CONFERENCIA OESTE

Oeste: los Blazers se salvan de milagro y los Spurs se hunden

Exhibición de los Thunder ante unos tristes Spurs. Los Blazers evitan una debacle ante los Pistons y los Nuggets ganan con autoridad a los Wolves.

Oeste: los Blazers se salvan de milagro y los Spurs se hunden
Stephen Lew USA TODAY Sports

¿Quién será el octavo del Oeste? Con Thunder y Mavericks salvados, todos quieren ahora el puesto de los Grizzlies, que están 28-28, tienen un calendario muy complicado y acaban de perder por lesión a Jaren Jackson Jr. Ese es el objetivo de Blazers, Pelicans, Spurs y, si hay milagro, incluso los Kings, que han cogido ritmo seguramente cuando ya es tarde. No es la diferencia (cinco partidos, muy importante) sino todos los que tienen que fallar por delante.

Los Spurs parecen un candidato ya muy serio a ver los playoffs por televisión por primera vez desde 1997 y a no ser el primer equipo que juega las eliminatorias 23 años seguidos, su gran objetivo de esta temporada. Ahora vuelven a casa tras la gira del Rodeo, esta vez ocho partidos seguidos con su pabellón ocupado (un clásico del invierno) que han saldado con un pobre 2-6. Arrancaron con cinco derrotas, sumaron dos triunfos de nivel en OKC y Salt Lake City... y se dieron un golpetazo tremendo, otra vez en OKC (131-103).

Eso son estos Spurs, un equipo capaz de ganar casi cualquier partido en la noche adecuada, pero uno que pierde mucho y que probablemente no tenga dentro una racha lo suficientemente buena como para remontar los cuatro partidos que le separan del octavo y hacerlo siendo mejor (son undécimos) que los dos que les preceden en esa carrera, Blazers y Pelicans. Su segundo peor día en el tiro de la temporada (por debajo del 37%) les aniquiló en una pésima segunda parte en la que fueron zarandeados por unos Thunder (37-18 el tercer cuarto) que están 35-22, se juegan con los Mavs el sexto puesto (el peor será séptimo) y solo han perdido dos partidos más que el año pasado (con Russell Westbrook y Paul George) a estas alturas. La carga comenzó en Chris Paul (12+9+10) y Shai Gilgeous-Alexander (22+10 rebotes) y acabó en Steven Adams (21+10) con un excelente trabajo defensivo de Nerlens Noel (5 tapones) y un Luguentz Dort que se ha convertido ya en un favorito del público de OKC. El rookie con contrato two way acabó con 3 robos y 15 puntos sin fallo (6/6). En los Spurs, un día pésimo de LaMarcus Aldridge (8 puntos, 3 rebotes) y DeRozan (11+5), 7/22 en tiros entre los dos, y muy pocas opciones en cuanto los Thunder dejaron de fallar casi todo lo que lanzaban.

Mientras, en Portland se rozó el drama. Con Damian Lillard lesionado hasta la próxima semana, los Blazers necesitan amarrar todo lo que puedan sin él para no descolgarse de forma que podría ser casi, casi definitiva. En ese contexto, recibir a los depauperados Pistons es lo más parecido a un partido que hay que ganar sí o sí a lo que se puede enfrentar una franquicia en febrero. E incluso así, la cosa estuvo muy fea: 86-95 a 7 minutos y medio del final y con Christian Wood (26 puntos, 9 rebotes), Brandon Knight (15 puntos) y Galloway (13) liderando a un banquillo visitante que sumó 70 puntos. Derrick Rose anotó 15 con 16 tiros, muy solo en el quinteto titular. Y los Pistons estuvieron vivos hasta la última posesión pero perdieron ante el improvisado big three de los Blazers: CJ McCollum sumó 41 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias, Carmelo Anthony 32 puntos (por encima de 30 por primera vez en casi dos años) y Hassan Whiteside 16 con 17 rebotes y 4 tapones. El resto del equipo se quedó en 18 puntos... pero bastó porque enfrente estaban los Pistons. Y poco más. O vuelve pronto Lillard, o...

Mientras, el partido más desigual de la noche en el Oeste se resolvió con un triunfo cómodo de los Nuggets (128-116) ante unos Wolves con solo nueve jugadores disponibles, sin Karl-Anthony Towns ni D'Angelo Russell y con ya 31 derrotas en 37 partidos. Fue, eso sí, el día del regreso de Beasley Juancho Hernangómez, traspasado antes del cierre del mercado invernal. En alero español volvió a Denver con 7 puntos y 4 rebotes, ahora en unos Wolves absolutamente inferiores a uno de los mejores equipos de la NBA, bien liderado por Jokic (24+7+6) y Paul Millsap (25+7). Los dos interiores anotaron sus seis primeros tiros y en total firmaron un 20/25 conjunto. Además, Jamal Murray se fue a 19 puntos y 6 asistencias y los Nuggets tienen ahora un partido y medio de ventaja sobre los Clippers de cara a un posible cruce en semifinales del Oeste. El mejor de los dos, si es que los Lakers acaban primeros (los Nuggets están a cinco partidos), tendría ventaja de campo en esa serie. Y eso puede ser un factor decisivo.