Competición
  • Champions League

DALLAS MAVERICKS

Doncic: "Nunca iría al Barcelona, el Real Madrid es mi familia"

El base esloveno atendió a AS tras su partido en el Madison de Nueva York: "Entiendo el recibimiento a Mirotic. No solo jugó en el Madrid, es que el Madrid lo crio".

En las entrañas del viejo Madison Square Garden, planta sexta, donde firmó el triple doble número trece de su carrera (33 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes), pero otra vez sin premio ante los Knicks (dos derrotas para los Mavericks en dos partidos ante los neoyorquinos), Luka Doncic termina de vestirse en el vestuario visitante mientras Mark Cuban, dueño de la franquicia, pasa por allí con cara de pocos amigos. Doncic, vaqueros y camiseta blanca, atiende sentado a un corrillo de medios de comunicación, entre ellos AS (único español), al que contesta amablemente en castellano todas sus preguntas. "Me alegro de que la afición en España me siga. Me siento un poco español. Viví siete años allí. Muchas gracias a todos los que me siguen todos los partidos por la noche. Lo agradezco mucho", empieza Doncic, que cuenta también que estuvo siguiendo un rato el Clásico de la Euroliga. "Vi la segunda parte. Me desperté un poco antes de la siesta para verlo... Siempre quiero que gane el Madrid y creo que se lo merecieron".

El esloveno, que protagonizó una de las anécdotas de la noche cuando al principio del partido Spike Lee, en plan bromista, le negó un balón en la banda para sacar rápido antes de chocar su mano con el exmadridista, estuvo al tanto por supuesto del recibimiento a Nikola Mirotic en el WiZink Center. Y por sus palabras, puede decirse que entendió la hostilidad con el nuevo jugador del Barça: "Creo que él lo sabe. Es normal que tenga eso, todo lo que se ha creado en Madrid. No sólo ha jugado en Madrid, es que el Real Madrid lo crió". Preguntado si él cogería alguna vez ese puente aéreo para jugar en el Barça, fue contundente: "Nunca lo haría, nunca. El Madrid es mi familia".

Quiere estar en los playoffs... y en el Preolímpico

Doncic, por cierto, negó las informaciones que revelaban que había bajado considerablemente su peso: "No sé dónde salió, pero no he perdido ocho o nueve kilos. Simplemente he hecho un trabajo de cuidado de mi cuerpo que me ha ayudado mucho". Autocrítico pese a sus 33 puntos ("he jugado mal, especialmente en defensa"), fue lacónico cuando habló de sus objetivos de la temporada. Nada de ir al All-Star o estar en alguno de los quintetos ideales del curso, sino mucho más concretos y colectivos: "El objetivo que tengo es estar en los playoffs con los Mavericks".

El base también confirmó que estará con Eslovenia en el Preolímpico, de donde saldrán los últimos cuatro clasificados para los Juegos Olímpicos: "Sí, sí. Voy a jugar seguro así que esperemos que nos clasifiquemos". Por último, y preguntado por qué echaba de menos de Madrid, ciudad tan diferente a Dallas, contestó: "Todo, sobre todo a mis compañeros". Dicho lo cual, uno de los responsables de prensa de los Mavericks dio por cerrado el turno de preguntas y Doncic se perdió por la parte trasera del vestuario visitante del Garden mientras otros compañeros suyos, como el gigante Marjanovic (2,24), seguían atendiendo a los medios y Kristaps Porzingis daba una improvisada rueda de prensa tras jugar por primera vez ante su exequipo en la Gran Manzana. "Ha sido duro para él, pero ha tenido un comportamiento muy profesional, como él es", resumió Doncic, el número 77 de los Mavericks.