EUROLIGA | ESTRELLA ROJA 64 - KIROLBET BASKONIA 72

Stauskas y Shengelia conquistan Belgrado y dan aire al Baskonia

El Baskonia se impone al Estrella Roja en un trabajado partido que resolvió gracias al buen hacer de Shengelia y a la espectacular segunda parte de Stauskas.

Kirolbet Baskonia no ganaba on the road desde la primera jornada. Fue en Kaunas y, desde entonces, no había sido capaz de sumar ningún triunfo fuera del Buesa. Y la cancha del Estrella Roja tampoco parecía la más propicia para reaccionar ya que los de Sakota habían encadenado tres victorias consecutivas en los últimos partidos. Lo cierto es que los baskonistas defendieron a un gran nivel y tuvieron dos estiletes ofensivos imparables: Stauskas y Shengelia.

Comenzó Perasovic con dos bases simultáneamente. Vildoza era duda por molestias en el hombro y Henry salía también de una lesión de tobillo. Las cosas empezaron muy parejas (8-8, min. 4) con un Stauskas muy fallón que terminó chupando banquillo. La segunda falta personal de Eric encendió las alarmas pero Diop y Fall jugaron luego a un buen nivel. Kirolbet abrió hueco con el 12-19 ante un imponente Ojo que daba miedo pero era muy impreciso. El que sí hilaba fino, como siempre, era Lorenzo Brown. Final del primer cuarto y 14-20 en el luminoso.

En el segundo cuarto hubo tres visitas al instant replay y las tres favorecieron al Baskonia. El pabellón se encendió, especialmente, con Rocha. Davidovac era uno de los jugadores más destacados pero los de Perasovic se pusieron 10 arriba con el 22-32. Cuando se las prometían muy felices, hubo un parcial de 9-0 que dejó el 31-32 al descanso. Brown llevaba ya 10 puntos y Estrella Roja hacía mucho daño desde el rebote ofensivo. Henry estuvo muy fallón y el entrenador croata dio minutos a Sergi García, que debutaba en Euroliga con el conjunto vasco.

Stauskas siguió a lo suyo en la tercera entrega. Anotó 16 puntos en ese periodo. Hubo una técnica a Sakota y un triple de Shengelia puso la máxima con el 43-56. En el último cuarto, los vitorianos siguieron defendiendo muy bien y repartiendo los puntos entre el canadiense y el georgiano. Para mayor desgracia de los serbios, Lorenzo Brown hizo un gesto extraño con su tobillo y se tuvo que marchar del partido cojeando. Con el 45-64, parecía que estaba todo resuelto pero Estrella Roja no enterró el hacha de guerra y se puso a 8 puntos en el último minuto. Kirobet Baskonia tuvo sangre fría y supo cerrar el partido a la perfección.