NBA | THUNDER 139 - WOLVES 127

Una camiseta por fuera del pantalón le da la victoria a los Thunder de forma increíble

Bell salió a cancha con la camiseta por fuera a falta de un segundo y Paul se lo chivó a los árbitros, que pitaron técnica. Los Thunder forzaron la prórroga con una canasta imposible.

"NBA: where amazing happens". Así rezaba una de las campañas de promoción más famosas de la Liga de baloncesto estadounidense y esta noche ha vuelto a suceder lo increíble, aunque no está muy claro si la jugada en cuestión tendría cabida en aquel sport. Después de un partido de igualdad entre dos equipos que parece van a pelear por las últimas plazas de playoffs en el Oeste, los Wolves parecían tener el partido amarrado en los últimos segundos. A falta de 1,1 ganaban por dos puntos y Karl-Anthony Towns tenía dos tiros libres. El primero lo falló, pero aún le quedaba un segundo intento para poner la ventaja en tres y forzar a los Thunder a tener que jugarse un triple desde su campo para ir a la prórroga. Lo dicho, cosa hecha.

Pero en la NBA "pasan cosas asombrosas". Ryan Sunders quitó a Nappier para sacar a Jordan Bell y el jugador saltó al la cancha con la camiseta por fuera del pantalón, algo que está prohibido por el reglamento de la Liga.

Chris Paul se dio cuenta y se lo dijo a los árbitros, que indicaron a Bell que tenía que meterla por dentro. El jugador lo hizo, pero tardando más de lo que los colegiados consideraron oportuno, así que le pitaron un delay. Resulta que no era el primero del partido para los Wolves, que ya habían recibido otro antes en la persona de Towns. Y cuando te pitan dos delays el rival tiene un tiro libre por falta técnica. Gallinari metió el lanzamiento y dejó a los suyos a un punto.

El balón regresó a la línea de personal contraria, donde Towns tenía que ejecutar su otro libre. Esta vez sí lo metió. Dos arriba para los Wolves y 1,1 en el luminoso. ¿Imposible? No debieron pensar los mismo Steven Adams y Dennis Schröder. El primero sacó de fondo con un pase estilo quaterback que recorrió por el aire toda la cancha hasta llegar a la zona contraria. El segundo recibió el balón con el tiempo justo para dejar una bandeja contra tablero que mandó el partido a la prórroga. Por el camino Jeff Teague, titular hoy por la baja de Wiggins y que acabó con 32 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias, se despistó en la defensa sobre el alemán abriendo la puerta al empate.

En el tiempo extra ya no hubo mayor historia, con los locales subidos a la ola positiva de lo que acababa de pasar, que era más o menos un milagro. Los tres exteriores, Paul (30+4+7), Gilgeous-Alexander (29+5) y Schröder (25) acabaron de rematar su buen trabajo durante todo el partido y dejaron en nada otra exhibición de Towns (30+5+8) que ve cómo sus Wolves se quedan con un solo partido de ventaja sobre los Thunder, su más inmediato perseguidor en estos momentos.