Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

Valencia Basket Valencia Basket

Fase de Grupos - Jornada 8

82

Finalizado

56

B. Munich B. Munich
  • 1C20-16
  • 2C19-13
  • 3C20-18
  • 4C23-9

EUROLIGA | VALENCIA-BAYERN

El Valencia abandona el farolillo rojo tras vencer al Bayern

El Valencia Basket consigue su segundo triunfo en Euroliga de la mano de la excelente dirección de Vives y Colom. Marinkovic (19 puntos) y Dubljevic, geniales.

A la Euroliga no se viene a disfrutar. Y menos un equipo como el Valencia. Pero dada la situación taronja, un partido como el que ganó al Bayern es oro puro. Para el cuerpo y, sobre todo, para la mente. Dirigidos de manera sobresaliente por Vives y Colom, el equipo de Ponsarnau dio atisbos de parecerse a ese equipo coral que ganó la Eurocup la pasada temporada. Más de cinco jugadores taronjas estuvieron a un nivel de notable en varias fases del partido. Marinkovic (19 puntos); Vives, con siete puntos mágicos en el tercer cuarto, cuando el Bayern se acercó; y Dubljevic (MVP del partido), fundamental para parar a Monroe y potente para agarrar el partido con acciones decisivas, fueron los mejores del Valencia. Pero Colom, un renacido Motum y San Emeterio se sumaron a la fiesta del brote taronja en la Fonteta.

Cierto es que el Bayern Munich firmó un partido ridículo en la Fonteta: 21 pérdidas y algunas acciones quijotescas en el último cuarto. Pero la victoria llega a La Fonteta como agua de mayo. Era el momento de los jugadores. Su apoyo al técnico salvó, en cierta medida, a Ponsarnau. Tenían cuatro partidos en casa para demostrarle al coach que estaban con él. Y en el primero al menos, así fue. Ganó a un rival de su liga y deja el farolillo rojo (2-6). Si no es un punto de inflexión se le parece mucho. Zaragoza y Zenit tendrán la palabra en los próximos cuatro días.

Valencia Basket empezó la casa por los cimientos y de entrada apretó al Bayern en defensa. Dubljevic y Labeyrie taparon la vía hacia la canasta de Monroe y así cogieron las primeras rentas con un Vives anotador y un Marinkovic con la puntería afinada (14-7, min. 6). Radonjic lo paró y de ahí salieron los alemanes con otra intensidad defensiva. Sin embargo, Valencia, a base de tiros libres, fue manteniendo la renta. Una canasta de Nelson, tras rebote ofensivo, que le dolió mucho a Ponsarnau lo dejó en 20-16 al fin del primer acto.

El segundo acto arrancó con Loyd tomando la manija de las operaciones pero esta vez el americano era el primo apocado del que se salió en Atenas. Salvo una canasta que firmó en suspensión no terminó de entrar en calor y un taponazo que le endosó Monroe acabó de mandarle al banquillo. Una canasta de Monroe en el poste bajo y un triple de Maodo Lo pusieron la primera y única renta bávara (24-25, min. 14) en todo el partido. Pero justo ahí, el Bayern se descompuso, en ataque y en defensa. A la primera canasta de Motum le sucedieron otra de Colom, ocho puntos seguidos de Marinkovic, otra de Labeyrie y otra de Vives. Por medio, un sinfín de fallos y pérdidas (10 en los dos primeros cuartos) germanos. El resultado fue un parcial de 15-2 y la máxima renta para el Valencia Basket (39-27, min. 19) en toda la primera mitad. Otro rebote ofensivo doloroso acabó con canasta de Jedovic y así se llegó al descanso.

Tan relajado llegó Valencia Basket al mismo que, en un minuto, Lucic les clavó siete puntos y dejó en casi nada todo lo bueno que habían hecho los taronjas en la primera mitad. Pero entonces Vives cogió la capa y se vistió de Superman. Tiro de dos, asistencia a Doornekamp y triple sobre la bocina de posesión para poner las cosas en su sitio. El Bayern volvió a cegarse. Un triple con algo de suerte de King precedió al huracán Motum. Tenía la rabia contenida el australiano. Una entrada y dos triples del aussie pusieron la máxima renta (59-44, min. 29) y desató la euforia en la Fonteta. Lo, con un triple recortó algo la renta para encarar el último acto.

Tal y como acabó el anterior, empezó el último cuarto: Lo, de tres. Dos pérdidas seguidas de Tobey y Dubljevic pusieron el 'ay' en la Fonteta. Pero Dubljevic no había dicho su última palabra. Asistido por un talentoso Colom completó un 2+1 circense y un mate tras pase de espaldas del andorrano. Colom trufó sus asistencias al pívot con dos triples que mataron el partido. El Bayern, en la línea de todo el partido, era un carrusel de errores y, sobre todo, pérdidas. El Valencia se gustó por primera vez en Euroliga. Y al menos hoy, nadie se acordó de Ponsarnau.