NBA | CHARLOTTE HORNETS

Graham-Rozier: los nuevos 'Splash Brothers' que irrumpen en la NBA

En su exhibición ante los Warriors, la pareja exterior de los Hornets alcanzó el récord de triples conjunto en lo que va de temporada (15). "Es divertido jugar así", comentó Graham.

Graham-Rozier: los nuevos 'Splash Brothers' que irrumpen en la NBA

Pocas personas podrían augurar hace poco más de un mes que los Charlotte Hornets pudieran siquiera mantenerse en la delgada línea que separan los puestos de playoffs del foso. Ahí se han mantenido durante los últimos años gracias, en gran parte, al rendimiento y las exhibiciones anotadoras de un Kemba Walker que, tras ocho años peleando por estar en tierra de nadie y conseguir uno de los últimos billetes para meter al equipo en postemporada, hizo las maletas el pasado verano en busca de cotas mayores. Los Celtics le esperaban con los brazos abiertos y la franquicia de Carolina del Norte, huérfana sin su gran estrella, apuntaba a una caída en picado estrepitosa. 

En el lugar de Kemba llegó Terry Rozier, en un movimiento muy criticado por voces expertas: el base se comprometería por tres años y 57 millones con la franquicia de Michael Jordan. Una cifra, para muchos, desorbitada por un jugador que apareció en el escaparate de manera puntual. Fue en los playoffs de 2017, en ausencia de Kyrie Irving por lesión, cuando el base suplente dio un paso adelante promediando 16,5 puntos, 5,3 rebotes, 5,7 asistencias y 1,3 robos en los 19 partidos disputados en postemporada por los Celtics, todos ellos jugando de inicio.

Rozier, tras el rendimiento mostrado, reconoció que necesitaba más minutos y protagonismo. Y en Charlotte, a sus 25 años, lo está encontrando. Sin embargo, la gran irrupción del equipo y, seguramente, una de las grandes sorpresas del panorama actual en la NBA está siendo Devonte' Graham. 

La explosión de Graham hace olvidar a Kemba en Charlotte

Elegido en la 34ª posición del draft, fue usado como moneda de intercambio por los Hawks y se marchó a los Hornets por dos segundas rondas. Criado en Carolina del Norte, el base comenzaría en casa su etapa en la élite. Lo haría con 23 años tras cursar el ciclo universitario completo en Kansas.

Y sus inicios en la NBA, como los de muchos otros jugadores, no fueron fáciles. En su temporada rookie, Devonte' participó de manera intermitente en 46 partidos, partiendo en tres de ellos desde el inicio. Su mejor actuación llegó ante los Pelicans, cerca del cierre de temporada, donde sumó 13 puntos y 5 asistencias en poco más de 16 minutos. Siempre a la sombra de Kemba, una que apuntaba a ser tremendamente alargada en Charlotte tras su marcha, pero que a este joven base no le ha afectado en absoluto.

Se ha convertido en una pieza capital en los esquemas de James Borrego, técnico al que le gusta combinar a dos bases en pista, desplazando a Rozier a la posición de escolta. Lo mejor de todo es que ambos jugadores están siendo capaces de compenetrarse a la perfección sobre el parqué y el propio Rozier, que vino para adquirir el rol protagonista, no se siente amenazado por la mejora de su compañero. "Terry tiene un enfoque muy maduro y profesional sobre la situación. Quiere ganar y cree que Devonte' nos da más posibilidades para conseguirlo", sentenció Borrego tras el choque ante los Warriors de este miércoles.

Precisamente ahí llegó la mayor exhibición conjunta de la pareja de exteriores: 58 puntos, 16 asistencias, 14 rebotes... y 15 triples de 30 intentos entre ambos (destacando los 33 puntos y 10 canastas de tres de Graham). Esta última cifra les convierte en la pareja con más triples anotados en un partido en lo que va de curso. "Es divertido jugar así, dos jugadores que salen con agresividad a pista y que además hacen jugar al resto", destacó Graham tras el choque.

Justicia poética que esto sucediera ante la franquicia de la Bahía. Una que, hasta hace no mucho, bombardeaba el aro rival con dos estrellas que ahora mismo están centradas en su recuperación. Y a falta de los originales en la liga, salvando obviamente las distancias, está emergiendo la versión 2.0 de los 'Splash Brothers'. Una pareja que seguramente alegrará más de una noche a los aficionados de Charlotte y que, hasta ahora, mantiene a su equipo en la novena posición del Este, peleando por las últimas plazas de playoffs. Parece que hay vida más allá de Kemba.