NBA

Luto en la NBA: fallece Wes Unseld, gran leyenda de los Bullets

Un personaje clave en la NBA de los años setenta, fue cinco veces all star, MVP de la fase regular y las Finales y campeón en 1978. También fue entrenador en Washington.

Luto en la NBA: fallece Wes Unseld, gran leyenda de los Bullets
Dick Raphael DIARIO AS

Wes Unseld, una de las leyendas de la NBA de los años setenta, ha fallecido a los 74 años tras, según el comunicado de su familia, "perder una larga lucha con la enfermedad, en última instancia con la neumonía". El gigante amable fue un pívot de 2,01 y un físico muy poderoso, se trata de uno de los jugadores más importantes de la franquicia que hoy es Washington Wizards y a la que él llegó cuando todavía era Baltimore Bullets. Lo hizo como número 2 del draft de 1968 por detrás de Elvin Hayes, con el que precisamente después fue campeón en 1978, ya con los Bullets en Washington.

Unseld fue cinco veces all star y en 1969 consiguió ser en su primera temporada Rookie del Año y MVP, algo que solo había logrado Wilt Chamberlain y que nadie más ha conseguido después. También fue MVP de esas Finales de 1978, un 4-3 a los Supersonics que valió el que sigue siendo único anillo de la franquicia, que con él jugó también otras tres Finales. Considerado un excepcional compañero y líder en el vestuario, jugó en los Bullets entre 1968 y 1981 y después entrenó (1988-1994) y fue general manager de la franquicia.

Los Wizards ya han emitido un comunicado en el que lamentan el fallecimiento de uno de los grandes pilares en la historia de la franquicia: "Siempre hemos admirado a Wes como una de las piedras angulares de nuestro equipo, pero es su labor fuera de las pistas lo que dejará un impacto eterno y tocará a la gente que le conoció durante su vida".

Unseld entró en el Hall of Fame en 1988 y ocupa el puesto número 12 en el histórico de rebotes en la NBA, con 13.769. Promedió 14 en sus trece años de carrera, todos en los Bullets, y 18,2 en esa primera temporada en la que hizo el increíble doblete Novato del Año-MVP. Sus medias en puntos fueron de 10,8, aunque sus verdaderas virtudes fueron la capacidad defensiva, la facilidad para rebotear, el instinto para lanzar contras con pases desde su canasta y la hablidad para hacer mejores a sus compañeros siempre que estaba en pista. Así marcó una época en los Bullets y se conviritió en uno de los jugadores más queridos y respetados de su generación en toda la NBA.