HOUSTON ROCKETS

Los Rockets redoblan su apuesta y fichan a la vez a Carroll y Green

El parón del All-Star ha sido propicio para que los Rockets se muevan. Y lo hacen manteniéndose firmes en su apuesta por el 3+D y los 'bajitos'.

DeMarre Carroll y Jeff Green

Los Rockets se han tomado su última e innovadora apuesta, con la que parece que irán hasta el final de la temporada, muy en serio. La salida de Clint Capela, referencia en la pintura de toda la NBA durante los últimos años pero también de otro pívot como el veterano Nenê tenía una razón: no quieren jugar más con interiores, quieren apostar por cinco exteriores en pista. En esa línea se entiende lo de poner de '5' al correoso P.J. Tucker (1,96 metros) o lo de apostar por Robert Covington como nueva cara. Baten extraños récords con esta novedosa forma de jugar, pero nadie se olvida de que continúan siendo uno de los equipos más peligrosos de la NBA. 

El parón del All-Star ha llevado a Daryl Morey, el mediático GM de los Rockets, a realizar dos movimientos que refrendan esta apuesta y con los que Mike D'Antoni podrá seguir trabajando en la misma línea sobre la que ya lo estaba haciendo. 

ESPN ha adelantado los dos movimientos, que todavía no son oficiales. Primero, el fichaje de DeMarre Carroll, que primero completará su salida amistosa de unos Spurs donde no estaba teniendo nada de continuidad (9 minutos de media en sólo 15 partidos disputados) y después firmará con los de Houston. El segundo, la firma de un contrato de diez días a Jeff Green con la esperanza de que se acople rápido y se le pueda hacer uno para lo que resta de temporada. 

· DeMarre Carroll. Este alero, especialista defensivo, tuvo su mejor época en los Hawks de Mike Budenholzer. Eso le hizo ganar un buen dinero con su siguiente contrato, ya en los Raptors. También ha pasado por los Nets. El pasado verano se marchó con un 'sign&trade' a unos Spurs donde no ha contado para Popovich.

· Jeff Green. Lleva trece años en la NBA y sólo en la presente temporada ha bajado del rango de 9-10 puntos por partido. Los Jazz, el equipo en el que estaba, le cortó el pasado diciembre porque quería apostar más por Georges Niang. Estuvo en el último año de Seattle Supersonics y en el primero de Oklahoma City Thunder. Su mejor juego, en los Celtics durante 2014 y 2015. Es un ala-pívot con buen tiro exterior y potencia física, por lo que alternará con Isaiah Hartenstein el puesto de '5'.