NBA | CHICAGO BULLS

Arturas Karnisovas, ex del Barça, nuevo directivo de los Bulls

Los Chicago Bulls refuerzan su directiva y fichan al ex jugador del Barça, que era hasta este momento General Manager de los Denver Nuggets.

Arturas Karnisovas, ex del Barça, nuevo directivo de los Bulls
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Los Bulls se mueven. Si hace unos días cedían a la presión y despedían a Gar Forman y John Paxson, esa directiva que no había hecho más que encadenar malas deciones, ahora han contratado a Arturas Karnisovas como vicepresidente ejecutivo de operaciones. Un paso adelante en una reconstrucción eternamente postergada y que en la mítica franquicia esperan completar con la contratación de Jerry Colanguelo como General Manager.

Ese era el puesto precisamente que Karnisovas ocupaba en los Denver Nuggets, donde se encontraba hasta ahora. El lituano fue una de las referencias del baloncesto europeo en los años 90 y estuvo en el Barça junto a Aíto García Reneses, ganando tres Ligas ACB y una Copa del Rey, aunque se quedó a las puertas de la Euroliga, competición en la que perdió dos finales (1996 y 1997). También fue bronce olímpico en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y Atlanta 1996, y plata en el Eurobasket de 1995.

Su experiencia en Estados Unidos se reduce a los cuatro años que pasó en Seton Hall Pirates, de la NCAA, aunque tras su retirada ha sido ha estado muy ligado a la NBA, siendo su embajador por Europa o formando parte de la selección norteamericana que ganó el Mundial del 2014. Tras pasar por los despachos de los Nuggets, Karnisovas llega a los Bulls, que tienen la intención de firmar a un Colanguelo que se encuentra en los Sixers y cuya incorporación es una prioridad para iniciar una reconstrucción que tiene al técnico Jim Boylen como próximo señalado.

El destituido John Paxson en particular, campeón de la NBA con los Bulls de Jordan en el primer three peat, llevaba 17 años ligado al puesto de vicepresidente, tiempo en el que la franquicia solo ha disputado una final de Conferencia en 2011 como techo. Casi dos décadas después, será otro nombre el que se siente en ese despacho e intente reconducir a un equipo que está muy lejos de tiempos pasados que fueron (mucho) mejores. Empieza una nueva era en Chicago.

Los Bulls ceden a la presión y relevan a su dirección deportiva