LIGA ENDESA

Una burbuja sanitaria

La construcción de un centro médico avanzado en el interior de L’Alqueria evitará la mayor parte de los desplazamientos a hospitales.

L'Alqueria del Basket.
DAVID GONZALEZ

Unas horas después de que la ACB hiciera oficial que la fase final de la Liga Endesa se disputará en La Fonteta del 17 al 30 de junio, las oficinas del Valencia Basket ya eran un auténtico hervidero. La candidatura del club taronja salió elegida como la más completa. Pero ahora, hay que llevar a la realidad lo que, sobre el papel, ha encantado a la ACB en un tiempo récord.

Se trata de construir una burbuja sanitaria para las aproximadamente 600 personas que se calculan necesarias para la disputa de esta fase final de la Liga. El concepto del proyecto es que nadie, salvo circunstancia de fuerza mayor, salga para nada de los dos kilómetros a la redonda en los que estarán ubicadas las instalaciones deportivas y los hoteles donde se hospedarán los 12 equipos y la organización.

La clave para que la puntuación de la candidatura valenciana se disparase (dos comités médicos independientes evaluaron las propuestas) fue el centro médico avanzado que construirán en las instalaciones de L’Alqueria del Basket, justo a unos metros de la pista central de La Fonteta. Se trata de evitar la mayor parte de los desplazamientos a hospitales. Un tráiler en el que se realizarán resonancias magnéticas y ecografías estará aparcado en las pistas descubiertas de la instalación. En el interior de L’Alqueria habrá varios boxes con podólogos, odontólogos, traumatólogos, médicos internistas y cualquier especialidad que pueda precisar una lesión en un partido. Además, los clubes tendrán un servicio de farmacia, 24 horas a su servicio; y dispondrán de médicos de apoyo a los doctores de los equipos que estarán en los hoteles donde las plantillas pasarán la mayor parte del tiempo.

L'Alqueria.

El proyecto valenciano contaba con un as que no tiene ningún equipo en Europa: las nueve pistas cubiertas que dispone L’Alqueria para entrenar y calentar; y los casi 40 vestuarios, algunos comunicables para aumentar la capacidad, en los que los equipos se instalarán durante el tiempo que tengan que salir del hotel para ejercitarse. Además, a unos 50 metros de L’Alqueria está el polideportivo municipal Quatre Carreres, con varias pistas de césped sintético y piscinas, donde los equipos tendrían la posibilidad de realizar actividad al aire libre.

La organización, además, ha ofrecido un listado de 10 hoteles, todos en la zona de la Ciudad de las Artes, a menos de dos kilómetros de La Fonteta, que la ACB debe cribar para los distintos equipos. Los traslados en autobús serán apenas de cinco minutos, el más largo, lo que aumenta la comodidad de los equipos a la hora de desplazarse para entrenar y realizar sesiones de tiro.

Por último, a pesar de que el centro sanitario avanzado intentará subsanar cualquier problema médico que surja en la competición, la organización ha propuesto también dos hospitales, La Fe y La Salud, a menos de dos kilómetros del pabellón, por si surgiese alguna contingencia que hiciera imprescindible algún traslado de los participantes.

La iniciativa de la organización del evento ha sido ­público-privada y han intervenido la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento y el mecenazgo deportivo de Juan Roig, quien se ha mostrado “muy feliz” de albergar esta fase final, no solo por adquirir la condición de anfitrión a la ACB, sino por contribuir al despegue económico de la ciudad, una vez se ha superado la mayor onda expansiva de la pandemia.

José Puentes: "Sabemos que incluso la NBA mirará cómo lo hacemos"

El director de operaciones del Valencia Basket es el alma de este proyecto; José Puentes, y conoce todas las interioridades de la candidatura elegida por la ACB. ¿Cuál es el objetivo que se marcan?

Principalmente que los 12 equipos salgan de Valencia más que satisfechos. Creo que hemos entendido el pliego de condiciones como un proyecto. No se trataba de vender una ciudad ni de explicar la situación sanitaria. Debíamos cubrir las necesidades para los 12 equipos, no para la ciudad.

¿Es consciente de que serán mirados con lupa por cualquier ente que quiera organizar un evento de estas características en la situación actual?

Sabemos que incluso la NBA, que tiene que organizar también sus playoffs, y otros países van a estar mirando cómo lo hacemos. Igual que nosotros hemos hecho con la Bundesliga. Todos van a mirar cómo Valencia y la ACB sacan este proyecto.

¿Por qué los equipos de Euroliga mostraron reticencias por la candidatura de Valencia?

Real Madrid y Barcelona son los transatlánticos de este país, esto es de respetar, y la exigencia que crean nos hace crecer a todos. Ellos plantearon una serie de dudas porque estamos en una pandemia. Pero en el momento en que se ha entendido que vendíamos un proyecto para una fase final en unas condiciones muy concretas todo fue más sencillo.