EUROLIGA | BARCELONA 90 - OLYMPIACOS 80

Triunfo cómodo del Barça con la mirada puesta en el Clásico

Pesic fue expulsado por dos técnicas en el tercer cuarto y Mirotic acabó con dobles figuras (21 puntos y 15 rebotes), con nuevo récord de capturas.

Cómoda victoria del Barça, que le permite seguir empatado en cabeza de la tabla con Efes y Real Madrid, frente a un Olympiacos que solo plantó cara hasta el descanso y con su motor Vassilis Spanoulis jugando solo doce minutos, no pudo hacer nada ante un rival muy superior (90-80) y que no jugó a un alto ritmo. Destacar las 'dobles figuras' de Nikola Mirotic (21 puntos y 15 rebotes), batiendo su récord de rebotes (14 hasta hoy). También el buen juego de Adam Hanga (14 puntos) y Kyle Kuric (18).

Por parte griega, si fue extraño el poco minutaje de Spanoulis no lo fueron menos los 15 de Printezis, dos hombres claves en su equipo. Solo los ex azulgrana Vezenkov y Papanikolaou, ambos con 14 puntos evitaron una mayor derrota. Después de casi dos meses de baja por lesión, Víctor Claver entró hoy en la convocatoria azulgrana, el descartado fue Artem Pustovyi, pero no entró en juego.

Un Olympiacos que no está en su mejor momento llegó al Palau con la baja del mejor reboteador de la Euroliga, el pívot serbio Nikola Milutinov (9,3 rebotes de media) y todo apuntaba a que los azulgrana iban a dominar el rebote en la pintura griega. Y fue así, especialmente con un primer cuarto en el que las genialidades de Nikola Mirotic le daban ya una clara ventaja a su equipo (16-6, m.8) y solo Giorgios Printezis inquietaba algo (20-12).

Quizás pensando en la visita del Real Madrid del domingo, Pesic colocó a su segunda unidad en pista y en solo 41 segundos se veía obligado a parar el partido (20-16), pero los triples del ex azulgrana Kostas Papanikolaou y las acciones de otro ex barcelonista Sasha Vezenkov colocaban arriba a Olympiacos (27-28, m.15). Cory Higgins relevaba a Pau Ribas, Adam Hanga a Malcom Delaney y Tomic y Kuric a Davies y Abrines con un nuevo tiempo de Pesic (29-34, m.17). Y como era de esperar, el acierto de Kuric, Hanga y Mirotic, cerrando la defensa lograban un respiro al descanso (40-39), pero se habían perdido diez balones y en triples un pobre 4 de 12.

De nuevo con el cinco inicial a excepción de Kyle Kuric por Roland Smits y Hanga, Mirotic, Higgins y el propio Kuric desarbolaban a los helenos (56-43, m.26) tras un parcial de 16-4, pero Pesic recibía dos técnicas y era descalificado por protestarAbrines y Delaney entraban por Hanga y Kuric, pero los hombres de Kestutis Kemzura, sin Spanoulis en pista y Printezis desaparecido, no reaccionaban y dos triples seguidos de Delaney colocaban el 68-53 (m.30) en el electrónico.

Con 69-58 se entraba en el último cuarto después de que los azulgrana mejorasen en el tiro exterior (6 de 10 triples en el tercer cuarto). Oriola relevaba a Mirotic (71-58, m.32), que había igualado su récord personal de rebotes (14). La ventaja llegaba a los 20 puntos (80-60, m.36). Una ligera reacción visitante, por medio del pívot estadounidense Willie Reed - 9 puntos en este cuarto- (80-66, m.37), obligaba a Ricard Casas a pedir tiempo, pero todo estaba ya visto para sentencia.