NBA | ROCKETS 118 - KINGS 119

¡Dos de dos en Texas! Bjelica ejecuta a los Rockets sobre la bocina

El serbio mete un triple descomunal para ganar el partido en un final apasionante. Segunda victoria en dos días para los Kings tras la de Dallas.

¡Dos de dos en Texas! Bjelica ejecuta a los Rockets sobre la bocina
Thomas Shea USA TODAY Sports

Los Sacramento Kings firmaron esta noche la segunda machada en dos días de su ruta texana. Primero ganaron en Dallas, que les recibieron siendo ni más ni menos que segundos del Oeste. Y no contentos con eso ahora han despachado a los Rockets en Houston y de la manera más cruel posible: con un triple sobre la bocina. Mucho antes de llegar hasta y después de un comienzo prometedor de los visitantes, James Harden tomó los mandos en el segundo cuarto para poner en ventaja a los suyos y empezar a encarrilar el partido. El escolta acabó con 27 puntos, 4 rebotes y 10 asistencias, pero ese tirón de los locales que amenazaba con romper el partido pronto se vio que no iba a ningún lado tras el descanso.

El partido se iba a jugar hasta el final y quien quisiese llevárselo iba a tener que pelear por él. Los últimos minutos fueron emocionantes a más no poder, con un intercambio de canastas tremendo en el que, por cierto, Harden no tuvo ningún protagonismo. La Barba asistió a Westbrook para que el base empatase con un triple a menos de dos minutos para el final. Ahí empezó la locura. En el siguiente ataque de los Rockets el balón pasó por varias manos hasta llegara un liberado Ben McLemore, que volvió a acertar desde el perímetro. Pero en la jugada siguiente empataron los Kings con un triple de Buddy Hield en una jugada en la que ya había fallado un tiro de tres pero que continuó viva gracias a un tremendo rebote en ataque de Bogdan Bogdanovic.

A falta de un segundo Westbrook (34 puntos y 8 asistencias para él con porcentajes de tiro excelentes) penetró en una zona totalmente despejada hasta la canasta para dejar la bandeja y poner el 118-116 que, en ese momento, parecía definitivo. Pero faltaba la sorpresa final y la iba a protagonizar Nemanja Bjelica, un jugador que está de dulce ahora mismo. Venía de igualar su mejor anotación en la NBA ante los Mavs y esta vez iba a ser de nuevo el héroe. Los Kings sacaban de banda con el tiempo justo para que alguien recibiese y tirase. Con varias pantallas e intercambios por el camino, P.J. Tucker perdió la marca del serbio, que se quedó sólo más allá de la línea de tres. Recibió el balón, se levantó y clavó un triple descomunal que volvió locos a todos sus compañeros. No era para menos. Dos partidos en Dallas y dos victorias para un equipo que parece mentira, ya sólo está a una victoria del séptimo puesto del Oeste.