Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
San Pablo Burgos BUR

69

Retabet Bilbao BLB

71

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Liga Holandesa
EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

Groningen Groningen GRO

1

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

NBA

Los Blazers, 'franquicia maldita' para los jugadores españoles

Pau Gasol habría sido el quinto español en los Blazers pero no ha llegado a debutar en el equipo por el que pasó Fernando Martín y en el que no cuajaron ni Rudy, ni Claver ni Sergio Rodríguez.

Los Blazers, 'franquicia maldita' para los jugadores españoles

Pau Gasol se ha quedado sin debutar en Portland Trail Blazers. El pívot de Sant Boi no se ha recuperado en los plazos previstos de la lesión, una fractura navicular por estrés en el pie izquierdo, que le obligó a pasar por el quirófano en mayo y a perderse tanto los playoffs con Milwaukee Bucks como el Mundial con la Selección española, que se proclamó campeona del mundo en China. El pie izquierdo ha sido un vía crucis para Pau desde la temporada pasada, cuando salió de San Antonio después de perder mucho peso en la rotación de Gregg Popovich y ya con unos problemas que su multiplicaron en Milwaukee, donde solo jugó tres partidos con los Bucks.

El tiempo de recuperación estimado se movía en un arco de entre dos y cuatro meses. Con esos plazos en mente, Pau firmó un contrato mínimo de veterano con los Trail Blazers, que, eso sí, se reservaron una cláusula de salida para un caso como el que se ha dado en la recuperación del español, más problemática de lo previsto. En el media day de los Blazers, tanto Pau como el general manager Neil Olshey dejaban en el aire su presencia incluso en el primer partido del equipo de Oregón en la Regular Season 2019-20. Cumplido un mes de temporada (y con los Blazers en el abismo, 5-10, y entregados al experimento Carmelo Anthony), Pau Gasol no ha podido jugar ni un minuto.

Pau Gasol tiene 39 años. Si en algún momento de esta temporada NBA puede jugar, sería el tercero más veterano de la gran liga, solo por detrás del eterno Vince Carter (42 años y 299 días) y Udonis Haslem, que también tiene 39 y cumple 40 menos de un mes antes que Pau. Un el 9 de junio, el otro el 6 de julio. Pau se quedará, por lo tanto, sin llevar su sexta camiseta NBA (tras Grizzlies, Lakers, Bulls, Spurs y Bucks) en la que sería su decimonovena temporada en la NBA (fue número 3 del draft en 2001). Una además, la de los Trail Blazers, que es junto a la de los Raptors la que más jugadores españoles han llevado. Pau habría sido el quinto tras Fernando Martín, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez y Víctor Claver.

Fernando Martín, el gran pionero

Los Blazers, un clásico que es más que un equipo en Portland (donde es el gran representante del deporte profesional) y que ganó su único anillo en 1977 con Bill Walton como jugador franquicia, no han sido un destino demasiado amable para los españoles. Fernando Martín, el gran pionero, llegó en 1986 y solo estuvo una temporada (1986-87) en la que jugó apenas 146 minutos en 24 partidos con 22 puntos y 28 rebotes. Las lesiones (una fractura en la nariz y una artroscopia en la rodilla) ayudaron a dificultar una integración difícil en tiempos en los que el océano que separaba al baloncesto europeo del estadounidense era mucho más ancho. El entrenador Mike Schuler tampoco le dio un rol en el que se pudiera sentir cómodo y, finalmente, Fernando Martín regresó al Real Madrid, donde jugó dos temporadas más antes de su trágico fallecimiento en accidente de tráfico.

Del Chacho a Rudy y Claver

En el verano de 2006 y con solo 20 años, Sergio Rodríguez dio el salto a los Blazers como campeón del mundo. Había sido elegido con el número 27 del draft por Phoenix Suns, por entonces el noveno español seleccionado y el sexto en debutar en la liga estadounidense. Pasó tres temporadas en Oregón antes de ser traspasado a Sacramento Kings en junio de 2009, jugó 219 partidos (14 como titular) y promedió (12,4 minutos por noche) 3,6 puntos y 2,9 asistencias. Le costó hacerse hueco en el esquema de Nate McMillan (con el que luego tuvo también sus desencuentros Rudy Fernández), un entrenador que prefería dar minutos en la dirección a Jarrett Jack y Dan Dickau, primero, y a Steve Blake, después. Eso sí, tuvo tiempo para firmar una actuación de 23 puntos y 10 asistencias. Con los Blazers tuvo su única experiencia en playoffs antes de pasar por Kings y Knicks y, en 2010, regresar a Europa para jugar en el Real Madrid. Seis años, después, hizo otro intento con los Sixers (2016-17), pero después volvió otra a Europa. Primero al CSKA de Moscú, con el que ganó su segunda Euroliga, y después en el Olimpia Milán, su actual equipo.

El siguiente en los Blazers fue Rudy Fernández, que estuvo tres años (2008-11) en Oregón, donde llegó en el verano de 2008 después de su excelente papel con la Selección española que puso contra las cuerdas al Redeem Team de EE UU en la final de los Juegos de Pekín. Rudy, número 24 del draft en 2007, fue un pick que pasó de los Cavaliers a los Celtic y de ahí a los Suns, el equipo que le eligió antes de enviarlo a Portland. Allí jugó 218 de sus 249 partidos de Regular Season, con unos promedios de 9,1 puntos, 2,5 rebotes y 2,2 asistencias. Debutó con bue pie, con 16 puntos y 4 asistencias en duelo contra Pau Gasol, y en 2009 se convirtió en el primer europeo en un concurso de mates, además de participar en el duelo entre rookies y sophomores, también en el All Star Weekend. En su primer mate homenajeó a Fernando Martín y en el segundo fue ayudado por Pau Gasol. En ese primer curso jugó 78 partidos (solo se perdió cuatro) y anotó al menos un triple en 72. Sumó 159, por entonces tope de un novato.

Pero después las cosas empezaron a torcerse por los problemas de espalda que fueron una constante durante el tramo central de su carrera. En diciembre de 2009 pasó por el quirófano y estuvo cuatro semanas de baja. Después, le costó tener continuidad y la confianza plena de su entrenador, otra vez Nate McMillan. Su tercera temporada estuvo ya marcada por los rumores sobre su futuro, sus declaraciones en las que apuntaba ya a un regreso a Europa e incluso una multa a su agente en EE UU, Andy Miller, por señalar en esa misma dirección de forma pública. Después del Mundial de Turquía, antes de la temporada 2010-11, Rudy declaró que quería “volver a casa” y estar de nuevo cerca de su familia. Se le vinculaba con el Barcelona, pero finalmente siguió en Portland, en un último año en el que firmó un partido de 26 puntos y 6 rebotes, ante los Timberwolves. En junio de 2011, fue traspasado a Dallas Mavericks y en diciembre, sin debutar con los texanos, a los Nuggets, donde terminó su carrera NBA. En el verano de 2012, fichó por el Real Madrid.

Víctor Claver fue el cuarto español que dio el salto a la NBA con los Blazers como primera parada. Allí estuvo entre 2012 y 2015 (entre los 24 y los 26 años), jugó 80 partidos, 13,4 minutos de media con 3,2 puntos y 2,2 rebotes. Había sido elegido con el número 22 en 2009. En su primera temporada alternó el primer equipo con la Liga de Desarrollo (Idaho Stampede) y en febrero de 2015 fue traspasado a los Nuggets, que le cortaron tres días después. Claver emprendió también el camino de regreso y tras pasar por el Lokomotiv Kuban fichó por el Barcelona, donde cumple su cuarta temporada.

Los Blazers son, en todo caso y junto a los Raptors (José Manuel Calderón, Marc Gasol, Serge Ibaka y Jorge Garbajosa), la franquicia con más protagonismo español gracias a esos cuatro representantes que han llevado su camiseta. Una lista a la que no ha podido sumarse Pau Gasol pero que sigue en todo caso por delante de Grizzlies (Pau Gasol, Marc Gasol, Juan Carlos Navarro) y Knicks (José Calderón, Sergio Rodríguez, Willy Hernangómez). Todavía quedan, después del debut de Ricky Rubio con Phoenix Suns, ocho por las que no ha pasado ningún jugador español: Houston Rockets, Golden State Warriors (José Calderón estuvo a punto de hacerlo), Washington Wizards, Miami Heat, Indiana Pacers, Brooklyn Nets, Boston Celtics y Los Angeles Clippers.