Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

PORTLAND TRAIL BLAZERS

Así quedan los Trail Blazers tras la repentina salida de Pau Gasol

El panorama de los Blazers tras los últimos acontecimientos es incierto. Los finalistas de conferencia son ahora antepenúltimos del Oeste.

Damian Lillard y C.J. McCollum
Rocky Widner GETTY IMAGES

A los Trail Blazers les están entrando los siete males. La mala racha en la que están sumidos y la inestabilidad en la plantilla se acrecentan y la posición de poder en la que estaban tras lo hecho en la temporada pasada les hace todavía más vulnerables. Los finalistas de la Conferencia Oeste el pasado mes de mayo son una caricatura en el inicio de la 2019/20 y su Dúo Dinámico de grandes estrellas, Lillard y McCollum, se está viendo imposibilitado para revertirlo. 

La baja de Pau Gasol es el último fallo de planificación al que se están enfrentando. El español se ha intentado recuperar de una fractura navicular por estrés en el pie izquierdo, pero la recuperación se va a alargar y la franquicia ha preferido utilizar su puesto para rellenarlo con otros jugador que sí pueda aportar en estos momentos. El jugador confirmó que ya había hablado de esta posibilidad con el equipo, lo que puede hacérsele un tanto incomprensible a los aficionados que se le firmara viendo que eran uno de los candidatos a todo más fiables. 

Muy mal inicio, mucho que cambiar

A los de Oregón les ha mirado un tuerto en este inicio de temporada, como a muchos otros equipos. Y en esa posición, la interior. Llegaron a jugar un partido en el que el único pívot sano que tenían era el haitiano Skal Labissiere. Hassan Whiteside es la referencia y no convence para nada, en verano perdieron a Meyers Leonard y Jusuf Nurkic continúa recuperándose de su grave lesión, Zach Collins también se ha lesionado y ya no tienen a Moe Harkless y Al-Farouq Aminu, que podían pasar al '4' si era necesario.

Ahora es Carmelo Anthony el que ha agitado la plantilla. Su llegada, también para poder jugar de ala-pívot si tomamos de referencia su debut con el equipo, hará que cambien las dinámicas y que algunos aspectos del juego de Stotts se tengan que adaptar a él y no al revés. Melo ha estado sin jugar en la NBA y está falto tanto de ritmo de competición como de adaptación a un equipo que mantiene una estructura más o menos fija desde hace unos años. Con él será cuestión de esperar, pero están en Portland para poco inmovilismo: 5-10 de balance y antepenúltimos del Oeste

Las dos estrellas también tienen su parte de responsabilidad. Lillard está jugando más minutos que nunca, más de 38, y le está pasando factura: en la última mala de racha (tres partidos perdidos de cuatro disputados) ha bajado la puntuación (promedia 28,6 pero sólo 17,8 en éstos) y se ha colocado en un 28% de acierto en tiros además de atravesar problemas en la espalda. McCollum está también sus mejores medias de puntos (21,3), pero lanza más y falla más que nunca desde fuera del arco además de empeorar en el total de sus lanzamientos. En resumen, tiran del carro pero no son tan fiables como en los últimos años... Y no tienen mucha ayuda. Anfernee Simons es la sorpresa positiva del equipo actuando como suplente, aporta lo que otros jugadores de corte ofensivo como Hood, Hezonja o Bazemore no alcanzar a ofrecer. 

Aspectos que dominaban han pasado a ser un engorro. Son un equipo individualista, el peor de la NBA en asistencias (ratio de 13,6, comparación con pérdidas de 1,2 y porcentaje de 45,9%), que pelea mal por los rebotes (deja 49,2 por partido a su rival, el peor dato) y deja segundas oportunidades (16,3 puntos, el peor dato), el que menos aprovecha los errores del rival (14,1 puntos tras pérdida del contrario) y el que más tiene que tirar de aclarados (54,1 tantos sin pase de canasta). Son sólo algunos datos que respaldan fallas en la estructura a lo que se tienen que poner ya si no quieren que se les escape el tren. Y Pau Gasol, a esperar lo que llegue después.