MINNESOTA TIMBERWOLVES

Garnett, sobre los Timberwolves: "No hago negocios con víboras"

Garnett no ha perdonado a Glen Taylor, dueño del equipo, después que lo marginase durante el verano de 2016, cuando forzó su retirada.

Kevin Garnett con la camiseta de los Timberwolves.

Kevin Garnett es uno de los nuevos miembros del Salón de la Fama de Naismith en una camada en la que le acompañan hombres con cinco Anillos como Kobe Bryant o Tim Duncan. El polémico ala-pívot de Mauldin también fue campeón, con los Celtics en 2008, pero la mayor parte de su carrera y buena parte de sus mejores marcas individuales las consiguió en los Timberwolves. Años después de su retirada no hay intención, como sí en los otros casos, de que se le retire el número que llevaba en la camiseta (21) para honrar lo conseguido allí. Pero Garnett no perdona... 

RELACIONADO | "El dueño de los Wolves no sabe una mierda" 

Tras haber sido elegido para entrar en el Salón de la Fama, el exNBA ha concedido una interesante entrevista a Shams Charania para The Athletic, en la que da un poco de trasfondo para intentar entender por qué su camiseta no está retirada en Minnesota Timberwolves. Esto es lo que ha comentado en la charla: 

"Glen [Taylor] ya sabe dónde estoy. No me ilusiona. Lo primero de todo, no creo que sea genuino. Lo segundo, lo haría por toda la presión que recibe de los aficionados y del resto de la comunidad allí... Glen y yo teníamos un acuerdo antes de que 'Flip' [Saunders] muriera, y cuando murió el acuerdo se fue con él.. Por eso todavía no he perdonado a Glen, no le perdono aquello. Creía que era una persona decente y un buen hombre de negocios, pero cuando 'Flip' murió todo se fue con él"

"Mis años en Minnesota fueron para celebrar, pero en el punto en el que estoy no quiero hacer ningún trato con Glen Taylor, su empresa o nada que tenga ver con él. Amo a mis Timberwolves, siempre lo haré con mis compañeros y con la gente con la jugué allí. Hay un sitio especial en mi corazón para la ciudad de Mineápolis y para el estado de Minnesota. Pero, por otro lado, no hago negocios con putas serpientes" 

Saunder murió en 2016 por un cáncer y uno de los más afectados por ello fue Kevin Garnett, ya que Saunders le había recuperado para el equipo y para que pudiera acabar allí su carrera. Había un acuerdo para que Garnett comprara una parte de la franquicia cuando acabara su carrera deportiva, que es a lo que se refiere en la conversación, pero Taylor se echó atrás después del fallecimiento del entrenador y presidente y trasladó a Garnett que debían llegar a un acuerdo para que el jugador se desvinculara. KG no sólo fue cortado sino que ahí terminó su etapa como profesional. 

Garnett jugó 21 temporadas en la liga estadounidense, catorce de ellas en los Timberwolves. Promedió 17'8 puntos, 10 rebotes y 3'7 asistencias por encuentro (tras 1.462, contando sólo la regular season) y fue el MVP de la Temporada en 2004.