Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

NBA

Ni Harden, ni Doncic, ni LeBron... el MVP vuelve a ser Giannis

El griego deja atrás los rumores sobre una posible salida del equipo, mejora sus números y vuelve a ser el máximo favorito al MVP; los Bucks, 14 seguidas y 20-3.

Giannis Antetokounmpo, durante un partido de la NBA de los Milwaukee Bucks
Benny Sieu USA TODAY Sports

La necesidad de la NBA para generar debate en una era en la que las audiencias están en entredicho y la Liga a las puertas de una crisis es enorme. Como es imperioso el hecho de tener que buscar nuevas caras que cubran las que, como todo en la vida, se acercan a su final. La competición norteamericana, huérfana de los Warriors, sigue explotando la figura de LeBron mientras ha encontrado en Luka Doncic un filón ya mediatizado y que ha venido como anillo al dedo. 

Mientras el esloveno y los Lakers copan portadas y titulares, ha faltado ponderar adecuadamente lo que están haciendo los Bucks en la presente campaña. Con un récord de 20-3 se sitúan en lo más alto de la NBA empatados con los de púrpura y oro. Líderes de la conferencia Este con un 87% de victorias, la franquicia trata de dar los pasos adecuados para luchar por el anillo mientras pocos recuerdan las finales del Este que disputaron y perdieron el año pasado ante los Raptors. Una eliminatoria que opacó una temporada histórica para ellos en la que llegaron a las 60 victorias y lograron el tercer mejor balance de su existencia siendo eliminados por los futuros campeones en una serie de playoffs en la que, recordemos, llegaron a ir 2-0 arriba. A dos victorias de las Finales. Casi nada.

Tampoco se ponderó de la manera adecuada la pasada campaña de los Bucks, en la que lograron 16 victorias más que el año anterior en el primer año de Mike Budenholzer en los banquillos, quedando en la primera posición del Este y postulándose como un equipo contender. Sin embargo, da la sensación de que en ningún momento se tomó en serio a Milwaukee para ganar el anillo. Mucha gente se fijaba en los Celtics e incluso a pesar de la eliminación de los verdes ante Giannis y compañía en ningún momento pasaron a ser favoritos al anillo. Estaban ahí, pero no parecían que fueran a llegar a la cima. Algo de lo que finalmente se encargó Kawhi, que promedió casi 30 puntos y 9,5 rebotes en las finales del Este.

La sensación vuelve a repetirse este año, en el que tienen el mejor récord de la NBA y acaban de sorprender a propios y extraños ganando a los Clippers, los favoritos al campeonato. Más que ganando, arrollando. Una paliza muy sonada pero que sigue siendo un resultado aislado para un equipo que quiere reinar y que está teniendo a Giannis Antetokounmpo y sus 25 años recién cumplidos como santo y seña. Una estrella vilipendiada tras el Mundial y con rumores sobre sus deseos de salir de la franquicia (negados por él mismo), pero que no deja de dominar todas las facetas del juego, de mejorar año a año sus estadísticas y de postularse por segundo año consecutivo para el MVP.

Anteto promedió el año pasado 27,7 puntos, 12,5 rebotes y 5,9 asistencias con un 58% en tiros de campo y un 26% en triples (su talón de Aquiles), números que valieron para llevarse el MVP de la temporada por delante de James Harden y sus exhibiciones anotadoras. Parecía que el griego había tocado techo, pero este año está mejorando la versión sobrehumana que ya demostró hace unos meses para romper con todas las estadísticas posibles y está en 30 tantos, 13 rebotes y 5 asistencias. La estrella ha conseguido al menos doble-doble en 21 de los 23 encuentros disputados y no se ha bajado de los 9 rebotes, su cifra más baja hasta la fecha. Ha hecho 13 partidos de más de 30 puntos y 22 de más de 20, bajando solo en uno de esa cifra. Ha anotado 50 a los Jazz, una de las mejores defensas de los últimos años y ha conseguido un triple-doble con 15 asistencias, el máximo de su carrera. 

Y todo esto jugando solo 31,4 minutos por partido, menos que nunca desde su año rookie. Una facilidad impresionante para producir números y rentabilizar el tiempo en pista que además le va a permitir llegar a playoffs en un gran momento de forma. Además, el griego sigue lanzando muy bien (56%) y ha mejorado en triples, donde ya pasa del 30% (llega casi al 32). No ha anotado ninguno ante los Clippers, pero venía de hacer 7 de 12 combinados en las victorias ante Pistons y Knicks respectivamente. Unas cifras muy buenas y que demuestran que sigue trabajando para mejorar las partes del juego que todavía no controla y que le convertirían en un arma totalmente incontrolable. 

Los Celtics, los Raptors y los playoffs

Evidentemente no todos los días es fiesta en Milwaukee, que ya ha visto en los últimos años que la regular season no es igual que los playoffs y que ganar una eliminatoria no es nada fácil. Tampoco Anteto es todavía un jugador perfecto y sin fallos. Sus carencias se vieron en el Mundial de China, pero también se observan ante rivales duros defensivamente como los Celtics, uno de los pocos verdugos que han tenido este año. en el Garden, la defensa colectiva de los de Stevens provocó una remontada que le dio la victoria a los locales. En ese partido, la capacidad de la defensa para alejar del aro a Giannis hizo evidente cuáles son los puntos flojos de un hombre que parece una máquina pero que todavía tiene margen de mejora.

Los ya mencionados triples y su inseguridad a la hora de lanzarlos puede ser un fleco que muchos equipos tratarán de explotar en una hipotética eliminatoria de playoffs. También su cuestionada habilidad pasadora. El griego promedia 5 asistencias por partido, pero tiene dificultades para encontrar a compañeros solos cuando la presión es muy grande. 

Aquí es donde entran los Celtics y los Raptors. Los primeros ya no cuentan con Horford, un seguro en la defensa que no fue la solución el año pasado ante Anteto. Ni los Raptors con Kawhi, un hombre que se comió literalmente al alero en las finales del Este del 2019. El equipo de Nick Nurse le dejó en apenas 23 puntos en esa serie con menos de un 45% en tiros. Las defensas colectivas y con constantes ayudas sacan a relucir las carencias de Giannis, que deberá mejorar y mucho si quiere liderar la transición que su equipo quiere hacer de aspirante a favorito

Boston y Toronto han presentado su candidatura en un cada vez más competitivo Este y son dos grandes ejemplos de equipos que pueden dar problemas a los Bucks. Tiene dos entrenadores de demostrada valía (Stevens y Nurse), defensivamente son de los mejores de la Liga y consiguen frenar a sus rivales colectivamente (Kawhi ganó el duelo individual pero a Giannis le defendieron todos). Es probable (por no decir casi seguro) que Milwaukee se enfrentará a alguno de estos dos equipos en la fase final y será ahí dónde se verá la valía del equipo... y de su estrella.

Números históricos con solo 25 años

De una manera o de otra, Anteto tiene margen de mejora y ya es por derecho propio parte de la historia de la NBA. Con 25 años recién cumplidos ha sido MVP de la temporada, ha estado en el segundo mejor quinteto de rookies, lleva tres participaciones en el All Star, ha estado dos veces en el segundo mejor quinteto de la NBA, una vez en el primero y dos veces en el los mejores defensivos (una en el primero y otra en el segundo). Casi nada para el único jugador de la historia en alcanzar al menos los 9.000 puntos, 4.000 rebotes y 2.000 asistencias antes de cumplir los 25 años de edad. Y también es el único en hacer dos partidos seguidos por encima de los 25 puntos disputando menos de 30 minutos.

Las cifras hablan por sí solas, y el gran nivel del griego ha permitido que se olviden sus declaraciones de inicio de temporada, cuando dejó la puerta abierta a una posible salida (es agente libre en 2021) si las cosas no cambiaban en Milwaukee. Ahora, el jugador vuelve a optar al MVP y se ha especulado sobre que también pueda ganar el premio a Mejor Defensor (algo de lo que también se habló el año pasado y que solo ha conseguido en la misma temporada Michael Jordan) e incluso el de Jugador Más Mejorado, un premio que ya ganó en 2017 y que tiene más complicado volver a recibir debido al rango que tienen los baloncestistas que lo reciben.

No sabemos donde está el techo de Anteto, pero sí empezamos a darnos cuenta de que hay que ponderar de la manera adecuada lo que tanto él como los Bucks están haciendo en la presente campaña. El jugador está aumentando sus números, dominando todas las facetas del juego y mejorando sus armas más débiles. La franquicia apunta a otra gran temporada y si el griego sigue así bien podría ganar su segundo MVP consecutivo. Ahí está, con 25 años y un currículum envidiable. Dominando la NBA. Casi nada.