REAL MADRID

El último fichaje del Real Madrid es Trey Thompkins

El ala-pívot logró ante el Burgos su mejor partido con el equipo blanco en cualquier competición desde que aterrizó en 2015 y tras su larga ausencia.

Trey Thompkins hizo ante el San Pablo Burgos el mejor partido con el Real Madrid desde que llegará del Nizhni Novgorod en 2015. El de Georgia (2,08 m y 29 años) alcanzó los 27 puntos con una buena carta de tiro: 4 de 5 de dos, 5 de 9 en triples (y uno desde su campo fuera de tiempo) y 4 de 4 desde la línea de personal. También atrapó 7 rebotes y repartió 2 asistencias para 30 de valoración. Tanto la anotación como los créditos son sus récords como jugador blanco en cualquier torneo.

Una hoja estadísticas que era una simple continuación de la que escribió contra el Valencia en la Euroliga en el encuentro previo. Frente a los taronjas llegó a los 14 puntos sin falló en el lanzamiento (4 de 4 con tres triples y tres aciertos desde la personal) y 23 de valoración, su tope en la máxima competición continental.

Cifras brillantes de un jugador que está de vuelta después de un inicio de temporada muy complicado. Un comienzo extraño con una ausencia demasiado prolongada en los primeros compases del curso por su visible falta de forma física. Porque Thompkins llegó gordo. Se le vio en el trofeo Costa del Sol durante el verano. El estadounidense portaba en su tripa unos kilos de más impropios de un jugador de alto nivel. Y eso le costó el ‘ostracismo’: no fue inscrito en la Euroliga y tampoco en la Liga Endesa. La Supercopa se la perdió igualmente.

La explicación oficial era que estaba en “baja forma”. "Está bastante mejor y valoramos meterle cuanto antes. Mi sensación es que muy pronto se incorporará al grupo. No va a jugar. No está preparado y, además, los que están jugando lo están haciendo bien. ¿Qué le falta para volver? Lo que veo en otros jugadores, tampoco puedo decir más. ¿Vosotros qué veis en Garuba? ¿Y en Randolph, Mickey, Tavares, Deck…? Como tengo que decidir quién juega, pongo a los que creo que están mejor", dijo Pablo Laso antes del duelo ante el Estrella Roja el pasado 7 de noviembre. El ala-pívot sumaba en esos momentos 66 días desde la vuelta de sus vacaciones.

Su debut ante el Bilbao

El solar en la zona madridista ayudó a su regreso a las canchas. El Madrid se presentó en Bilbao con las ausencias de Mejri, Felipe Reyes y Randolph y el norteamericano tuvo su oportunidad de estrenarse esta temporada tras 18 partidos de ausencia y casi quince después de las duras palabras del técnico vitoriano. No estuvo fino en los 16 minutos que jugó. Falló mucho, incluido el último lanzamiento para atrapar el triunfo. Faltaba rodaje. Faltaba más contacto con el parqué y, poco a poco, lo ha cogido. Y con fuerza.

“Necesitaba un tiempo para ponerse en forma, sabemos que es un jugador importante para nosotros, nos da cosas que otros no tienen. Sabíamos que estaba mejor, en las últimas semanas estaba entrenando bien. Su crecimiento en el equipo es importante, porque nos da la rotación para no sobreexplotar a otros jugadores”, aseguró Laso tras su soberbia actuación ante el Burgos. Thompkins ha vuelto y es un regreso de muchos quilates.