FINAL COPA DEL REY | UNICAJA 68-REAL MADRID 95

Laso, rey de la Copa moderna: "Habla muy bien de mí"

El entrenador del Real Madrid alabó el "gran trabajo" de su equipo: "Ante Valencia y Unicaja el marcador ha reflejado nuestra superioridad. Hicimos dos grandes partidos".

Pablo Laso habló para los micrófonos de #Vamos, tras conquistar su sexto título de Copa del Rey tras vencer al Unicaja por 68 a 95. El entrenador del Madrid suma 19 títulos con el Real Madrid: 6 Copas del Rey, 5 Ligas, 5 Supercopas, 2 Euroligas y 1 Intercontinental. El vitoriano supera a Aíto García Reneses en número de títulos coperos en la era moderna. Solo Ferrándiz le supera: 11.

Valoración del encuentro: "Felicitar a mi equipo por un fin de semana magnífico en muchos aspectos. Y no sólo por el fin de semana, sino por el trabajo anterior. A este torneo sólo llegan los ocho mejores equipos. Hay equipos muy buenos que no han conseguido entrar. Lo primero es conseguir llegar a esta competición, luego esto no es tan fácil. El partido de Bilbao fue el más difícil, el más complicado. Es un equipo que juega muy bien. Para nosotros, era importante llegar de cabeza de serie y el hecho de poder jugar el jueves. Además, el trabajo del cuerpo médico, fisios, utilleros... todo mi staff ha estado magnífico. Campazzo se lleva el MVP, el Madrid ha ganado, pero sin esa gente el equipo no hubiera llegado como ha llegado. Esto me enorgullece mucho porque habla muy bien de mis jugadores, habla muy bien del grupo, y lo puedes decir cuando ganas. Y hoy hemos ganado una Copa del Rey. Estoy muy contento de cómo hemos competido los tres días. El partido ha estado en la línea del de ayer. Defensivamente estábamos muy sólidos. Hemos tenido momentos de menos acierto, pero la sensación de solidez siempre estaba por encima del acierto. En el segundo tiempo ha sido cuando más acierto hemos tenido, hemos mantenido el plan y hemos abierto el marcador. Muy contento por todo el fin de semana y por el trabajo de todo el equipo".

Mejoría reciente del equipo: "Perdimos con el Joventut hace 15 días. Estamos inmersos en una competición, en un calendario muy exigente y muchas veces es muy difícil mantener el nivel competitivo al cien por cien para la Liga. Esto me jode, porque me gusta que mi equipo juegue todos los días bien. No puedes solamente fiarte del resultado. Tienes que trabajar para que la gente llegue a los partidos en buena forma física, mental, de energía, de concentración, de confianza... Tengo la suerte de tener un gran equipo a mi alrededor que es el que consigue eso y, sobre todo, grandes jugadores".

Participación de Felipe Reyes en la final: "No tenía ninguna duda de que Felipe jugaría, ni ayer ni hoy. Viene de una temporada muy complicada, ha tenido mala suerte con las lesiones, no ha podido coger ritmo. Lo viví, cuando te vas haciendo mayor, te cuesta más coger el ritmo y las sensaciones de partido, pero su trabajo es encomiable, para saber que siempre está dispuesto a ayudar al equipo. Es un ejemplo más para ver cómo ha trabajado el equipo. Teníamos a jugadores tocados, Rudy estaba tocado de los adductores, el jueves había jugadores con algún problemilla... Pero todo eso nos lo comemos nosotros dentro. Felipe se merecía un torneo como este, se merecía que la gente le valorara, no sólo por su torneo, que ha sido magnífico independientemente de los minutos que juegue, sino por supuesto también por su trayectoria, que todos conocéis".

Gran aportación de Carroll: "Siempre pongo un ejemplo: la confianza que tenemos todos en él es tal que si hay un balón en el último segundo, todos queremos que la tire Jaycee, y la va a tirar y la va a meter. Estamos todos convencidos de que la va a meter. Nos transmite mucha confianza con su trabajo día a día. Es humano, pero nunca dudamos de su profesionalidad. Ha ido cambiando el equipo y él siempre ha sabido ser importante para nosotros y siempre valoramos ese aspecto".

¿A quién le dedica esta victoria?: "Normalmente se lo dedico a mi familia, que son los que me aguantan mis altos y bajos, mis momentos. Ellos son los que me sufren y se lo dedico a esa gente que está conmigo en los buenos y en los malos momentos. Aunque si hoy se merece que le dedique este título lo haría a todo el grupo de trabajo, a los que cada mañana nos vemos en Valdebebas y trabajamos duro sabiendo que no todo es de color de rosa. Esa gente sí que se merece ese reconocimiento".

Ya suma 19 títulos: "Los 19 títulos hablan muy bien de la competitividad en el tiempo. Esto suena muy bonito. El equipo compite y esto es lo que les pido siempre. No puedo pedirles ganar. No puedo. Sería gilipollas. Si yo entro ahí y les digo tenemos que ganar pensarían 'mira lo que dice este, el de Unicaja les dirá igual, ¿o les va a decir que pierdan?'. Lo único que puedo exigirles siempre es competitividad. En este tiempo, de mi equipo no puedo tener más que palabras buenas. Puedes ganar o puedes perder. Siempre pongo el ejemplo de cuando perdimos contra el Fenerbahçe, que la gente nos lo reconoció por el esfuerzo y el trabajo que hizo el equipo".

Evolución del equipo en estos años: "Un entrenador tiene que adaptarse a los jugadores que tiene. Y en ese sentido valoro mucho el trabajo de todo mi staff para intentar sacar siempre el máximo rendimiento a los jugadores. Es imposible que estén todos los jugadores contentos. A veces yo no estoy contento con ellos y ellos no pueden estar todos contentos conmigo. Siempre insisto mucho en que hay que ser positivos, hay que mejorar, como equipo e individualmente, y eso es clave en el crecimiento del equipo, independientemente de los jugadores".

Con esta ya suma una Copa más que Aíto, seis a cinco: "Para mí Aíto es un referente, a todos lo niveles como entrenador. Yo estaba en el campus de Aíto cuando era un crío. Me tuvo dos horas dando pases largos. He jugado contra él hace 15 días y sigue ahí de entrenador. Eso habla muy bien de Alto y también habla muy bien de mí, si he ganado una más que él (risas). Puedes ser un grandísimo entrenador y no ganar ninguna Copa del Rey. Y no la gana Pablo Laso, la gana el Real Madrid. La gana el equipo, los jugadores, el club, la afición. Me alegro por la gente que se alegra de estas victorias. Para lo bueno y para lo malo soy sólo entrenador. Me alegro mucho. Es un dato que te habla de uno de los mejores entrenadores que ha habido nunca en este país. Superarle no es algo que me haya propuesto, pero estoy muy contento".