ALL STAR 2020

Doncic: "¿Qué echo de menos de Europa? El Real Madrid"

El base esloveno atendió a los medios, entre ellos AS, antes del 'Rising Star', el partido de novatos que alza el telón del 'All Star Weekend' de la NBA.

Luka Doncic vive el que será, por si hacía falta, el fin de semana de su ingreso definitivo en el star system de la NBA. Después de rondar el nivel all star la pasada temporada, este año se han convertido en uno de los mejores jugadores de la Liga y un aspirante a MVP que en Chicago va a hacer doblete: repite en el Rising Stars como gran líder del equipo mundial que se enfrentará a Estados Unidos (con Trae Young y Zion Williamson al frente) y el domingo será all star por primera vez. Primera de muchas. En el arranque de un gélido All Star Weekend en Chicago, Doncic concentró a una cantidad enorme de medios de comunicación para hablar de la temporada, el All Star... y el Real Madrid, por supuesto.

Va a hacer doble de partidos y va a jugar en el Team LeBron el domingo. ¿Es especial que LeBron le haya elegido para estar en su bando?

Me alegra mucho, es estupendo porque era lo que quería, sí.

¿Es su jugador favorito?

Sí. Es increíble lo que está haciendo. Es uno de los mejores del mundo, y de la historia. Lo que está haciendo con 35 años... es una bestia, un tipo de animal diferente.

Hace siete años era elegido MVP de la Minicopa en España, y ahora es all star en su segunda temporada en la NBA...

Me están pasando muchas cosas y muy rápido. Estar aquí es como un sueño, un regalo. Son cosas que puede que te pasen solo una vez en la vida, es muy bonito.

¿Y qué propósito tiene para el fin de semana?

Pasármelo muy bien y disfrutar.

Después volverá a unos Mavericks que tienen ya un pie en playoffs, aunque no eran pocos los que no les daban opciones en el Oeste antes del inicio de la temporada.

Queda mucho trabajo por hacer, siempre espero un poquito más, así que queda mucho. Podemos llegar mucho más lejos, no limitarnos a estar en playoffs.

Kristaps Porzingis dice que han hecho click como pareja de estrellas en los Mavs.

Sí, así fue desde el principio. Y a partir de ahí tenemos que mejorar para ser cada vez mejores. Esto es baloncesto, siempre hay que mejorar.

¿Y su mejor amigo en el equipo sigue siendo JJ Barea?

Sí, me encanta estar con él, pasamos mucho tiempo juntos. Es un tío estupendo.

Entonces el objetivo no es solo estar entre los ocho mejores del Oeste...

No. Queremos estar en playoffs pero también llegar más lejos.

Estamos en un All Star Weekend con récord de jugadores internacionales, ¿qué significado le da a ese dato?

Todo el mundo ha visto que fuera de Estados Unidos también sabemos jugar. El en el baloncesto de todo el mundo se ha subido el nivel, hay muchos jugadores muy buenos y ya lo sabe todo el mundo.

¿Qué aporta el baloncesto FIBA a la NBA?

Seguramente más juego de equipo. Es un baloncesto en el que cuesta más anotar, los marcadores son más bajos, es muy distinto...

El año pasado, ante los medios en su primer Rising Stars, dijo que la adaptación física estaba siendo lo más difícil en su salto a la NBA. ¿Ha cambiado mucho esa visión en este año que ha pasado?

No, es lo mismo. La adaptación física sigue siendo lo más complicado para mío, es en lo que más tengo que seguir mejorando.

¿Qué es lo que más echa de menos del baloncesto europeo?

Al Real Madrid (risas).

Supongo que, como siempre, estará siguiendo la Copa del Rey que se está jugando en España...

Sí. Va a ganar el Real Madrid, por supuesto.

¿Y cree que Campazzo tiene facultades para dar también el salto a la NBA?

Claro que sí. Está jugando de maravilla, pero no solo en esta Copa del Rey sino durante toda la temporada.

Usted llegó con trece años al Real Madrid y una parte de su corazón se quedó en el club blanco cuando dio el salto a la NBA con los Mavs.

Tenía muy buena gente conmigo, jugadores que me ayudaron mucho. Con 13 años y sin saber nada de español y poco inglés, al principio fue duro. Los primeros meses fueron un poco tristes, no podía hablar con casi nadie. Después ya me fui adaptando muy bien.

Y ahora aspira al MVP de la NBA, que quizá no llegue este año pero... ¿y en el futuro?

No es algo que me obsesione. Prefiero ser campeón. El anillo es más importante que el MVP.

En el Rising Stars va a coincidir pista con Ja Morant, Trae Young y Zion Williamson. ¿Son los cuatro grandes rostros del futuro de la NBA?

No sé, estamos todos en el primer o segundo año y hay muchos jugadores muy buenos en la NBA...

Tres son bases y Zion no llega a dos metros. Y los Rockets están jugando ahora con un quinteto sin pívots grandes, con jugadores de menos de dos metros. ¿Están perdiendo definitivamente el paso los pívots en la NBA?

No creo que se pueda decir tanto. Los Rockets son solo un equipo, los únicos que están haciendo algo así.

Este es un All Star en el que la figura de Kobe Bryant está muy presente. ¿Qué es lo que más recuerda usted de él?

Todo, lo que hacía en la cancha y también lo que hacía fuera de ella. Cómo trabajaba siempre... su muerte ha sido un gran impacto para todo el mundo. Le echamos todos mucho de menos.

La última. Eslovenia se jugará el billete para los Juegos, seguramente, contra la selección de Lituania y a domicilio. Un reto tremendo. ¿Espera poder jugar ese Preolímpico?

Seguro, por supuesto que voy a estar allí.