Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
  • Hoy en As
LaLiga Santander
Liga Endesa ACB
San Pablo Burgos BUR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Mundial de Clubes
Serie A
Brescia Brescia BRE

-

Lecce Lecce LEC

-

Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

Real Madrid Real Madrid

Fase de Grupos - Jornada 9

104

Finalizado

76

Khimki Moscú Khimki Moscú
  • 1C31-25
  • 2C34-17
  • 3C27-14
  • 4C12-20

EUROLIGA | 9ª JORNADA

Un Madrid desatado

El equipo blanco arrasa al Khimki en tres cuartos y medio de fábula: 81-44. Los 65 puntos al descanso son su récord en la Euroliga. Randolph hizo 5 de 6 de tres y Mickey puso 4 'gorros'. Victoria 500 de la era Laso.

Si es martes, toca Euroliga, no hay equívocos. El inicio de una nueva doble jornada. El Madrid y los grandes priman la competición continental y la mejor demostración la hemos visto en el WiZink Center. La falta de recursos y la catarata de errores del domingo por la tarde en Bilbao, se convirtió en apenas 48 horas en un aluvión incontenible de juego ofensivo y acierto casi lascivo desde el triple; pero no solo, también hubo una brillante colección de mates y de tapones y hasta siete 2+1 (doce si añadimos los del Khimki).

Tuvimos que sacar la calculadora y tirar de registros históricos porque durante muchos minutos el Madrid amenazó con derribar varios récords. En el último cuarto y medio bajó el pistón, le sobraba arrebato encestador aunque tampoco había que desperdiciar energía con el CSKA asomando ya en la siguiente esquina. El gran ogro blanco en la historia europea llega este viernes al Palacio listo para otro clasicazo.

Los de Laso rompieron en mil pedazos a los de Kurtinaitis en un segundo cuarto diabólico, en el que mantuvieron el frenesí anotador del primero y además limitaron a Shved y compañía hasta el extremo. La armada amarilla se perdió por el desagüe, diluida como un azucarillo. Un parcial de 41-14 simbolizó el directo a la mandíbula moscovita. Pese a sus millonarios esfuerzos aún es de cristal por estas pobres actuaciones defensivas que ofrece con cierta asiduidad. Del 24-25 del minuto 8 al 65-39 del 19.

El colíder era pasto de las llamas del juego local y ambos igualan ahora en la clasificación. A la exhibición inicial de Campazzo (10 puntos, 4 asistencias y 18 de valoración en 10 minutos) y de Randolph (16 tantos y 20 créditos en 13:31, 5 de 6 triples al final), se sumó en el segundo acto un brillantísimo Jordan Mickey (11 y 17 entonces, 4 gorros).

Victoria 500 de la era Laso

El Real iba camino de batir su mejor registro encestador en la Euroliga que es de 116 puntos, vigente desde 2000, pero alcanzó los 100 a falta de 5:40 ya en clara desaceleración. Había tocado los 37 de ventaja (81-44) y ahí dio un respiro al Khimki, que parecía una marioneta en manos de un niño travieso. Recuerden cómo tropezó en Miribilla, esos 32 triples marrados de 38 intentos y el 5-4 de la prórroga, porque queda claro que había ganas de desquite. Lo hubo y fue total. Taylor, hasta que se retiró sangrando con una posible fractura de nariz, y Llull (6 asistencias) hicieron un muy buen trabajo atrás sobre Shved que lanzaba poco (para lo que es él) y pasaba menos (nada).

Tavares coleccionó números imponentes (15 puntos sin fallo) y apiló sensaciones frente a un Devin Booker que saludó juguetón y se despidió escaldado. Solo Kramer y Gill mostraron algo de orgullo torero mientras Jerebko cerró una noche para olvidar. También se reencontró Thompkins consigo mismo en el tramo final. Era su debut continental este curso. Un día de felicidad, para recrearse: muchas sonrisas y ningún aprieto. Un total de 104 puntos después de un cuarto y medio con el freno de mano echado y solo un jugador con más de nueve tiros (Mickey, once). Un Madrid desatado para celebrar la victoria 500 de la era Laso.