NBA

2.000 habitaciones de hotel, test, canchas, parqués importados... así será la NBA en Disney World

El complejo de Orlando acogerá el final de temporada NBA en formato campus, familias en playoffs y todos los partidos en el lujoso Wide World of Sports de ESPN.

2.000 habitaciones de hotel, test, canchas, parqués importados... así será la NBA en Disney World
ERIK S. LESSER EFE

Primero parecía una idea excéntrica, una ocurrencia de un periodista (Keith Smith) que había trabajado durante dos décadas en el complejo Walt Disney World de Orlando, en la franja central de Florida, una zona donde el impacto del coronavirus no ha golpeado muy fuerte hasta ahora: ¿podría la NBA usar como sede el parque temático más famoso del mundo? Por entonces se hablaba de un plan de burbuja hermética y de Las Vegas como baza principal. También hubo rumores que situaban el final de temporada de la NBA en Hawái, Bahamas, Atlantic City...

Pero hace semanas que Disney World se puso en la pole primero y desbancó a toda la oposición después. Será la sede de la NBA. Sin burbuja, con test diarios y un estilo campus que permitirá cierta libertad de movimientos a los jugadores y visitas de familiares a partir de los playoffs. En realidad, era la baza más obvia. Si se considera que ESPN, uno de los grandes socios televisivos de la NBA, es propiedad de Disney, cuyo presidente Bob Iger tiene una relación excelente tanto con el comisionado Adam Silver como con Chris Paul, el veterano base que está al frente del sindicato de jugadores (NBPA). Gana la NBA y gana la compañía de entretenimiento, que tendrá más de dos meses de constante promoción, venderá imagen de seguridad y control sanitario ahora que va reabriendo sus parques y, además, orquestará la mejor campaña posible para empezar a vender su gran evento de 2021: el 50 aniversario de la apertura de Walt Disney World, la improbable sede del final de temporada y los playoffs 2020 de la NBA.

El estilo resort es ideal para que los jugadores tengan cierta libertad pero a la vez estén mínimamente controlados. La Liga hará test a diario y tendrá protocolos para aislar a los positivos, si los hay, de forma individual y sin parar la competición. Los jugadores podrán usar las instalaciones, jugar al golf, elegir uno u otro restaurante... y todo en casi 100 kilómetros cuadrados de propiedad totalmente privada y cerrada, una opción que no podía ofrecer en ningún caso una ciudad como Las Vegas. Las posibilidades de ocio y esparcimiento son obvias (garantía Disney), la cobertura hospitalaria es idónea y, claro, hay plazas de hotel de sobra. Disney (podría disponer de más sin problema) prepara las más de 2.000 que tiene solo en el Coronado Springs Resort, que ejercerá de residencia central de la comitiva NBA.

Se calculan unas 70 personas por cada uno de los 22 equipos, una cuenta muy a lo alto que pretende mantener disponibilidad para otros posibles contingentes, como una prensa que podría tener finalmente acceso, no se sabe en qué número ni condiciones. Ese Coronado Springs Resort tiene a su alrededor un lago, rutas para pasear, piscinas y está cerca del verdadero centro neurálgico de la competición, el Wide World of Sports, un tremendo conglomerado deportivo de ESPN donde está garantizada la disponibilidad de espacio de entrenamiento para todos los equipos y donde hay tres lugares ideales para jugar partidos, si es necesario de forma simultánea: el HP Field, que ya acoge citas universitarias con televisión en directo, el Visa Center y el The Arena (que suele acoger los concursos nacionales de animación, cheerleaders...). Estos dos últimos pueden funcionar como canchas de partido oficial o transformarse en lugares de entrenamiento en los que se podrían ubicar hasta seis pistas. Además, y esto parece un asunto esencial, todas estas instalaciones están (palabra de ESPN) ya perfectamente adaptadas y equipadas para la retransmisión televisiva de máxima calidad.

Partidos todo el día, parqués individualizados...

El plan inicial es usar al menos dos de las canchas para jugar partidos de forma simultánea, varios al día durante la fase regular y menos cuando lleguen los playoffs, que arrancarán con tres o cuatro por jornada y acabarán con solo uno cuando lleguen las finales de Conferencia: un ritmo similar al convencional. Disney espera que a primeros de julio llegue personal de la NBA para rematar los preparativos y que a partir del día 7 desembarquen los equipos para ultimar allí la preparación de una competición que se retomará el día 31. Antes, las 22 franquicias implicadas en este regreso se prepararán (a priori desde el 30 de junio) en sus ciudades y las instalaciones de entrenamiento de cada una. Así cubrirán los dos tramos de esta atípica segunda pretemporada.

La idea de Disney es permitir que los equipos lleven sus parqués y algún toque de su parafernalia para dar sensación de local incluso sin aficionados en las gradas, sobre todo en playoffs. No hay horarios confirmados, pero se cree que la fase regular (ocho partidos por equipo) se retomará con encuentros desde la 12:00 del mediodía de la Costa Este (las 18:00 en España) y hasta las 22:30. La intención es, claro, que los de la Costa Oeste y los que más gancho mediático tienen (muchos coinciden: Lakers, los Clippers de Kawhi Leonard...) jueguen, siempre que sea posible, en los turnos de tarde de un final de temporada 2019-20 que va a tener un desenlace que formará para siempre parte de la historia de la Liga y de todo el deporte estadounidense: entre agosto y octubre y con sede en el complejo de entretenimiento más famoso del mundo, Walt Disney World. Orlando y, muy pronto, la capital mundial del baloncesto.