugadores y en la Champions se pueden inscribir hasta 16, así que las otras cuatro fichas serán de canteranos. Uno de estos irá convocado en el torneo europeo porque se exigen cinco jugadores de formación. De momento, las oficinas de Miribilla celebran los apuntes del júnior Miguel Ruiz en la F12. "Ha aprovechado las oportunidades, el día del Tenerife hizo un gran partido. Le queda mucho trabajo por hacer para poder competir a este nivel", concluye el responsable deportivo.